La medida 26-179: un esfuerzo más por solucionar la crisis de vivienda en Portland

La medida 26-179: un esfuerzo más por solucionar la crisis de vivienda en Portland

Un complejo de apartamentos nuevos bajo construcción en el norte de Portland. Tony Webster, 16 de mayo de 2015 por Flickr (CC BY-SA 2.0)

Un complejo de apartamentos nuevos bajo construcción en el norte de Portland. Tony Webster, 16 de mayo de 2015 por Flickr (CC BY-SA 2.0)

David Guzmán Fonseca- La ciudad de Portland y su Gobierno se han embarcado en un proceso para tratar de aliviar la situación de los altos costos de las rentas y la escasez de vivienda asequible, ya que se estima que existe un déficit de 24,000 viviendas de este tipo. De acuerdo con el reporte State of Housing in Portland, publicado en diciembre de 2016 por la Oficina de Vivienda de Portland (Portland Housing Bureau), a pesar de los esfuerzos de las autoridades locales, aún se enfrentan muchos retos en esta materia, en particular para la población de menores recursos y los grupos minoritarios. 

En este sentido, el estudio encontró que la renta mensual promedio en Portland subió un 7% entre 2015 y 2016, con incrementos de entre un 12% y un 18% para apartamentos de uno, dos y tres dormitorios. Esto no es un fenómeno aislado si se tiene en cuenta que, desde el 2012, los alquileres han aumentado en promedio casi un 30%. Esto ha convertido a la ciudad en una de las dieciséis más costosas para rentar en los Estados Unidos, de acuerdo con sitios web de alquiler como Zumper. 

Por el lado de la compra de finca raíz, en el periodo entre 2011 y 2015, los precios promedio de venta de las viviendas crecieron alrededor de un 44%, lo que significa incrementos de cerca de 100,000 dólares. En el 2015, en más de la mitad de los barrios de la ciudad, el precio de una vivienda estaba por encima de los 400,000 dólares.

En lo que se refiere a la posibilidad de compra de una vivienda en la ciudad, y de acuerdo con las conclusiones de la Oficina de Vivienda de Portland, la situación provocada por el aumento de los precios es aún más preocupante, si eso es posible. En la actualidad no existe ni un solo vecindario que sea asequible para los hogares de bajos ingresos, hogares afroamericanos, latinos (que perdieron este año el último vecindario en el que podían costear una vivienda), nativos americanos o con una madre cabeza de familia. En lo que respecta a los ancianos, el 2016 vio cómo el número de vecindarios en los que podían pagar un alquiler pasó de cuatro a uno. El hogar promedio en Portland solo puede permitirse el lujo de ser propietario de una vivienda en ocho de los veinticuatro barrios de la ciudad.

Como muestra de esta crisis habitacional en la ciudad y como una de las medidas tomadas por el Gobierno local, el pasado 8 de noviembre, los votantes de Portland aprobaron un bono de 258.4 millones de dólares que ayudará a construir o preservar cientos de apartamentos asequibles para los residentes más pobres. Según informó el New York Times, la medida fue aprobada con un 62.5% a favor y un 37.5% en contra. Conocida como la medida 26-179, es un esfuerzo por encontrar soluciones a una crisis de habitantes sin hogar y un mercado de alquiler que no ofrece viviendas accesibles para todos. 

Así, como parte de este paquete de bonos, el Gobierno local ha decidido comprar un complejo de apartamentos de 263 unidades en el noreste de Portland, llamado The Ellington, que aparece descrito en su sitio web como un “conjunto de apartamentos de época restaurados” de una, dos y tres habitaciones; colinda con el Hollywood District y está a diez minutos del centro.

Este complejo ha estado en el centro de discusión en los últimos años debido a que el proyecto debía convertirse en un hogar para familias de bajos ingresos gracias a su dependencia de un programa de crédito tributario, pero los funcionarios estatales levantaron esas restricciones debido a los problemas de papeleo creados por uno de sus anteriores dueños. El complejo luego se vendió a un grupo de inversionistas privados —entre los que figura el grupo Guardian—, que renovaron la propiedad y expulsaron a gran parte de los rentistas de bajos ingresos, lo que llevó a una serie de demandas que se resolvieron en 2015 con la decisión de mantener restricciones de asequibilidad en cuarenta y cuatro de las unidades del conjunto residencial.

Sin embargo, el Gobierno local gracias a la compra del conjunto proveerá de forma directa este tipo de viviendas a las personas de menos recursos: todas las unidades serán asequibles para familias que no ganen más del 60% del ingreso promedio de la región, y alrededor de un tercio se reservarán para familias que no ganen más del 30% de los ingresos promedios de un habitante de la zona. 

Todo lo anterior vislumbra un esfuerzo más de las autoridades de Portland por solucionar la grave crisis de vivienda e indigencia que lleva azotando a la ciudad desde el momento en que se declaró la Emergencia de Vivienda en octubre de 2015. Aunque lo cierto es que falta por ver si la solución final para esta difícil situación está en comprar complejos enteros de apartamentos en ciertas zonas de la ciudad, o si se trata de crear cambios a mediano y largo plazo que permitan que todos sus habitantes puedan acceder y ser parte de ella

Si no tienes documentos, conoce tus derechos

Si no tienes documentos, conoce tus derechos

Miami, a la vanguardia en tecnología

Miami, a la vanguardia en tecnología