La (futura) crisis de la deuda en Venezuela

La (futura) crisis de la deuda en Venezuela

David Guzmán Fonseca- En Venezuela se anticipa una crisis de la deuda externa. Aunque el Gobierno del presidente Nicolás Maduro logró hacer algunos pagos que vencían en febrero de 2016, lo hizo poniendo en jaque los desembolsos para finales del presente año. La cancelación de esos compromisos por más de 1,500 millones de dólares implica menos dinero en las cuentas del Gobierno para impulsar la economía venezolana, al tiempo que el país pasa por una desaceleración económica, con desabastecimientos e inflación.

De cualquier forma que se vea, la situación de Venezuela a futuro es compleja y poco alentadora.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), se anticipa que el presente año la inflación venezolana llegue a 720%, después de que en 2015 fue de 150%, como resultado del abastecimiento de bienes, así como de la política de imprimir dinero para pagar crecientes gastos que ya no se pueden costear.

Igualmente se pronostica que en 2016 su economía se contraiga 10%, después de que el año pasado disminuyó 5.7%. Esto es resultado de los bajos precios del petróleo, que hoy rondan los 25 dólares por barril —una reducción de 48% respecto a junio de 2015—.

El hecho de que la economía venezolana sea cada vez más dependiente de la exportación petrolera hace que esta se tambalee cuando los precios del crudo caen. A modo de ejemplo puede señalarse que, de los bienes que se exportaban antes de que el ex presidente Hugo Chávez llegara al poder en 1999, alrededor de 70% estaban relacionados con el sector petrolero; en este momento, las exportaciones de crudo representan 97% del total.

La empresa estatal petrolera PDVSA tendrá que realizar pagos por 5,000 millones de dólares en los meses de octubre y noviembre de 2016, pero se pronostica que ni el Gobierno venezolano ni PDVSA tendrán los recursos para pagar estos intereses y bonos.

Adicionalmente, no parece que los acreedores internacionales como China y Rusia estén considerando la posibilidad de perdonar parte de la deuda, debido a que pasan por sus propios problemas económicos. Esto llevaría al eventual cese de pagos y a una crisis de la deuda que, muchos anticipan, puede llegar a ser peor que la vivida por Argentina a principios del presente siglo.

Los pagos de finales del presente año corresponden a los bonos de deuda que tiene la empresa petrolera estatal PDVSA. Aunque pareciera que no tienen nada que ver con la deuda del país, sí están relacionados, dado que se considera que PDVSA es la fuente más importante de recursos del Gobierno (al que no le corresponde cancelar por ningún otro vencimiento de un bono hasta 2018).

El Gobierno venezolano ha venido reduciendo sus reservas para poder seguir pagando los compromisos de deuda, pero eso también significa que ha dejado de lado otras obligaciones, especialmente con sus ciudadanos. Por ejemplo, en 2015, al cancelar alrededor de 10,000 millones de dólares en pagos de deuda externa, recortó la venta de dólares a privados, lo que detuvo industrias y profundizó el desabastecimiento de los bienes básicos para los venezolanos.

Las reservas de un Gobierno constituyen lo que tiene guardado en oro y moneda extranjera para responder a los pagos de los bienes que importa y el servicio de la deuda, pero también para estabilizar la moneda del país e incluso para invertir en momentos de contracción económica. El pago de los 1,500 millones de dólares realizado el mes pasado significa que ese dinero, que pudo haberse invertido para estabilizar la moneda local o ayudar a pagar las importaciones de bienes básicos, se utilizó para paliar fines exógenos.

El futuro de la economía venezolana es poco alentador y las posibilidades de que el Gobierno deje de pagar sus obligaciones en el exterior son más crecientes. Sin embargo, ya tiene tiempo que el Gobierno dejó de cumplir las obligaciones básicas con sus constituyentes. Por ahora parece que Venezuela se enfoca en seguir pagando la deuda externa, mientras que la economía sigue yendo en picada.

¿Cuál es el siguiente paso de la FIFA?

¿Cuál es el siguiente paso de la FIFA?

Continúa la carrera hacia la Casa Blanca

Continúa la carrera hacia la Casa Blanca