Los mexicanos en EE. UU. son menos de la mitad del total de indocumentados

Los mexicanos en EE. UU. son menos de la mitad del total de indocumentados

Jonathan McIntosh, 1 de mayo de 2006 por Creative Commons (CC BY 2.5)

Jonathan McIntosh, 1 de mayo de 2006 por Creative Commons (CC BY 2.5)

Iralee Acosta- Durante los últimos diez años, los mexicanos fueron mayoría dentro de los inmigrantes no regularizados en Estados Unidos. No obstante, de acuerdo con un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Pew (Pew Research Center), mientras que el número de indocumentados originarios de países distintos a México, principalmente de Centroamérica y Asia, va en aumento, la cifra de mexicanos baja y ahora estos representan menos de la mitad.

En 2007, poco antes de la Gran Recesión, el número de mexicanos indocumentados llegó a su cifra más alta, al sumar 6.9 millones (el 57% aproximadamente), pero, al mismo tiempo, la cantidad total de personas sin regularizar su situación en Estados Unidos era superior a la de hoy y alcanzó los 12.2 millones. Fue justamente después de este periodo de recesión (el tercero más largo desde la Gran Depresión de 1929), que trajo consigo el enfriamiento del mercado laboral, cuando la cifra de mexicanos no regularizados comenzó a disminuir.

Con base en los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, Pew afirma que la cifra total de inmigrantes no autorizados para residir en el país ha pasado de los 11.3 millones en 2015 a los 11 millones en 2016. Mientras que en 2014 había 5.8 millones (un 52%) de mexicanos sin papeles, al año eran 5.6 millones (51%) y, pese a que en 2016 la cantidad era la misma, su porcentaje descendió a menos del 50%, pues los inmigrantes procedentes de otros lugares llegaron a los 5.7 millones.

Sin embargo, es necesario hacer un paréntesis para aclarar que aunque el número de inmigrantes indocumentados ha decaído significativamente en la última década, este es tres veces mayor al de población ilegal en 1990 (3.5 millones).

Según el Centro de Investigaciones Pew: “Mientras descendía el número de mexicanos sin papeles, creció el de inmigrantes indocumentados de otras partes del mundo, especialmente de Centroamérica y de Asia”. La ola de violencia y la crisis económica en países como El Salvador, Honduras y Guatemala ha provocado el aumento de la población inmigrante no regularizada originaria de estos países. Pew informó que la cifra de asiáticos indocumentados, procedentes de China e India principalmente, incrementó de 1.4 millones en 2014 a 1.5 millones en 2015 y que el número de centroamericanos indocumentados pasó de 1.6 millones en 2009 a 1.8 millones en 2015. Asimismo, durante este último periodo, la cantidad de sudamericanos que ingresaron a Estados Unidos de manera ilegal a través de México descendió.

Por otra parte, de acuerdo con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, COMAR, México ha pasado de ser un país conocido por el alto número de ciudadanos que decidían emigrar hacia el norte en busca de una mejor vida a ser una nación que acoge inmigrantes. Cada vez son más las personas que deciden irse a vivir a México, no solo desde Estados Unidos, sino desde otros países de Centroamérica, que las personas que deciden abandonarlo.

El número de migrantes, especialmente centroamericanos, que pasa por México cada año supera los 400,000, de los cuales, entre noviembre de 2016 y marzo de 2017, alrededor de 5,241 iniciaron el trámite para solicitar asilo en dicho país, lo que equivale a más del doble en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Tal es el caso de Carlos, quien llegó a México desde El Salvador en marzo del presente año junto con su esposa embarazada y dos hijos pequeños. Originalmente se dirigían a Estados Unidos persiguiendo el sueño americano; sin embargo, al llegar al estado fronterizo de Chihuahua (al norte de México), decidieron asentarse ahí. Carlos declaró que “cada vez es más peligroso intentar cruzar la frontera ilegalmente y tener éxito”, por lo que, debido al embarazo de su mujer y a la calidez que habían recibido por parte de los chihuahuenses con los que se habían encontrado, en México veían un futuro más prometedor que en su país, y a su vez más tranquilo que el que pudieran llegar a tener en Estados Unidos, especialmente bajo el Gobierno del presidente Trump.

Según la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, las peticiones de asilo en México han aumentado más de un 1,000% entre 2011 y 2017, pasando de cientos de casos hasta acercarse a los 9,000. El éxodo desencadenado en el triángulo norte de Centroamérica, muy similar al que padecieron miles de sus habitantes en los años ochenta por las guerras de aquel momento, es en definitiva uno de los causantes de que estos números se hayan disparado tremendamente. Otro de los motivos es la crisis socioeconómica de Venezuela, que ha hecho no solo que la inflación creciera de forma desorbitada en el país, sino también la delincuencia. Entre 2012 y 2015, la cifra de venezolanos que llegaron hasta la antigua Tenochtitlán con visas laborales se triplicó y otros tantos arriban de manera ilegal, en gran parte por la falta de restricciones que tiene esta nación para los turistas.  

Sin duda, estos datos parecen indicar que ahora el Gobierno estadounidense del presidente Trump, que en su campaña presidencial se enfocó en deshacerse de los inmigrantes mexicanos principalmente, tendría que volver a hacer sus cálculos en lo relativo al tema de la inmigración ilegal, pues, el grupo de indocumentados que tantos dolores de cabeza le ha provocado, poco a poco, se convierte en minoría.

¿Quién miente? James Comey testifica sobre la extraña solicitud de “lealtad” por parte de Trump

¿Quién miente? James Comey testifica sobre la extraña solicitud de “lealtad” por parte de Trump

Cuba: un ‘boom’ informático por ahora bajo el control del régimen

Cuba: un ‘boom’ informático por ahora bajo el control del régimen