Socios de la SFLHCC. Hoy, Alicia Portella: “Soy la dueña de mi tiempo”

Socios de la SFLHCC. Hoy, Alicia Portella: “Soy la dueña de mi tiempo”

Foto: SFLHCC

Foto: SFLHCC

Ana Stollavagli- “Cada uno de mis clientes es único, y así es exactamente como los trato”, dice Alicia Portella en su sitio de internet de agente inmobiliaria. Y lo confirma en una charla amena con Tilde Noticias, donde repasa su vida personal y empresarial, y habla de su feliz retorno a la Cámara de Comercio Hispana del Sur de Florida.

¿Cómo fueron sus comienzos en Estados Unidos?

Llegué de Cuba en 1961 y me puse a trabajar, con un bebé de seis meses y veinticico dólares en el bolsillo. Hoy tengo setenta y cinco años. Mi primer empleo fue en la oficina de créditos de las tiendas Sears, donde estuve quince años, a 1.25 dólares la hora. Nunca me iba a hacer millonaria (risas).

¿Y por qué eligió el negocio de las propiedades?

Mi hermana estaba comprando casas en for closure, en la época de la crisis del petróleo, y me dice: “¿Por qué no sacas la licencia de realtor? Así lo hice y empecé a tocar puertas, y así empezó mi carrera como realtor hace cuarenta años. Hoy puedo vivir en la playa, en Miami Beach. Y me hice broker, también lo fui en Texas.

¿Cuándo llegó a la Cámara de Comercio Hispana del Sur de Florida?

A Liliam López (presidenta de la SFLHCC) la conozco hace veintiuno o veintidós años, en la Cámara. Yo había enviudado, y cuando me volví a casar, me desasocié. Hace dos meses, me reencontré con ella en un elevador, nos abrazamos y volví. Liliam tiene la mejor organización para la gente de Florida, para que la gente se conozca y se ayude. Ahora voy a sumarme a un comité de salud. La quiero y la admiro; lo que ha hecho es impresionante.

Volvamos a 1961, ¿se imaginaba que tendría tanto éxito?

No, era una niña… con un bebito y a buscar sueños. Me di cuenta de que nadie te va a pagar lo que tú vales. Yo he tomado proyectos de casas nuevas, de doscientas unidades. Pero me vine a un edificio de la playa donde he vendido departamentos de cuatro millones de dólares. Mi perspectiva subió.

¿Y cuál es su fórmula para alcanzar estos logros?

Tengo una actitud positiva, ni televisión miro. Me gusta crear, ayudar, llevarle a las personas la esperanza de que pueden lograr lo que sea. Trabajo siete días a la semana, pero soy la dueña de mi tiempo. No me puedo sentar, aunque podría hacerlo. Estoy retirada, pero solo de “papeles” en la Seguridad Social. Ayer trabajé hasta las diez de la noche y ahora tengo que firmar un contrato. Yo no busco a nadie, son todos referidos. Y esta no es mi única actividad…

¿Qué más hace?

Mi legado es ayudar a otras personas a que progresen, y el Real Estate no se lo puedo dejar a nadie, así que hace dos años estoy en Amway, una tienda de productos naturales, con más de 450 productos biodegradables y económicos. Es la compañía de redes más grande del mundo, que da la oportunidad a las personas de no trabajar más que para sí mismas. Llegué a un nivel de ventas tal, que me invitaron a un viaje con mi marido, con pasajes y estadía pagos, para conocer la compañía.

La conversación se interrumpe con un llamado telefónico. Es una de las clientas de Alicia. Tienen que firmar papeles de negocios, pero antes se encontrarán a tomar un rico desayuno, como cada vez que vuelven a verse. Como también dice en su página de internet: “No mido mi éxito en las ventas, sino por las relaciones que construyo a lo largo del camino”.

Viva Miami 2017: una cita con la comunidad hispana

Viva Miami 2017: una cita con la comunidad hispana

La Fiesta del Pueblo llega de nuevo a Raleigh, Carolina del Norte

La Fiesta del Pueblo llega de nuevo a Raleigh, Carolina del Norte