Cómo beneficiarse del DACA si decide viajar

Cómo beneficiarse del DACA si decide viajar

Alex Grichenko (CC0)

Alex Grichenko (CC0)

Rishi P. Oza, Esq.- Aún con toda la atención puesta en los cambios migratorios de la Administración del presidente Trump, un camino poco conocido por las personas con DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) es el que han empezado a seguir abogados y profesionales de inmigración para ayudar a los clientes en su intento por obtener el estatus legal de residencia permanente.

Como muchas personas ya saben, DACA fue creado por la administración de Obama como una forma de otorgar documentos de permiso de trabajo a los individuos llegados a los Estados Unidos de niños. Estas personas tienen que probar que califican para DACA demostrando su presencia física en Estados Unidos, proporcionando el título de haberse graduado de una preparatoria o high school (o de haber obtenido o bien estar en el proceso de obtener un GED), que no tienen ninguna condena grave y ofreciendo evidencias de que han mantenido de manera permanente su residencia en los Estados Unidos. A pesar de que en ocasiones resulte controversial, DACA ha ayudado a miles de personas jóvenes a obtener trabajo, a asistir a universidades y también a ingresar en el ejército militar del país, todo con la promesa de que, gracias a este programa, se ayudará a la productividad nacional y mejorará las vidas de estos individuos en los Estados Unidos.

Algo poco conocido del programa DACA es que permite conceder documentos para que sus beneficiarios puedan viajar. Dichos documentos se otorgan solo en circunstancias limitadas: por razones humanitarias, de educación o por algo relacionado con el empleo. Si bien este tipo de situaciones no siempre se les presentan a todos aquellos que poseen el DACA (los que muestran la necesidad de viajar podrán obtener permiso de reentrada legal), no se debe subestimar su importancia. Como muchos beneficiarios de DACA entraron al país sin inspección (lo que significa que entraron sin visa y no tienen forma de demostrar que entraron legalmente), la falta del sello de entrada legal se convierte en una barrera para aquellos que de otra manera podrían casarse con un ciudadano estadounidense o tener algún otro familiar que pida la residencia permanente. Sin embargo, conseguir documentos de viaje abre la posibilidad de obtener una prueba de entrada legal sin renunciar al estado de DACA y sin asumir demasiado riesgo.

Mientras las circunstancias de cada persona se deben tomar en cuenta antes de viajar, si un beneficiario de DACA, por lo demás calificado, viaja afuera de Estados Unidos y vuelve a entrar, se le puede proporcionar la prueba de entrada legal necesaria para solicitar la residencia permanente. Así, al volver a entrar, los beneficiarios de un documento de viaje de DACA recibirán un sello de permiso provisional y, de este modo, se les facilita el camino para obtener la residencia permanente con la ayuda de un familiar inmediato (cónyuge, padre o hijo) que lo patrocine, el cual debe ser ciudadano estadounidense.

En algunos casos, puede usarse para obtener hasta un estado de residencia permanente a través de un empleador, aunque las circunstancias de cada caso varían. Incluso si no hay una manera inmediata de obtener la residencia permanente a través de un familiar directo, se recomienda a individuos con DACA, si es posible, viajar, sobre todo, teniendo en cuenta que se desconoce lo que la actual Administración pretende hacer con el este programa. Por tanto, mientras la opción de viajar siga existiendo, se les recomienda a los individuos que califican que aprovechen este hecho.

Miles de personas ya se han beneficiado del programa y han solicitado su estatus de residencia permanente al volver a entrar a los Estados Unidos. Es importante destacar que el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos no exige a estos individuos salir por un tiempo determinado. A diferencia del caso de las solicitudes de perdón, en los que un individuo no puede ingresar a Estados Unidos por un periodo de tiempo específico, los documentos de viaje casi garantizan que no se impedirá la reentrada en el país.

Las personas que tienen procedimientos de expulsión pendientes, asuntos criminales o cualquier otro asunto que pueda ser motivo de preocupación deben buscar consejos legales antes de solicitar un documento de viajar. El resto, es decir, todos aquellos que nunca han tenido que presentarse en una corte de inmigración y que han vivido en Estados Unidos sin ningún problema, pueden explorar esta fisura, a menudo ignorada en el panorama actual de inmigración, para abrir un futuro que de otra manera sería imposible de obtener.

Escrito por Rishi P. Oza, Esq.

Abogado de Inmigración

Robert Brown LLC

Censo de 2020. Redefiniendo el ser hispano

Censo de 2020. Redefiniendo el ser hispano

VOICE: ¿Una incitación al odio?

VOICE: ¿Una incitación al odio?