La masacre en Orlando se suma a una larga lista de ataques por armas de fuego

La masacre en Orlando se suma a una larga lista de ataques por armas de fuego

Mario Vallejo- Estados Unidos sufrió nuevamente un ataque, esta vez en un bar de Orlando, Florida, que dejó como saldo 49 muertos confirmados y al menos 53 heridos en el peor tiroteo en la historia moderna del país. Durante el mandato de Barack Obama se ha dado al menos un ataque anual, y el debate para reforzar el control de armas cada vez cobra más fuerza y lógica entre la población, tanto como el miedo al terrorismo y al extremismo. El 12 de junio será una fecha tristemente recordada en Estados Unidos y, sobre todo, en Orlando, y con ella el nombre de Omar Seddique Mateen. El hombre de 29 años, señalado como el atacante, se encontraba desde 2013 bajo la lupa del FBI por realizar comentarios que dejaban entrever su vínculo con grupos terroristas, en concreto con el Estado Islámico o Dáesh (ISIS por sus siglas en inglés).

Aproximadamente a las 2:00 a. m. del 12 de junio de 2016, Mateen ingresó en un bar gay donde se encontraban, según las autoridades, entre 300 y 350 personas, y abrió fuego después de una llamada al número de emergencias 911 en la que declaraba su lealtad al Estado Islámico. El joven fue abatido finalmente por la policía, pero hasta ese momento había conseguido acabar con la vida de 49 personas.

El ataque provocó una gran muestra de solidaridad con la comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual, transgénero) alrededor del mundo, ya que hay señales de fue cometido por motivos homofóbicos. Mateen, a quien los que lo conocían han caracterizado como mentalmente desequilibrado, también mantenía algunas cuentas en aplicaciones de citas gay, y varios testigos informan haberlo visto regularmente en Pulse, el bar donde realizó la masacre. Aunque la investigación sigue en marcha, muchos políticos no tardaron en llamar, según sus creencias, a un mayor control de las armas, un mejor servicio de salud mental en el país y en el caso de Donald Trump, a la prohibición de la entrada de inmigrantes musulmanes y de los que provienen de países con una "historia de terrorismo contra los Estados Unidos". (Mateen era un ciudadano nacido en Estados Unidos.)

Solo este año se reportan en Estados Unidos 136 ataques con arma de fuego que han dejado un total de 5,964 muertos y 12,248 heridos. Dentro del país hay una media de posesión de armas de 101.05 armas livianas por cada 100 civiles y circulan aproximadamente 100,000,000 de fusiles entre legales e ilegales. Cada vez toma más fuerza la idea de regular de manera más estricta la posesión de armas de fuego, pues gran parte de las utilizadas en los ataques se habían obtenido de forma legal.

La lista de ataques en Estados Unidos es interminable y las causas, muy variadas; sin embargo, hay algunos que han ocurrido en el último siglo que sobresalen entre el resto y que han impactado al mundo entero por la crudeza de los hechos y la tristeza de quienes los han sufrido en carne propia.

1 de agosto de 1966: Un exsoldado de la Marina con problemas mentales asesina a su madre y su hermana antes de subir a una torre de vigilancia en Texas, desde donde acaba con la vida de 16 personas con un rifle antes de ser abatido por la policía.

18 de julio de 1984: Un veterano de la guerra en Vietman llamado Oliver Humberty asesina a 22 personas en un restaurante de San Diego, California, al enterarse de que sería despedido de su trabajo. Anteriormente había mostrado frustación en relación a su trabajo, lo que lo llevó a dejar su hogar y buscar nuevos horizontes junto a su familia.

20 de agosto de 1986: Un cartero llamado Patrick Henry Sherrill dispara dentro de la oficina postal de Edmond, en Oklahoma, y asesina a 14 personas tras ser amenazado con un despido.

29 de diciembre de 1987: Un sargento jubilado de nombre Gene Simons sucumbe ante la frustración por problemas económicos y asesina a 16 personas en la comunidad de Russellville, en Arkansas. Cinco de esas personas eran miembros de su propia familia.

16 de octubre de 1991: George Hennard, que trabaja como camionero, ingresa en una cafetería de Killen, Texas, y mata a 22 personas antes de quitarse la vida.

20 de abril de 1999: En uno de los ataques más recordados de la historia, Dylan Klebold y Eric Harris ejecutan un asalto en el colegio de Columbine, armados con pistolas, rifles, cuchillos y bombas. Antes de suicidarse, los jóvenes dejaron a 12 de sus compañeros y uno de sus maestros muertos, además de 21 heridos.

16 de abril de 2007: Seung-Hui Cho, de 23 años, mata a 32 personas en el campus del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia antes de quitarse la vida. Cho se las arregló para enviar paquetes con videos de sus planes mientras realizaba la masacre. Según sus compañeros, era víctima del bullying y enfrentó dificultades por su nacionalidad surcoreana.

5 de noviembre de 2009: Un psiquiatra llamado Nidal Hasan asesina con arma de fuego a 13 personas dentro del Centro de Procesamiento de Preparación de Soldados en Fort Hood, Texas.

14 de diciembre de 2012: Adam Lanza asesina a 26 personas, 20 de ellos niños de 6 y 7 años de edad, en la escuela primaria de Newton, Connecticut, antes de suicidarse. Al llegar a su casa las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de la madre de Lanza, a quien este había asesinado el mismo día.

16 de septiembre de 2013: Un hombre llamado Aaron Alexis se suicida tras asesinar a 13 personas en el Mando de Operaciones de la Armada en Washington.

1 de octubre de 2015: Christopher Harper-Mercer, un alumno del Colegio Comunitario Umpqua en Roseburg, Oregón, asesina a tiros a un profesor y ocho estudiantes en el campus de la universidad, dejando a unos siete más heridos.

2 de diciembre de 2015: La reciente masacre de San Bernardino la lleva a cabo el matrimonio compuesto por Syed Farook y Tashfeen Malik. El atentado a un centro de ayuda a discapacitados deja 14 muertos. Farook y Malik eran inspirados por el Estado Islámico.

20 de febrero de 2016: Jason Dalton es detenido por realizar una serie de tiroteos que dejan un saldo de seis personas muertas en la ciudad de Kalamazoo, en el estado de Michigan.

22 de abril de 2016: En el condado de Pike, en el estado de Ohio, ocho miembros de una familia son asesinados en lo que se describió como un acto de ejecución.

12 de junio de 2016: 49 muertos y 53 heridos es el resultado del ataque al bar Pulse, en Orlando, protagonizado por Omar Seddique Mateen. Aparte de la cantidad de muertos y heridos y el odio contra la comunidad homosexual, sobresale la punzante amenaza del Estado Islámico que cada vez parece penetrar con mayor fuerza en varios rincones del mundo.

Renace el debate sobre el transporte de petróleo tras el accidente de tren en Oregón

Renace el debate sobre el transporte de petróleo tras el accidente de tren en Oregón

Voces de ambos lados. Cuando la sangre llama, no existen las fronteras

Voces de ambos lados. Cuando la sangre llama, no existen las fronteras