Trump cumple su promesa de arrestar indocumentados, pero ¿a qué costo?

Trump cumple su promesa de arrestar indocumentados, pero ¿a qué costo?

Michael Vadon, 7 de septiembre de 2016 por Creative Commons (CC BY-SA 4.0)

Michael Vadon, 7 de septiembre de 2016 por Creative Commons (CC BY-SA 4.0)

David Guzmán Fonseca- La candidatura del presidente estadounidense Donald Trump tuvo como pilar fundamental una retórica antimigratoria que culpaba de gran parte de los males de su país a los indocumentados que vivían y trabajaban en él. Uno de sus puntos de campaña fue la construcción de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, así como prometió comenzar la deportación masiva de inmigrantes indocumentados desde el primer día de su mandato.

Hasta el momento, el tema del muro se ha vuelto más complicado de lo que el ahora presidente pensaba y, contrario a su voluntad, no parece que México esté dispuesto a pagar por esta obra que costaría, según los cálculos de Trump, unos 10,000 millones de dólares (aunque sus estimaciones empezaron en 4,000 millones), pero que según un reporte de los Senadores Demócratas en el Congreso podría llegar a los 70,000 millones de dólares, más de siete veces lo que creía el magnate.

Sin embargo, lo que sí parece estar cumpliendo es con su promesa de perseguir a los inmigrantes, ya sean indocumentados o no. De acuerdo con estadísticas reveladas por el U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE), durante los primeros cien días del mandato de Donald Trump, que inició con las órdenes ejecutivas que promovían la deportación de indocumentados, se han arrestado a más de 41,300 personas que se sospecha son indocumentadas o se ha confirmado que lo son. Esto significa un aumento del 38% con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se arrestó a cerca de 30,000 individuos (de enero 22 a abril 29).

El mismo informe publicado por ICE revela que de estos arrestos, un 75% de ellos corresponden a individuos con antecedentes criminales. No obstante, es necesario aclarar que solo 2,700 de estos criminales tienen antecedentes por homicidio, secuestro, violación o asalto (un 6.5% del total), y gran parte de los cerca de 39,000 individuos restantes tenían como único crimen estar en los Estados Unidos sin sus documentos en regla.

Con todo esto se ha generado un fenómeno que el Gobierno de Trump no se esperaba, y es que el aumento en el número de capturas ha estado acompañado por una disminución en el número de deportados, ¿por qué?

Las razones son simples: por un lado, al aumentar de forma tan rápida el número de arrestados con potencial de ser deportados, los casos que deben ser resueltos por los jueces migratorios aumentan también y, por ende, hay una mayor tardanza a la hora de decidir si alguien va a ser deportado o no. Por otro lado, con anterioridad, gran parte de las deportaciones eran de inmigrantes que llegaban a las fronteras, por lo que el proceso era mucho más rápido. Debido a la decisión de Trump de enfocarse sin distinción en la deportación de todo inmigrante indocumentado (no tanto en inmigrantes indocumentados que hubiesen cometido crímenes graves como sucedía con el Gobierno Obama), gran parte de dichas deportaciones se producen lejos de las fronteras y muchas veces en las ciudades.

En este sentido, los nuevos métodos que vienen utilizando las autoridades migratorias para hallar y encarcelar a las personas sin papeles en los Estados Unidos se han vuelto alarmantes. Recientemente, una investigación de The Detroit News en Michigan reveló que ICE estaba utilizando mecanismos que se usaban para interceptar y monitorear a terroristas como herramienta para encontrar y encarcelar a indocumentados. El aparato, conocido como StingRay, actúa como una proxy de una torre de señal de celular a la que los diferentes celulares en el área de alcance se “cuelgan” y comienzan a enviar información privada (como es la localización, por ejemplo) al aparato que está bajo el control de las autoridades migratorias.

Más allá de que el celular del sujeto motivo de la investigación comience a enviar la localización al aparato, todos los celulares en el área también comienzan a hacerlo, lo que pone en jaque la privacidad de todos aquellos en el área.

Así, la promesa de campaña de Trump de perseguir a los inmigrantes indocumentados se está cumpliendo, pero en este caso debemos pensar que no solo está siendo a costa de las miles de personas a las que se arresta por el único motivo de ser indocumentadas sino también a costa de la violación de los derechos de gran parte de la población.

Costa Rica: biodiversidad y alegría, la combinación perfecta

Costa Rica: biodiversidad y alegría, la combinación perfecta

Venezuela, en el abismo

Venezuela, en el abismo