Rusia se retiró de Siria al clamar “misión cumplida”, pero Siria está lejos de la paz

Rusia se retiró de Siria al clamar “misión cumplida”, pero Siria está lejos de la paz

Mario Vallejo- Pese a que la situación en Siria no acapara los principales titulares alrededor del mundo como antes, no parece que vaya a mejorar pronto. Los líderes de la oposición declaran que nunca considerarán al autocrático presidente sirio, Bashar al-Assad, como legítimo, pero este se rehúsa a dimitir. Mientras tanto, las presiones del Estado Islámico (EI) son cada vez más extremas, y los miembros expanden su dominio hacia la región que aseguran les pertenece. Sin embargo Rusia, que desde septiembre del año pasado ha dado al Gobierno de al-Assad apoyo militar para permanecer en el poder, anunció la semana pasada que retirará sus tropas de Siria, pues según el presidente, Vladimir Putin, ya cumplieron con su labor de retener a los extremistas. El anuncio de Putin, que coincide con el inicio de las negociaciones de paz en Ginebra para el conflicto sirio, sorprendió a gran parte de la comunidad internacional.

Putin llamó a al-Assad para comunicarle esta decisión el 14 de marzo, y le aseguró que su misión, la de mantener la situación estable dentro del país, estaba cumplida, y que la retirada de las tropas arrancaría el día siguiente. Pero no se trata de una retirada completa, pues una base aérea y una instalación naval se quedarán en operación dentro del país, y Putin ha advertido que no vacilará en volver a utilizar “el arsenal completo de capacidades a nuestra disposición” en cuestión de horas, si fuera necesario, para reponer su fuerza militar en el país.

Según datos del Gobierno ruso, la operación, hasta este día, ha dejado a 2,000 rebeldes muertos. La situación se complica pues algunas naciones, entre ellas Estados Unidos, critica que Rusia ha buscado y atacado a grupos moderados y no solamente a terroristas, y que no ha hecho nada para evitar las muertes de personas inocentes, pero Rusia ha querido ser uno de los principales actores –si no es que el principal– en las negociaciones que determinarán el futuro de Siria en Ginebra.

Pese a los avances, si es que así se le pueden llamar, la situación en Siria aún está muy tensa entre la guerra civil y la expansión del Estado Islámico. El jueves se difundió nuevo material del grupo terrorista en el que se puede apreciar la ejecución de seis personas acusadas por espionaje en Fallujah, Iraq. Uno de los acusados, empleado de hospital, fue decapitado con explosivos, otro con un cuchillo, y los demás, ejecutados a balazos. Los escalofriantes asesinatos son solo unos pocos de los que el grupo extremista ha publicado como propaganda.

A pesar de las negociaciones de paz, el cese al fuego y la retirada de las tropas rusas, esta complicada guerra no terminará pronto. Con casi 300,000 muertos en el periodo de guerra de Siria, y ante el hecho de que ninguna de las partes está dispuesta a ceder a las exigencias de las otras, se ve difícil alcanzar el punto de paz que, según Rusia, se avecina.

Las próximas elecciones en el Perú se deciden en los tribunales

Las próximas elecciones en el Perú se deciden en los tribunales

Trump y el Partido Republicano, del escepticismo al pánico

Trump y el Partido Republicano, del escepticismo al pánico