Disputa entre Nestlé y grupo ambientalista en el río Columbia

Disputa entre Nestlé y grupo ambientalista en el río Columbia

Iralee Acosta- Nestlé ha planeado establecer una planta embotelladora de agua en la garganta del río Columbia (en Cascade Locks), que se abastecería de los manantiales termales de Oxbow. Hay quienes apoyan este proyecto, pero también están aquellos que se oponen a él rotundamente; por tal motivo, se crearon dos grupos: la Alianza Local de Agua (LWA, por sus siglas en inglés) y la Coalición por una Economía Fuerte en la Garganta (Coalition for a Strong Gorge Economy), entre los que se ha desatado una disputa de tal magnitud que hará que el destino de la planta sea sometido a votación. La Alianza Local de Agua inició su tarea en contra de la propuesta de Nestlé, dando a conocer los impactos negativos que esta tendría, tales como la cantidad de basura que se produciría con las botellas de plástico, o el hecho de exportar agua, cuando tantos años de sequías ocasionaron severos racionamientos para los residentes del estado.

LWA ha asegurado que este proyecto traerá más pérdidas que beneficios, por lo que ha sugerido la medida de protección 14-55, que tiene como objetivo prevenir que tanto Nestlé como otras empresas importantes embotellen y transporten agua de nacimientos del condado de Hood River, en concreto de los manantiales termales de Oxbow. Asimismo, dicha disposición modificaría el acta constitutiva del condado, prohibiendo la producción de 1,000 o más galones de agua embotellada por día. Evidentemente, esta medida impediría a Nestlé construir su planta, puesto que la empresa espera envasar hasta 11 veces más esa cantidad por hora.

Al enterarse de la propuesta de LWA y de que esta sería sometida a votación, aquellos que apoyan a Nestlé crearon la Coalición por una Economía Fuerte en la Garganta, cuya iniciativa surgió en otoño, pero que no fue registrada oficialmente ante la Secretaría de Estado de Oregón hasta el pasado 9 de marzo. Este comité pro-Nestlé consta de 100 miembros activos y sus directores son Anne Holmstrom y Debora Lorang. También forman parte del colectivo el alcalde de Cascade Locks, Tom Cramblett, y el presidente de la Comisión del Puerto, Jess Groves.

La Coalición considera que la medida de protección de agua privará a la ciudad de Cascade Locks de empleos y de autonomía legal. “El nombre del juego es trabajo y autonomía”, declaró el alcalde Cramblett, que además aseguró que el suministro de Hood River no se verá afectado en lo más mínimo por la propuesta de Nestlé.

Aun así, la Alianza Local de Agua ha continuado su defensa de los manantiales, colocando carteles por doquier con la leyenda “Nuestra agua, nuestro futuro”. Aurora del Val, directora de la campaña, dijo que han estado redoblando esfuerzos: “Hood River y Cascade Locks no perderán el control de sus suministros de agua. […] No queremos sentar el precedente de ser un condado exportador de agua.”, aseguró e indicó del mismo modo que Nestlé en ningún momento ha prometido trabajos con altos salarios para los residentes de la región, por lo que solamente saldría beneficiada económicamente la empresa.

Mientras se acerca el día de la votación, ambos grupos centran todos sus esfuerzos en difundir su mensaje, tocando de puerta en puerta y haciendo uso de los medios de comunicación. Cerca del Día Mundial del Agua fueron transmitidos dos videos sobre el tema Nestlé. El primer video, producido por Story of Stuff, muestra entrevistas a miembros de la LWA que condenan a la empresa de ser abusiva y agresiva para los manantiales. Mientras que el segundo, producido por la propia Nestlé, presenta los puntos favorables de la agrupación y de su propuesta, considerándola un estímulo económico que representa una gran oportunidad para el condado, argumentando que la empresa generaría alrededor de 50 empleos de larga duración e incrementaría los impuestos a la propiedad hasta dos veces.

Por otro lado, existe un acuerdo sobre el intercambio de agua entre Cascade Locks y el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Oregón —ODFW, por sus siglas en inglés—, quien tiene el derecho exclusivo de hacer uso del agua de los manantiales de Oxbow. Dicho acuerdo consiste en el canjeo de 0.5 pies cúbicos por segundo del agua subterránea de la ciudad por una cantidad similar del agua de manantial de ODFW que proviene de los nacimientos de Oxford, mismos que alimentan el criadero de salmón de ODFW. Posteriormente, la ciudad le estaría vendiendo esta agua a Nestlé para que la embotelle en la planta, cuyo coste supondría alrededor de 50 millones de dólares. Sin embargo, dicho acuerdo continúa estancado, pues no cuenta todavía con la aprobación del Departamento de Recursos de Agua de Oregón.

Los esfuerzos de ambos grupos no se verán reflejados hasta el 17 de mayo, el día de la votación, cuando probablemente se tome una decisión final en la consulta sobre el bloqueo o la continuidad de las embotelladoras de agua, aunque el proceso podría tardar varios años más.

El incierto y complejo proceso de desmovilización de las FARC

El incierto y complejo proceso de desmovilización de las FARC

Elecciones demócratas: ¿podrá Sanders alcanzar a Clinton?

Elecciones demócratas: ¿podrá Sanders alcanzar a Clinton?