El alcalde de Portland, Charlie Hales, nos habla de sus logros y de los retos al terminar su mandato

El alcalde de Portland, Charlie Hales, nos habla de sus logros y de los retos al terminar su mandato

Oficina del alcalde Charlie Hales

Oficina del alcalde Charlie Hales

David Guzmán Fonseca- El alcalde Charlie Hales dejará las riendas de la ciudad el próximo 1 de enero de 2017, después de haber sido elogiado por sus logros en materia económica, pero también criticado por el incremento desproporcionado de las rentas, el aumento de la desigualdad y la crisis de las personas sin hogar. En Tilde Noticias tuvimos la oportunidad de hablar con él sobre sus mayores logros y sobre los retos a los que se ha enfrentado, además de lo que espera hacer una vez termine su tiempo en la alcaldía. Sostiene que dentro de sus mayores aportes a la ciudad están la reforma policial, que refuerza la rendición de cuentas; las iniciativas en contra del cambio climático; la planificación urbana inteligente y el uso de la tierra para la construcción de barrios incluyentes en Portland. Aun así, afirma que su mayor contribución, y de la que se siente más orgulloso, es la de haber creado un Portland con un acceso equitativo a los recursos y las oportunidades económicas, sin importar la raza, la clase o la capacidad física o intelectual.

Hales mencionó, además, que su mayor plan en este sentido es la Iniciativa de Centros Comunitarios de la Alcaldía, que ha contado con un presupuesto de dos millones de dólares en los últimos dos años. Por medio de esta, se ha proporcionado acceso gratuito a centros comunitarios y a los programas de adolescencia a más de doce mil jóvenes de Portland. Esta misma iniciativa lanzó recientemente un proyecto llamado TeenForce, que no solo permite acceder a los servicios de dichos programas, sino que también provee formación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas a jóvenes. Él ve en este tipo de iniciativas una herramienta para enfrentar el aumento de los problemas con armas de fuego que lamentablemente afecta a muchos jóvenes.

Hales también habló del programa SummerWorks, en el que cerca de tres mil jóvenes han sido colocados en prácticas de verano pagadas para ayudarles a adquirir experiencia laboral. Durante su alcaldía también se eliminó la obligación de tener que incluir los antecedentes penales en las solicitudes iniciales de trabajo, lo que se había convertido en una barrera para aquellos que acababan de salir de la cárcel y que buscaban un nuevo comienzo en la vida.

Estos cambios a favor de los grupos menos representados, como reconoce el propio alcalde, no se podrían haber conseguido sin el apoyo de la comunidad, en especial de organizaciones latinas como Latino Network, la Cámara Hispana Metropolitana, Hacienda CDC, Voz y muchos otros. Hales sostiene que el papel de estas será más importante a medida que la ciudad siga cambiando y los latinos se vuelvan más relevantes en ella.

Pero también reconoce que aún hay mucho por hacer. Aunque la alcaldía ha priorizado programas para apoyar a los estudiantes, los trabajadores y los propietarios de negocios en las poblaciones subrepresentadas, los retos todavía son muchos y en múltiples áreas.

En lo relacionado con la falta de vivienda, los altos precios de las rentas y la crisis de habitantes sin hogar, Hales sostiene que la declaratoria de Estado de Emergencia en Vivienda y Falta de Techo en octubre de 2015 permitió la apertura de cientos de camas de alojamiento temporal y posibilitó destinar más de 356 millones de dólares para vivienda asequible, asistencia de alquiler y otros programas de acceso a vivienda.

Según nos explicó él mismo, al declararse el estado de emergencia se generaron tres componentes. En primer lugar, una acción rápida que ha abierto cientos de nuevas camas en albergues. En segundo lugar, se pusieron en marcha programas piloto exitosos, tales como la apertura de unidades de almacenamiento durante el día donde las personas sin hogar pueden dejar sus pertenencias mientras buscan empleos. Y, en tercer lugar, Hales asegura que el Ayuntamiento se comprometió a su financiación con casi quinientos millones de dólares.

Una de las medidas más criticadas del Gobierno de Hales son las Directrices para un Dormir Seguro, cuya finalidad era proporcionar seguridad a las personas para dormir en sitios públicos sin que se las despertara por violar las restricciones al camping. Como el propio alcalde admitió: “Las directrices causaron confusión; la gente creía que acampar era algo legal en todas partes, y los funcionarios públicos y aquellos encargados de hacer cumplir la ley lucharon para educar a la gente acerca de la diferencia entre las directrices y la acampada no autorizada”.

A pesar de toda la confusión y los problemas que generó la medida, el alcalde Hales afirma que sigue “comprometido con los principios que sustentan las Directrices para un Dormir Seguro: no castigar a las personas sin hogar, tratarlas con humanidad y compasión, y mantener la seguridad y la habitabilidad en los espacios públicos”.

En este sentido considera que, si bien esta medida buscaba aliviar el problema en el corto plazo y es una respuesta de tipo inmediato, su objetivo final es proporcionar vivienda para todo el mundo en Portland. Para ello, son varios los tipos de vivienda necesarios: de transición, para aquellos que vuelven a la sociedad; de apoyo permanente, para aquellos que requieren atención continua, y permanentes subvencionadas.

En todos estos aspectos, la eliminación de la prohibición de normas de zonificación inclusivas permitirá exigirles a los desarrolladores incorporar un porcentaje de unidades asequibles en todas las nuevas construcciones.

Otro tema que ha sido fundamental en su mandato es el incremento en los precios de los servicios de transporte en una ciudad en la que es cada vez más costoso vivir. Recientemente, la organización Bus Riders Unite presentó el informe Low Income Fare Equity (LIFE), que propone una tarifa más económica para personas cuyos ingresos sean inferiores a 23,760 dólares anuales. Si bien es cierto que el alcalde conocido popularmente como Choo-Choo Charlie! por su apoyo al transporte ferroviario en la ciudad no ha leído la propuesta de dicho grupo, considera que apoyaría plenamente un programa para los habitantes de bajos ingresos.

De esta forma, Hales nos ha expuesto sus logros y las cosas que aún lo mantienen despierto en la noches, después de haber dedicado más de catorce años de servicio público. Aunque nos confesó que no piensa volver a ser candidato a un cargo público, afirma que le será difícil alejarse por completo de la política, puesto que desea seguir involucrado con el cambio positivo y progresivo de la ciudad, contribuyendo como pueda a construir una comunidad mejor.

De cómo Trump se convirtió en presidente

De cómo Trump se convirtió en presidente

Latinos, ¡llegó la hora de votar!

Latinos, ¡llegó la hora de votar!