Parques de Portland. Un paraíso para inmigrantes

Parques de Portland. Un paraíso para inmigrantes

El Festival Latino en el Parque Glenhaven, 2016. Cortesía de Portland Parks and Recreation.

El Festival Latino en el Parque Glenhaven, 2016. Cortesía de Portland Parks and Recreation.

Ana Stollavagli- Cuando el 22 de marzo el Ayuntamiento local reafirmó la condición de ciudad santuario de Portland, puso un ladrillo más en la construcción de un muro imaginario para defender a sus inmigrantes cuyo único delito es no tener “papeles”.

Tal como lo establece una ley estatal de Oregón desde 1987, la Comuna no colabora ni con dinero, ni con equipamiento ni con funcionarios en los operativos de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para detener a indocumentados sin antecedentes criminales. Además, participa activamente para protegerlos, brindando información en escuelas y distintas asociaciones, y capacitando a los empleados de todas sus agencias para no ofrecer información que pueda comprometer la seguridad de los habitantes extranjeros. Esto, sin embargo, no implica que vayan a mentir, obstruir o interferir en la labor de las agencias federales.

Tras la advertencia que el Fiscal General, Jeff Sessions, reiteró el 27 de marzo acerca de que el Gobierno nacional le quitaría los fondos federales a las localidades que acojan a expatriados sin residencia legal, el alcalde Ted Wheeler afirmó: “Durante más de ciento cincuenta años, Portland ha sido un destino para aquellos que trabajan duro con el propósito de crear una vida mejor para sus familias. No vamos a huir de esa historia. No seremos cómplices en la deportación de nuestros vecinos. Bajo mi liderazgo, este seguirá siendo un lugar acogedor y seguro para todas las personas sin importar su estatus migratorio”.

Y ese lugar “acogedor y seguro” se extiende a todos los rincones de la ciudad, incluidos sus parques. La agencia Portland Parks & Recreation (PP&R), dirigida por el comisionado Mike Abbaté, afirma: “Celebramos y valoramos la diversidad en nuestra ciudad, y queremos proporcionar igualdad de acceso a nuestros servicios para todos. No toleraremos ninguna discriminación basada en raza, origen étnico, país de origen, idioma nativo, edad, sexo u orientación sexual”.

En todas las lenguas

“Bienvenidas todas las razas y religiones” rezan los carteles escritos en español, inglés y otros trece idiomas en las instalaciones de PP&R. En las actuales y en las por venir, ya que hay parques en proceso de construcción y modernización en áreas con gran presencia de latinos y otras minorías. Como ejemplos, se pueden citar la renovación del Centro de Golf Colwood, las mejoras de accesibilidad del Lents Park, la puesta a punto de un campo de fútbol con iluminación, la refacción del estadio Walker (para que allí pueda jugar un equipo semiprofesional de béisbol) y la construcción del Gateway Discovery Park. Este parque de más de dos acres, ubicado al noreste de Halsey y la avenida 106, incluye espacios verdes, pista de patinaje y un área de picnic, y permitirá la provisión de servicios públicos para los barrios de Hazelwood, Mill Park y Woodland Park.

El nuevo Luuwit View Park, en tanto, se extenderá en dieciséis acres adyacentes a la Escuela Primaria Shaver, en el vecindario de Argay, y contará con un campo de fútbol y una cancha de baloncesto, jardines comunitarios, una zona vallada para perros sin correa y senderos para bicicletas.

Y el Thomas Cully Park, en el barrio de Cully, servirá a más de cuatrocientas familias sin acceso a áreas de esparcimiento y recreación, en lo que alguna vez fue una cantera de arena y grava, y luego, un relleno sanitario.

Por su parte, el emblemático Washington Park —en cuyos cuatrocientos cincuenta acres de extensión se levantan el zoológico de Portland y el Jardín Japonés, entre otras atracciones— será renovado con las ideas aportadas por la comunidad.

Otras mejoras en los parques de la ciudad son la construcción o ampliación de aceras, estacionamientos, desagües, zonas de juegos infantiles y centros de reunión para estudiantes y vecinos.

Muchos de estos espacios públicos, además, ofrecen desde clases de natación en español e inglés, hasta conciertos, películas y juegos gratis. La información está disponible en www.portlandparks.org.

En apoyo a los latinos

Portland también renovó su compromiso con Latino Network, una asociación formada en 1996 que presta servicios para la comunidad inmigrante, con programas educativos para niños, eventos culturales para toda la familia, atención de la salud, e información y asesoramiento sobre derechos civiles.

El 19 de agosto, Glenhaven Park será la sede del Festival Latino, en el que, además de un torneo de fútbol y varios espectáculos de mariachi y danzas folklóricas mexicanas, al caer la noche se proyectará, en español y con subtítulos en inglés, la película de Disney Moana.

El otro decreto

Así como muchas acciones e intenciones de Donald Trump atentan contra los indocumentados, hay otras que buscan protegerlos. El 2 de febrero, la gobernadora de Oregón, Kate Brown, emitió una orden ejecutiva para reafirmar la condición de estado santuario, en sintonía con la ya mencionada ratificación de ciudad santuario de Portland. “Las órdenes ejecutivas recientes del presidente Trump, que dividen y discriminan, no reflejan los valores consagrados en la Constitución de los Estados Unidos o los principios de Oregón”, Brown aseguró.

La urbe más poblada de Oregón le hace honor a su apodo de “ciudad verde”, no solo por proteger sus recursos naturales, sino también por garantizar que sus parques sean un lugar de esparcimiento sin fronteras ni muros para aquellos que le temen a la deportación por el solo hecho de carecer de documentos. Algo así como un paraíso en la Tierra en la que cada día trabajan por el sueño americano.

Una primavera trágica para el periodismo mexicano

Una primavera trágica para el periodismo mexicano

Futsal para todos

Futsal para todos