Los vehículos eléctricos son cada vez más populares

Los vehículos eléctricos son cada vez más populares

El Chevrolet Bolt, lanzado en 2017. Mario Roberto Durán Ortiz, 19 de noviembre de 2016 por Creative Commons (CC BY-SA 4.0)

El Chevrolet Bolt, lanzado en 2017. Mario Roberto Durán Ortiz, 19 de noviembre de 2016 por Creative Commons (CC BY-SA 4.0)

Carlos Aragao- En 1800, Volta inventó la primera batería, que llegó a ser conocida como la “pila voltaica”, y que constaba de pares de discos de cobre y de zinc apilados uno encima de otro, separados por una capa de tela o cartón empapado en salmuera.

 

Las baterías eran la principal fuente de electricidad antes del desarrollo de redes y generadores eléctricos a finales del siglo XIX. Las mejoras sucesivas en la tecnología de las baterías facilitaron que se produjeran importantes avances eléctricos, desde los primeros estudios científicos hasta el surgimiento de telégrafos y teléfonos, que eventualmente condujeron a computadoras portátiles, teléfonos móviles y coches eléctricos.

Pocos saben, pero aquí, en los Estados Unidos, el primer coche eléctrico exitoso apareció alrededor de 1890 gracias a William Morrison, un químico que vivió en Des Moines, Iowa. Su vehículo de seis pasajeros, capaz de alcanzar una velocidad máxima de 14 millas por hora, era poco más que una curiosidad electrificada móvil, pero ayudó a despertar el interés por los vehículos eléctricos.

Ha sido un largo camino desde la invención de Volta hasta la fabricación del primero Tesla, que revolucionó el mercado de vehículos eléctricos a nivel mundial.

Tesla fue fundada en 2003 por un grupo de ingenieros en Silicon Valley que querían probar que los coches eléctricos podrían ser mejores que los autos movidos a gasolina. Con excelente torque, potencia increíble y cero emisiones, los productos de Tesla serían autos al parecer sin desventajas. Cada nueva generación sería cada vez más asequible, ayudando a la compañía a trabajar en su misión: acelerar la transición del mundo a la energía sostenible.

Los ingenieros de Tesla diseñaron primero un sistema para un coche deportivo construido alrededor de un motor de inducción de corriente alternada, patentado este último en 1888 por Nikola Tesla, el inventor que inspiró el nombre de la compañía.

Como resultado, la empresa lanzó el Tesla Roadster en 2008. Al acelerar de 0 a 60 millas por hora en 3.7 segundos y al lograr un rango de 245 millas por carga de su batería de iones de litio, el vehículo estableció un nuevo estándar para la movilidad eléctrica, provocando un frenesí de inversión en la tecnología por parte de los fabricantes tradicionales de automóviles, lo que culminó este año con el lanzamiento del Chevrolet Bolt de General Motors que es, hasta este momento, el único vehículo completamente eléctrico con una autonomía de 238 millas y accesible a la gran población por su relativo bajo precio. Es también un vehículo ágil y versátil: acelera de 0 a 60 millas por hora en solamente 6.5 segundos y viene equipado con las mayores novedades tecnológicas disponibles en el mercado.

Curiosamente, esta no es la primera incursión de General Motors en la fabricación de un vehículo totalmente eléctrico. Entre los años 1996 y 1999, General Motors sacó el EV1, considerado el primer vehículo eléctrico de la era moderna producido en serie por un fabricante de automóviles importante. Fue el primer automóvil GM diseñado para ser un vehículo eléctrico desde un principio, además de ser el primer y único automóvil de pasajeros en ser vendido bajo la marca corporativa General Motors en lugar de ser producido bajo una de sus divisiones.

La suspensión en la producción del EV1 sigue siendo controvertida, con entusiastas de autos eléctricos, importantes grupos defensores del medioambiente y excompradores de EV1 que acusan a GM de autosabotear su programa de automóviles eléctricos para evitar pérdidas potenciales en ventas de repuestos y por conspirar con la industria petrolera para mantener los coches eléctricos alejados de la carretera. Como resultado de la recuperación forzosa y la destrucción de la mayoría de estos vehículos, un EV1 intacto es uno de los coches más raros de los años noventa.

Los coches eléctricos todavía constituyen menos del 1% de las ventas de automóviles de Estados Unidos, y menos aún de la flota mundial, que ahora se acerca a 2,000 millones de vehículos. Pero Japón cuenta ahora con más estaciones de recargas para vehículos eléctricos que estaciones de servicio para vehículos movidos a gasolina, con 40,000 estaciones de carga rápida alrededor de la isla. Animados por la experiencia de Japón, otros países están mejorando su infraestructura de vehículos eléctricos. Un reciente informe estima que las ventas de coches eléctricos podrían alcanzar los 41 millones en todo el mundo en 2040.

Viajar con niños en avión puede ser placentero

Viajar con niños en avión puede ser placentero

Bibliotecas del Condado de Multnomah. “En la biblioteca, hablamos tu idioma"

Bibliotecas del Condado de Multnomah. “En la biblioteca, hablamos tu idioma"