Las prioridades del representante Graig Meyer: salarios, educación e inmigración

Las prioridades del representante Graig Meyer: salarios, educación e inmigración

Cortesía de Graig Meyer

Cortesía de Graig Meyer

Ana Stollavagli- El demócrata Graig Meyer, representante desde 2013 de la Legislatura estatal de Carolina del Norte (su distrito, el 50, incluye partes de los condados de Durham y Orange), analiza los principales problemas de la comunidad y sus posibles soluciones. 

¿Cuáles son las necesidades más importantes de la comunidad en general y de la comunidad latina en particular en Carolina del Norte, y qué propuestas viables tiene usted para resolverlas, al menos en su distrito?

De lo que más me habla la gente es de los salarios estancados. La economía está mejorando, pero nadie está recibiendo un aumento. Nuestro Gobierno ha establecido un marco económico para beneficiar a las corporaciones e inversionistas y dejar atrás a los trabajadores. Aumentar el salario mínimo ayudaría a crear cierta presión para que aumenten otros salarios, y necesitamos atraer empleos mejor remunerados que también fomenten el crecimiento de los salarios en la economía en general. Asimismo, la gente me habla todo el tiempo acerca de la educación. Nuestras escuelas públicas están subfinanciadas y la universidad es demasiado cara. Estamos en riesgo de perder el poder tradicional de la educación para ayudar a la gente a salir adelante. Lucharé arduamente por más fondos para salarios de maestros, recursos educativos y para programas universitarios. En cuanto a la comunidad latina local, me habla mucho de asuntos relacionados con la inmigración. He sido un defensor de los derechos de los inmigrantes durante mucho tiempo y tengo profundas relaciones con las familias latinas que se remontan mucho más allá de mis tres años en la Asamblea General. Estoy particularmente preocupado por las deportaciones y los destinatarios de DACA; he trabajado durante años para que estudiantes indocumentados tengan igual acceso a la matrícula en el estado, y este año presentaré un proyecto de ley [al respecto].

El gerrymandering es una manipulación de las circunscripciones electorales para beneficiar al partido gobernante. ¿Cuál es su impacto en Carolina del Norte? ¿Se puede terminar con este sistema?

Con el gerrymandering se ha creado una legislatura que no representa a la gente del estado. En Carolina del Norte, tenemos un número muy similar de votantes demócratas, republicanos y no afiliados, pero los republicanos tienen más de dos tercios de los escaños. El resultado de esto es que sus políticas no representan verdaderamente lo que nuestra población quiere. No gastan lo suficiente en educación pública, se niegan a reducir los costos de atención médica y pasan medidas discriminatorias, como la HB2 [ley que obliga a usar baños públicos según el sexo biológico] y la ley antinmigrante HB318 [ley que impide el uso de documentos consulares como identificación y proscribe las ciudades santuario]. Al mismo tiempo, bloquean a los demócratas que intentan aprobar leyes que podrían ayudar a la gente, como mi proyecto de matrícula universitaria en el estado para estudiantes indocumentados. La única manera de deshacerse del gerrymandering es establecer un proceso de conformación de distritos no partidista; otros estados ya lo hacen. Un grupo independiente crea distritos legislativos justos y el estado obtiene una representación mucho más equilibrada. Creo que si los demócratas pueden ganar más escaños en las próximas elecciones [en 2018], negociaremos con los republicanos para la redistribución no partidista antes de que se dibuje el mapa legislativo de 2021.

¿Hubo restricción de votos en las últimas elecciones? ¿A qué comunidades afectó?

Los republicanos en Carolina del Norte han intentado varias maneras de restringir la votación. Un tribunal federal consideró que muchas de sus leyes eran inconstitucionales y que estaban reduciendo la participación de las comunidades minoritarias. Los demócratas continúan presionando para facilitar el acceso al registro y las formas más fáciles de votar. Por favor, no crean las declaraciones de Donald Trump sobre “fraude electoral”. No hay evidencia de fraude electoral significativo en nuestras elecciones. Él está usando esto para asustar a la gente, y con las restricciones de votación se evitará que la gente vote.

¿Cómo pueden equipararse los derechos de las mujeres en el trabajo y otras actividades?

Tenemos una enorme brecha en la remuneración entre géneros. Debemos aprobar una ley de igualdad de género que permita usar como referencia el salario de otras personas que hacen el mismo trabajo para negociar el propio salario. Y necesitamos fortalecer las políticas de no discriminación en todo el estado que castiguen a cualquier empleador que discrimine en la contratación o paga.

¿Cuál es su opinión sobre las promesas de Donald Trump y sus primeras acciones de gobierno?

El enfoque autoritario de Donald Trump me asusta. Está trabajando demasiado para dividir a nuestra población. Sus políticas van a beneficiar a los ricos y blancos a costa de todos los demás. Tenemos que luchar contra su agenda, y tenemos que rechazarlo a él y a sus aliados en las urnas en 2018 y 2020.

¿Qué piensa de las marchas contra el nuevo presidente?

Asistí a la marcha en Raleigh y me hizo muy feliz. Estar en la Legislatura no siempre es fácil, y todas esas personas tienen mi respaldo. ¡Y me encantó que mis hijos pudieran ver el poderoso liderazgo femenino! Solo necesitamos que todos los que marchan sigan comprometiéndose y nos ayuden a luchar contra la mala política y a ganar elecciones.

Reflexión de una SAFista

Reflexión de una SAFista

Sin evaluar, riesgo de contaminación por plomo en las escuelas públicas de Portland

Sin evaluar, riesgo de contaminación por plomo en las escuelas públicas de Portland