¿Otro muro para los latinos? Los debates presidenciales, sin moderadores hispanos

¿Otro muro para los latinos? Los debates presidenciales, sin moderadores hispanos

Ana Stollavagli- El lunes 26 de septiembre fue el día señalado para el primer debate, y el más visto de la historia, entre los dos candidatos a la presidencia de los Estados Unidos. En él, Hillary Clinton y Donald Trump intentaron convencer al electorado de que cada uno de ellos representa la mejor opción para gobernar este gran país, y para ello respondieron a las preguntas del presentador de la cadena NBC Lester Holt. Cuando sus compañeros de fórmula, Tim Kaine y Mike Pence, hagan lo propio el 4 de octubre en Virginia, Elaine Quijano, de la CBS, será la moderadora. Cinco días después, Anderson Cooper, de la CNN, y Martha Raddatz, corresponsal jefe para política exterior de la ABC, mediarán en el segundo encuentro de los candidatos presidenciales en Missouri. Un papel que Chris Wallace, de Fox, cumplirá en la última ronda, el 19 de octubre, en Las Vegas. Así lo ha resuelto la Comisión de Debates Presidenciales (formada por 19 expresidentes, legisladores, líderes políticos, comunitarios y religiosos, catedráticos y periodistas), que señaló además que los elegidos tienen una amplia experiencia en la materia.

Tal como se venía reclamando, en los debates se incluyeron a un moderador afroamericano y a dos mujeres, una de ellas, de ascendencia filipina, pero no se designó a ningún hispano. Y esa decisión ha molestado mucho a líderes y organizaciones latinas, que consideran que una comunidad formada por 55 millones de habitantes –según el último censo– hubiera merecido una representación a la hora de preguntar sobre los asuntos que la preocupan.

La Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP, por sus siglas en inglés), que al año produce quince mil millones de páginas de diarios y revistas en español, ha llamado a sus socios y a la comunidad latina en general para que expresen su decepción ante la ausencia de una voz de origen latino en dichos encuentros. También manifestó su profundo desacuerdo la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ), que reúne a unos dos mil profesionales de los medios, estudiantes y docentes. La entidad le solicitó al copresidente de la Comisión de Debates, Mike McCurry, que no marginara a los periodistas hispanos, y seguirá insistiendo en su petición para “proveer una perspectiva imparcial […] y garantizar una representación precisa de la comunidad latina”.

Randy Falco, presidente y director ejecutivo de Univisión, escribió una carta a la citada Comisión, en la que expresó su incredulidad por la decisión tomada: “Es una abdicación de su responsabilidad de representar y reflejar una de las mayores y más influyentes comunidades en Estados Unidos”. Como apunta El Diario hubo, incluso, quienes sugirieron que el hecho de que la Comisión de Debates no eligiera a ningún hispano podría deberse a una exigencia de Trump o simplemente para evitar “molestarlo”. Roberto Suro, profesor de periodismo de la Universidad de Carolina del Sur, no cree que a esta suposición sea cierta y sí opina que hubiera sido muy positivo tener a un profesional latino frente a los candidatos, a lo que añadió: “Pero de ahí a decir que la Comisión debió tomar en cuenta su raza u origen étnico es, quizás, demasiado”.

Otros analistas afirman que los moderadores no deben ser el centro de atención, aunque sí tienen que conocer a los candidatos, así como los temas de interés, y que del debate corresponde excluir a aquellos periodistas que durante la campaña tuvieron enfrentamientos con alguno de los postulantes a la presidencia. Tal es el caso, por ejemplo, del presentador de Univisión Jorge Ramos, al que Trump echó de una conferencia de prensa y quien mostró gran interés en ejercer de moderador. O Megan Kelly, la presentadora de Fox, a quien el republicano despreció en el primer debate para las elecciones primarias del partido.

La opinión mayoritaria, sin embargo, sostiene que es un error no haber designado a un moderador latino. “No hay ningún tema que haya recibido más atención de los medios de comunicación este año que la inmigración, especialmente, la hispana”, ha declarado Javier Palomarez, presidente y director ejecutivo de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos, en representación de más de cuatro millones de socios. Y agregó: “Trump ha propuesto su famoso muro para bloquear a los inmigrantes hispanos. Otro muro ha sido creado para bloquear los hispanos de tener algo que decir en un tema que afecta a toda su cultura. Es un muro que ha mantenido a los hispanoamericanos fuera del debate sobre su propio futuro. Esto es una omisión flagrante que debe cambiar”.

Foto: Robert Couse-Baker (CC BY 2.0)

Escuelas chárter en Carolina del Norte. Habrá más, ¿pero serán mejores?

Escuelas chárter en Carolina del Norte. Habrá más, ¿pero serán mejores?

ONU 2016: terrorismo, crisis humanitaria y cambio climático

ONU 2016: terrorismo, crisis humanitaria y cambio climático