La gobernadora Brown trata temas importantes para los latinos en Oregón

La gobernadora Brown trata temas importantes para los latinos en Oregón

David Guzmán Fonseca- La gobernadora Kate Brown se encuentra inmersa en la campaña por su reelección como mandataria estatal en noviembre de 2016. Brown llegó a la gobernación cuando se desempeñaba como secretaria del estado de Oregón, luego de que su predecesor, John Kitzhaber, renunciara en febrero de 2015 por acusaciones de corrupción.

Sin embargo, desde su llegada al cargo, Brown se ha comprometido a luchar contra la corrupción, promoviendo una mayor rendición de cuentas y movilizando grandes recursos para garantizar la transparencia. En los últimos 18 meses ha logrado avances significativos, como poner en línea todas las demandas de archivos oficiales y hacerlos públicos, y establecer oficinas técnicas para facilitar la producción de archivos en línea, pero considera que aún queda mucho por hacer, por lo que propone la creación del Public Records Advocate, una entidad independiente que ayude a entender las leyes que regulan los archivos oficiales y su acceso al público.

Aunque Oregón aún no cuenta con una población latina tan grande como California o Nuevo México, la gobernadora es consciente de la importancia de nuestra comunidad en su estado. Es por esta razón que ha compartido con nosotros sus posiciones con respecto a temas relevantes para los latinos que residen en Oregón, posiciones que, según ella, distan de la posición de su rival republicano, el doctor Bud Pierce.

En lo referente al acceso al voto, la mandataria ha sido una defensora de los derechos electorales. Uno de sus primeros actos como gobernadora fue firmar la Motor Voter Act, que ella introdujo como secretaria del estado y que permite que los datos del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) se utilicen para registrar automáticamente a los votantes y así asegurar su inclusión. Según la gobernadora: “Todas las voces cuentan y deben ser escuchadas. Cuando una diversidad de voces tiene acceso al voto, el estado puede reflejar mejor los cambios demográficos”, y añade: “Es inconcebible que el estado se siga viendo influenciado por el miedo y el racismo para restringir el derecho más fundamental que existe en este país”.

En 2015 también se logró la aprobación de asuntos importantes en cuanto al igualdad de oportunidades, como el pago por ausencias laborales a causa de enfermedad y la recogida de datos sobre discriminación racial en el estado. Igualmente firmó un aumento en el salario mínimo estatal, que este año se ubica en 9.25 dólares la hora, pero que subirá cada hasta año hasta el 2022 para situarse en 14.75 dólares. Este salario es mucho mayor al mínimo impuesto por el Gobierno federal de 7.25 dólares por hora.

En el tema educativo, la gobernadora Brown es consciente de los retos que enfrenta el estado de Oregón, en especial su población latina. Por ejemplo, el Departamento de Educación de Oregón encontró que los hispanos que se gradúan de Bachillerato son mucho menos con respecto al total de la población: 67.4 % para los latinos frente al 73.8 % para el promedio estatal en 2015. Adicionalmente, la Encuesta Comunitaria Americana de 2014 muestra que los latinos tienen el menor número de títulos profesionales y técnicos en todo el estado, ya que solo un 17.5 % de estos tienen títulos postsecundarios, mientras que para el resto de la población el promedio es del 45.2 %.

Brown sostiene que proyecta impulsar un sistema educativo que garantice el estudio desde la cuna, fortaleciendo e invirtiendo en educación. Por esto, en 2015 la gobernación hizo grandes inversiones, principalmente en la etapa preescolar, porque, en palabras de la dirigente: “Las diferencias de oportunidades empiezan desde temprana edad, y conforme pasan los años es más difícil que los estudiantes puedan cerrar estas brechas”. Asimismo, la gobernadora expresó su deseo de que cada uno de los estudiantes que termine Bachillerato tenga un plan, sea este la universidad, una educación técnica, entrenamiento en el trabajo o la entrada en la fuerza laboral, pero, sin duda alguna, el sistema educativo debe prepararlos para los trabajos del futuro.

En lo que concierne al acceso, asequibilidad y calidad de la salud en Oregón, asegura que se ha avanzado mucho, pero aún queda por mejorar. En esta medida, la gobernadora considera fundamental la aprobación de la cobertura en salud para inmigrantes que provienen de los Convenios de Libre Asociación (COFA, por sus siglas en inglés) —una asociación de islas en el Pacífico que componían los territorios en fideicomiso de las Islas del Pacífico, que estuvo bajo el control de los Estados Unidos hasta 1986 y que hoy corresponde a las islas Marianas, Palaos, Micronesia y las islas Marshall—. También ha promovido dentro de la legislatura estatal la priorización de cobertura para todos los residentes de Oregón, en particular los niños. “El acceso a la salud no debe estar determinado por el lugar de origen, modo de migración, o por el género, edad o estatus económico de la persona”, afirma la gobernadora. No obstante, no ha dicho nada de apoyar la cobertura médica a inmigrantes latinos indocumentados como lo hace en la actualidad el estado de California.

Pero la gobernadora sí ha rechazado rotundamente la retórica del candidato presidencial republicano Donald Trump. De acuerdo con Brown, su deber es construir puentes y no barreras entre los habitantes de Oregón, creando oportunidades para que todos podamos avanzar. En este sentido, ha resaltado que su contendiente republicano a la gobernación, el doctor Pierce, ha apoyado públicamente a Trump, a lo que ella ha añadido: “Todo republicano, ya sea que lo esté apoyando o sufriendo en silencio, debe desaprobar a Donald Trump […] La mayoría republicana en Oregón está huyendo del candidato presidencial más destructivo en la historia reciente, pero el doctor Pierce no está dispuesto a hacer lo correcto, lo que debería alarmar a los votantes”.

De esta forma, la gobernadora ha intentado trazar una línea clara entre ella y su rival el próximo noviembre, mostrándose como una candidata que entiende la importancia de la comunidad latina en su estado. A pesar de no hablar sobre cobertura en salud para todos los inmigrantes, su posición es muy distinta a la del doctor Pierce, quien, como ella destaca, apoya públicamente a Trump y sus políticas. Así, la decisión y participación de cada uno de los latinos residenciados en Oregón deben sentirse y verse reflejadas en las elecciones de noviembre de 2016, por quien sea que decida votar.

Foto: Cortesía de la campaña Kate Brown for Oregon

Cambio climático: ¿Florida será la Atlántida?

Cambio climático: ¿Florida será la Atlántida?

Desastres medioambientales –evitables– amenazan a América Latina

Desastres medioambientales –evitables– amenazan a América Latina