Preocupación por la baja demanda hotelera en el sur de Florida

Preocupación por la baja demanda hotelera en el sur de Florida

Jorge Royan, 21 de enero de 2010 por Creative Commons (CC BY-SA 3.0)

Jorge Royan, 21 de enero de 2010 por Creative Commons (CC BY-SA 3.0)

Camila Ogallar- La industria hotelera ya cumplió cuatro meses de disminución en el número de reservas en comparación al año anterior. Es decir, desde el pasado octubre, se generó una baja en la demanda de habitaciones en esta región tan turística. Esta disminución llama la atención si se tiene en cuenta que en 2015 se alcanzó una cifra récord de 15.1 millones de visitantes.

Según el Nuevo Herald, el condado de Miami-Dade terminó el mes de enero con un 0.4% menos de habitaciones vendidas en relación a enero de 2016. En el condado de Broward, el descenso fue mayor: un 2.5% menos que el primer mes del año anterior. Aunque el mes que registró la bajada más importante fue octubre: en Miami-Dade fue del 3.9% y en Broward del 6.2%; tales cifras las dio a conocer la compañía STR.

Al producirse esta disminución en las reservas, los hoteles pudieron cobrar alrededor de un 9.3% menos por las habitaciones; si en 2016 el precio de una habitación era de 237 dólares por día, en 2017 este ha sido de 215 dólares.

En Broward, con un 2.1%, también fue menor la tasa media por día en los hoteles. En enero del 2015, salía en promedio 172 dólares por noche por habitación, mientras que en 2016 la cantidad era de 168 dólares. En resumen, la industria hotelera tuvo un 10% menos de ganancias en Miami-Dade y cerca del 5% menos en Broward que un año atrás.

Hay distintas causas para que se produzca este fenómeno, según los expertos. Una de ellas es el aumento de la oferta hotelera: este año hay un 4.6% más de habitaciones disponibles en el condado de Miami-Dade en comparación al 2016. Otros de los motivos que hay que tener en cuenta son el fortalecimiento del dólar y la débil economía latinoamericana, que hizo que haya menos turistas de esa región y que vacacionaran en sus países, además de las noticias relacionadas con el zika en la zona y el último ataque terrorista en el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale, en el que hubo cinco muertos. Y no cabe duda de que los controles migratorios y el hecho de que algunos viajeros no pudieran ingresar en EE. UU. por culpa de las medidas de Trump llevan a que algunos turistas que tenían intención de viajar a la zona cambien de idea.

Claramente, todas estas causas se están haciendo notar: el sector del turismo ya registra pérdidas de 185 millones de dólares. El Miami Herald pronosticó que el 2017 habría una dificultad económica para el estado de Florida, en especial, para Miami.

Más allá de todos estos números, Rolando Aedo, jefe de mercadotecnia del Buró de Convenciones y Visitantes del Gran Miami, asegura que la demanda está aumentando y se muestra optimista. Recientemente tuvieron lugar eventos turísticos, festivales y espectáculos en la zona que seguramente ayuden a mejorar las previsiones.

Motivado por su “fe, familia y amigos”, Rick Hendrick encontró el éxito

Motivado por su “fe, familia y amigos”, Rick Hendrick encontró el éxito

El amor y la familia en esta nueva era

El amor y la familia en esta nueva era