Futsal para todos

Futsal para todos

Rose City Futsal

Rose City Futsal

Ana Stollavagli- Yasmina prepara su pequeño bolso para ir a entrenar, como todas las semanas. Rafael se ajusta sus botines nuevos, de colores fluorescentes, y sueña con marcar muchos goles. Edgar se pone la camiseta de su equipo favorito de toda la vida. Aunque tienen cinco, dieciocho y cincuenta años, los tres comparten la misma pasión, bajo el mismo techo, en Rose City Futsal.

Tanto en su sede Este (inaugurada a principios del año en 10831 Cascade Ave., Tigard), como en la sede Oeste (5010 NE Oregon St., Portland), la empresa ofrece clases, prácticas y espacios de juego de fútbol soccer y futsal (fútbol sala), para todos los gustos y edades, ya sea con fines recreativos o profesionales.

Para todos los niveles de juego

La Academia de Jóvenes tiene un programa especial para ambos sexos (Select Team Development Program) que permite a sus integrantes entrenarse con los grandes talentos del deporte, tanto jugadores como directores técnicos.

Y los equipos seleccionados viajan fuera de la ciudad para participar en torneos como el Campeonato Mundial de Futsal, en Orlando, los Regionales de San José, California, o la Copa Montesilvano, en Italia.

Recientemente, también estuvieron en España, entrenando y jugando con las leyendas del Barcelona. Y ahora es el turno del seleccionado femenino en el Real Madrid.

Por su parte, los nacidos entre 1999 y 2009 que tengan habilidades especiales y participen en las primeras ligas pueden acceder a la Academia avanzada.

Rose City Futsal, además, ofrece clases para niños de seis a doce años que recién empiezan o que ya juegan, pero quieren incorporar la técnica de este deporte. Entre los tres y los seis años,  niñas y varones también tienen su lugar para aprender y divertirse. Y los más pequeños, a partir de los dieciocho meses, ya pueden dar sus primeros pasos detrás de una pelota, en un ambiente seguro, para desarrollar habilidades motrices y sociales.

En el verano, por supuesto, la actividad no se detiene, y hay campamentos para todas las edades y niveles.

Futsal integrador

Rose City Futsal también está asociado a escuelas locales para que los alumnos del sistema de educación pública de Portland puedan disfrutar de sus programas, sin importar su condición. De hecho, recientemente, cedieron sus instalaciones para un evento de recaudación de fondos de Bridges Middle School, una institución dedicada a la enseñanza de niños con dificultades de aprendizaje.

Además, uno de los programas de Rose City Futsal contempla la entrega de becas para que muchos jóvenes puedan jugar y participar en torneos nacionales e internacionales.

Pura pasión

Sea con once jugadores por equipo —para el fútbol soccer— o con cinco —para el futsal—, en cancha de césped o de material, al aire libre o bajo techo, con una pelota número cinco rodando o con una más pequeña, con miras a ser profesionales o por el simple hecho de disfrutar del juego, la pasión por el deporte se vive a pleno en Rose City Futsal.

Parques de Portland. Un paraíso para inmigrantes

Parques de Portland. Un paraíso para inmigrantes

Desde que tuve hijos, tengo mucho más

Desde que tuve hijos, tengo mucho más