Desde que tuve hijos, tengo mucho más

Desde que tuve hijos, tengo mucho más

Josh Willink, Pexels, dominio público

Josh Willink, Pexels, dominio público

Camila Ogallar- Mis hijos me dejaron un par de kilos de más y varias marcas en la piel.

Me dejaron con menos pelo, porque nunca se cae tanto el pelo como durante el embarazo, o después.

Mis hijos me dieron sueño, mucho sueño. Hace varios años que no duermo las ocho horas seguidas que tanto disfrutaba antes de que nacieran.

Me dieron un cansancio físico que nunca imaginé llegar a sentir.

Me dieron mucha paciencia, pero también días en los que es imposible encontrarla.

Me dieron culpa, porque la maternidad viene con la culpa incluida, es un dos por uno. No hubo noche en la que no me fuera a dormir pensando si había hecho bien o mal en tal situación.

Mis hijos hicieron que me convirtiera en una acumuladora; ya no tengo lugar donde meter tantos juguetes y guardo ropa de recién nacido que apenas usaron una vez.

Me dejaron sin memoria en el celular, porque todo lo que hacen, para mí, se merece una foto.

Me dieron conocimientos médicos; ahora sé para qué sirve cada remedio y cada vacuna.

Mis hijos me dieron coraje y fuerza; después de haber soportado las contracciones, siento que puedo soportar lo que sea.

Me dieron el orgullo más grande, porque ellos son lo mejor que he hecho en la vida.

Me dieron más amor por su papá, porque juntos formamos lo que más queremos.

Mis hijos me dan las alegrías más grandes y también los miedos más profundos.

Me dieron la oportunidad de sentir el amor más puro; me demostraron que no hay nada mejor en la vida que un abrazo suyo, y también que ese abrazo puede arreglar cualquier cosa.

Me dejaron sin palabras, porque es imposible describir el amor que siento por ellos.

Me dieron ganas de ser cada vez mejor persona, porque quiero ser el mejor ejemplo para ellos.

Mis hijos lograron que cambiara mis prioridades: el dinero va y viene, pero su bienestar es mi gran fortuna.

Futsal para todos

Futsal para todos

Cien días de la invariable agenda antiinmigrante de Trump

Cien días de la invariable agenda antiinmigrante de Trump