Turismo en otoño: Washington DC

Turismo en otoño: Washington DC

Foto: Vista de la Universidad de Georgetown sobre el río Potomac en otoño, con la catedral Nacional de Washington en el fondo. Patrick Neal, Creative Commons (CC BY-SA 3.0)

Foto: Vista de la Universidad de Georgetown sobre el río Potomac en otoño, con la catedral Nacional de Washington en el fondo. Patrick Neal, Creative Commons (CC BY-SA 3.0)

Camila Ogallar- La mayoría de las personas eligen el verano o la primavera para hacer turismo, pero el otoño es una estación ideal, por ejemplo, para conocer Washington DC, ciudad de características únicas. Con vuelos directos desde más de treinta destinos internacionales, es una mezcla perfecta entre cultura, arte y diversión. Museos, monumentos, embajadas, barrios históricos y universidades la convierten en una de las ciudades más importantes del mundo.

¿Cuántas veces la hemos visto proyectada en películas o en series? Las calles del barrio chino o las bellísimas casas palaciegas de Georgetown. Pues en vivo y en directo es todavía más maravillosa.

Washington DC es práctica y fácil de recorrer, ya que muchos de sus grandes atractivos turísticos se concentran en el enorme National Mall. El Capitolio, la Casa Blanca, el memorial de Lincoln, el Pentágono o el cementerio nacional de Arlington son sitios que no podemos dejar de visitar.

Destacan sus innumerables recintos culturales de gran calidad, la mayoría gratuitos: el Museo Nacional del Aire y del Espacio, el Museo Nacional de Historia Americana, o el memorial de la Segunda Guerra Mundial. El Capitolio y la Casa Blanca son los edificios más distintivos, pues ahí reside el Gobierno de Estados Unidos y la Casa del Pueblo, lugares que, aunque sea un instante, hacen que el visitante se sienta parte de la historia de este país. La biblioteca del Congreso, de las más grandes del mundo, se encuentra a tan solo una cuadra del capitolio; es casi obligatorio hacer la visita guiada, no solo por lo que representa sino también por la belleza del edificio.

Georgetown, donde vive la clase alta, es el barrio tradicional e histórico de Washington DC; da a las riberas del río Potomac. Es un gran lugar para pasear, tomar algo en algún bar, hacer compras o comer en los restaurantes de moda. Otro barrio que vale la pena recorrer, para cambiar de escenario, es Chinatown. También, aunque un poco más alejada (veinte minutos en auto), se encuentra Alexandria, pequeña ciudad satélite de Washington. Tiene un centro histórico conocido como Old Town que por su belleza se convirtió en atracción turística y visita obligada; además ofrece muchas posibilidades de vida nocturna.

Al ser una ciudad de gran magnitud e importancia, está perfectamente preparada para el turismo: autobuses, cruceros por el río Potomac, excursiones a los monumentos conmemorativos de guerra o al cementerio nacional de Arlington, alquiler de bicicletas, vehículos eléctricos o bicitaxi, hoteles para todos los presupuestos y gran variedad gastronómica. Es cosmopolita pero también tiene mucha historia; ideal para los amantes de la política y para quienes gustan de hacer compras o simplemente pasear.

Washington DC tiene tantos lugares para conocer, aprender y apreciar que es muy difícil describirla en pocos párrafos, pero espero que estos hayan servido para atraer a los turistas.

Prioridad en Oregón: tránsito

Prioridad en Oregón: tránsito

Los hijos ponen a prueba el matrimonio

Los hijos ponen a prueba el matrimonio