Más cerca del tren ligero del sudoeste de Portland

Más cerca del tren ligero del sudoeste de Portland

regonmetro.gov

regonmetro.gov

Ana Stollavagli- Con la reunión abierta al público del pasado 12 de diciembre, concluyó una etapa fundamental para decidir cómo será el corredor sudoeste del tren ligero MAX que, a lo largo de doce millas y con un costo de entre 2,400 y 2,800 millones de dólares, conectará las ciudades de Portland, Tigard y Tualatin, además de varias comunidades adyacentes, como South Portland, Marquam Hill, Burlingame, el Centro de Tránsito de Barbur, Portland Community College, Sylvania, el Triángulo de Tigard y Bridgeport Village. El comité directivo del corredor sudoeste adelantó posibles recorridos, estaciones, paseos y caminos, en el marco de una revisión ambiental que se extenderá durante un año.

Autoridades, vecinos, comerciantes y pasajeros están de acuerdo en que es necesario planificar el transporte en esta región, que crece a un ritmo continuo: para 2040, se espera que haya 75,000 nuevos residentes. Actualmente, en la zona viven, trabajan, estudian y practican deportes o disfrutan de la vida al aire libre cientos de miles de personas que, para trasladarse, utilizan carreteras con peajes y muy congestionadas. Y si optan por circular en bicicleta o a pie, no siempre cuentan con caminos seguros y a salvo de siniestros viales.

La prolongación del tren ligero hacia el sudoeste compensará esas falencias y generará, además, la construcción de nuevas viviendas y una mayor actividad comercial y de servicios.

El proyecto para extender el tren ligero comenzó en 2011, y en el otoño de 2016 entró en el proceso de revisión ambiental, el cual fue requerido por el Gobierno federal para producir una declaración (EIS) que recomiende las estrategias para minimizar o evitar el impacto adverso en la salud de la población, la flora, la fauna y los recursos hídricos. 

El comité directivo del Corredor Sudoeste está integrado por delegados de las ciudades de Beaverton, Durham, King City, Portland, Sherwood, Tigard y Tualatin; del condado de Washington, que, por solo 149 votos de diferencia en las elecciones de noviembre, aprobó su participación en el proyecto; y representantes de la guía de transporte Trimet, el Departamento de Transporte de Oregón (ODOT) y el Consejo Metro. 

Un comité de asesoramiento comunitario (CAC) acompaña al comité directivo y lo aconseja respecto de la elección de la ruta final y de los lugares donde se levantarán las estaciones del tren ligero, así como de la construcción de estacionamientos, nuevos recorridos en el servicio de autobuses, la mejora de caminos y el trazado de vías para ciclistas y peatones.

Entre el 2 de septiembre y el 3 de octubre del año pasado, se recibieron 1,620 comentarios a través de encuestas en línea, cartas y correos electrónicos. De ellos, siete provenían de agencias gubernamentales; cinco, de organizaciones educativas y comunitarias; tres, de negocios, y 1,606 de individuos particulares. El 77.4% de los comentarios fueron a favor del proyecto; el 9.09%, en contra, y el 2.46% expresó dudas o un posible cambio de opinión.

También hubo cinco reuniones de asociaciones vecinales y encuentros de agencias oficiales con representantes tribales, quienes no presentaron comentarios entre los 1,620 mencionados. La promoción de las reuniones, además, se hizo en español y en vietnamita, para contemplar a los grupos de inmigrantes de esos orígenes que no dominan el idioma inglés.

Con base en los comentarios recibidos, se establecieron nuevas propuestas y se dio intervención a administradores federales de Tránsito, Parques Nacionales, Servicio de Marina y Pesca, Bomberos y representantes de las ciudades. Las recomendaciones buscaban preservar parques y espacios recreativos, con sus árboles más añejos y las especies vegetales y animales equilibradas en el ecosistema. También, y fundamentalmente, pretendían cuidar las fuentes de agua y redes pluviales, para que no se vea afectada la calidad de este recurso ni aumente el riesgo de inundaciones. Además, se pidió que en la construcción se eviten técnicas y materiales que puedan contaminar el ambiente o provocar enfermedades como el cáncer. Y se solicitó que se mejore la conexión con las carreteras y las calles en torno a las estaciones, y que los cruces sean más seguros.

El pasado 12 de diciembre, Metro nombró a los diecisiete miembros del nuevo comité asesor que acompañará al comité directivo, el cual se reunirá todos los meses hasta la primavera de 2018 para elaborar un proyecto de Declaración de Impacto Ambiental. El proyecto deberá ser revisado y comentado públicamente. Es posible que su aprobación quede lista un año después y se espera que en el periodo 2020-2025 se inicie el proyecto de ingeniería y la construcción del esperado corredor sudoeste de Portland.

Miami, a la cabeza en desigualdad social

Miami, a la cabeza en desigualdad social

Ser mejores padres en el 2017

Ser mejores padres en el 2017