Viajar con niños en avión puede ser placentero

Viajar con niños en avión puede ser placentero

William Whyte, 19 de abril de 2007 por Creative Commons (CC BY-SA 2.0)

William Whyte, 19 de abril de 2007 por Creative Commons (CC BY-SA 2.0)

Camila Ogallar- Cuando uno tiene hijos, la cotidianidad se puede complicar. Por ejemplo, simplemente al ir a tomar un café, no es suficiente con llevar la billetera, sino que habrá que preparar una bolsa con comida para bebés, juguetes, pañales, etc. Si esto es necesario solo para ir al café acompañados de nuestro bebé, imagínense lo que sería volar ocho, diez o hasta trece horas en un avión; podrían ser horas de pánico, nervios y angustia, hasta que aterricemos y podamos sentir que logramos todo.

Pero no tiene que ser tan trágico. Para que los primeros años de nuestros hijos no nos vuelvan locos, es fundamental la organización: desde una rutina de horarios, hasta llevar siempre comida, pañales y juguetes de más en el bolso. Pero tampoco hay que llegar al extremo de la planificación, porque si no, pasaríamos todo el día organizando y dejaríamos de lado el disfrute de los primeros años de las personas que más queremos en nuestra vida.

Cuando vivimos lejos de nuestro país o simplemente nos gusta viajar, el avión es algo a lo que nos tenemos que enfrentar, tarde o temprano. Yo estoy dentro de los dos grupos: vivo lejos de mi país y me encanta viajar. Desde que mi hijo nació supe que pronto iba a tener que enfrentarme al avión. Nuestro primer viaje juntos fue cuando él, que ahora es el mayor, tenía seis meses, y hoy con tres años ya tiene en su pasaporte varios sellos de entrada y salida. Aquí les doy algunos consejos a los padres para que puedan pasarla lo mejor posible cuando viajen en avión.

•    Es fundamental elegir vuelos de noche. El bebé seguramente dormirá unas buenas horas; no aseguro que sean seguidas, pero que pase la mayor parte del tiempo dormido ayuda mucho.
•    Los bebés que pesan menos de diez kilos pueden dormir en las cunas que proporciona la aerolínea. Hay que pedir con anticipación los asientos de adelante, ya que en esa parte es donde se colocan estas.
•    En la mayoría de las aerolíneas hay menú para niños; también hay que pedirlo con antelación.
•    Si es para los pequeños, se permiten subir al avión líquidos y comida sin límite. Siempre es preferible llevar de más, ya sean pañales, leche de fórmula, comida, ropa, etc.
•    Durante el despegue y el aterrizaje, es recomendable poner el biberón o el chupete al bebé o amamantarlo para evitar que le duelan los oídos por el cambio de presión.
•    La lactancia materna no debe frenarse por un viaje en avión. Entiendo que es un momento que puede generar nervios o vergüenza, porque no podemos saber qué podría opinar nuestro vecino de asiento si amamantamos a nuestro hijo, ya que, lamentablemente, todavía hay gente que le puede incomodar algo tan natural. Para no pasar un mal momento, recomiendo usar un pañuelo para taparnos y ropa cómoda, como una camisa a la que solo haya que desabrocharle un botón. Otra opción es llevar biberones con leche propia, siempre y cuando nuestro bebe esté acostumbrado a tomarla. Como ya mencioné, no hay límites en el líquido que se transporta si es para bebés o niños.
•    Aunque no nos guste que nuestros hijos estén todo el día con el iPad, este es el momento de dejarlos que lo usen el tiempo que quieran; cuando pises la tierra todo volverá a la normalidad, no hay de qué preocuparse. También recomiendo llevar lápices, libros para colorear, juguetes preferidos, etc.
•    Llevar el medicamento de uso frecuente de nuestros hijos.
•    Hay que relajarse, empezar a disfrutar del viaje en el avión y no pensar que molestamos a los demás pasajeros. Son etapas de la vida, hoy nos toca a nosotros viajar con bebés, mañana serán otros y nosotros miraremos con nostalgia.

En mi opinión, no hay que dejar de viajar porque nos convirtamos en padres; todo lo contrario, si tenemos la oportunidad, hay que aprovecharla. Puede ser que cambien un poco los recorridos, los destinos y los tiempos, pero no así el placer de conocer nuevos lugares o visitar a gente que queremos.

¡Espero que sean útiles los consejos y buen viaje!

VOICE: ¿Una incitación al odio?

VOICE: ¿Una incitación al odio?

Los vehículos eléctricos son cada vez más populares

Los vehículos eléctricos son cada vez más populares