Sanders en Oregón y su posición en la contienda

Sanders en Oregón y su posición en la contienda

Iralee Acosta- El pasado 28 de abril, el demócrata Bernie Sanders visitó Springfield –100 millas al sur de Portland, donde estuvo por última vez el 25 de marzo– para cerciorarse de que todo marche bien para las primarias del 17 de mayo. Durante el mitin, el senador por Vermont señaló que confía en obtener un alto número de votos en Oregón. Nuestro estado cuenta con 74 delegados demócratas y, pese a no ser un gran número, puede ser crucial en la contienda, por lo que Sanders tiene su fe puesta en que estos votos le ayuden a recuperar su avanzada electoral, tras la marcada derrota que ensombrece su campaña hasta hoy. La ventaja de Clinton sobre Sanders hace que sus posibilidades parezcan matemáticamente imposibles; no obstante, el candidato dijo confiar en que en noviembre haya una “unidad democrática”, e instó a sus simpatizantes a no rendirse. “No debemos tener a un republicano en la Casa Blanca”, dijo Sanders a los cerca de 5,000 asistentes, de acuerdo con el diario The Register-Guard, de la ciudad de Eugene.

Este periódico también señaló que Sanders acusa a los republicanos de pretender recortar programas como Medicaid y Medicare, así como de bloquear el derecho al aborto y boicotear los límites financieros en las campañas. “Es difícil imaginar por qué alguien votaría por esa agenda. […] Es una agenda radical”, señaló el aspirante demócrata. Además, el senador trató temas de gran importancia para los oregonianos, como corregir el desequilibrio en cuanto a los ingresos, incrementando los impuestos de los que más tienen.

Por ahora, Bernie Sanders apela a los superdelegados (alrededor de 700) que votarán en la convención de julio en Filadelfia. Cabe recordar que, mientras los delegados regulares están obligados a votar según los resultados de las primarias, los superdelegados pueden elegir a quién apoyar. Desgraciadamente para el aspirante demócrata, más de 500 de ellos han otorgado ya su voto de confianza a la exsecretaria de Estado, incluso en condados en los que Sanders resultó ganador. Esto ha hecho que Sanders cuestione la honorabilidad de los superdelegados, al afirmar que no están respetando la decisión de todos aquellos ciudadanos que lo prefieren a él.

¿Se podría considerar acaso esto una falta de democracia? En su favor, Sanders invita a los superdelegados a tomar en cuenta las encuestas, que reflejan que sería mucho mejor opositor que Clinton ante Donald Trump. “Cada superdelegado debe reflexionar de manera objetiva para determinar qué candidato tendrá mayores posibilidades de vencer a Donald Trump”, declaró.

Por su parte, Trump expresó que para él la disputa está definida y, asimismo, agregó: “Voy a derrotar a Clinton fácilmente. […] Va a ser más fácil derrotar a Clinton que algunos a los que he ganado ya”. No obstante, pese a la seguridad del opositor republicano, Clinton confía en la unión de su partido y de quienes lo apoyan, por lo que aseguró: “Tanto si apoyan al senador Sanders como a mí, hay mucho más que nos une de lo que nos separa”.

Se necesitan 2,383 delegados para ganar la contienda demócrata. En las primarias del pasado 3 de mayo, Sanders ganó Indiana, y el 10 de mayo, Virginia Occidental, lo que le permitió sumar 1,467 votos contra los 2,238 que acumulaba Clinton. Si bien todo parece indicar que la ex primera dama tiene el trono demócrata asegurado, aún faltan cientos de delegados por repartirse, lo que obliga a esperar un poco más antes de cantar victoria.

“El equipo de Clinton cree que esta campaña se acabó, [pero] están equivocados. […] Estamos en esta campaña para ganarla y vamos a pelear hasta que se haya depositado el último voto”, declaró Sanders luego de su victoria del supermartes. Aunque dicho triunfo no debilita los resultados de Clinton, sí aumenta las probabilidades del senador por Vermont para ser el candidato demócrata oficial, y ser quien se enfrente al magnate republicano en la contienda final.

Los jóvenes indocumentados también pueden obtener becas universitarias

Los jóvenes indocumentados también pueden obtener becas universitarias

Ecuador tras el terremoto

Ecuador tras el terremoto