La batalla de Apple por la privacidad

La batalla de Apple por la privacidad

Mario Vallejo- Google, Facebook, Microsoft, Twitter y Snapchat son solo algunas de las compañías que se han unido a la lucha de Apple contra el Gobierno estadounidense, que surgió ante la tentativa del FBI de obligar a la gigante tecnológica a crear una codificación que permita hackear el teléfono de Syed Rizwan Farook, uno de los dos tiradores del escalofriante ataque en San Bernardino, California, a finales del año pasado (en el que murieron 14 personas y 22 quedaron lesionados). Ahora estas poderosas compañías se están convirtiendo en las aliadas principales para proteger la privacidad de sus clientes, pues como dice Evan Spiegel, director ejecutivo de Snapchat: “Si un solo juez puede obligar a Apple a crear una ‘puerta de atrás’ para acceder a su teléfono, otro juez nos podría obligar a violar las protecciones para nuestros datos también”. De este modo, las compañías que normalmente eran competencia directa de Apple se están volcando para protegerse y también a los usuarios, cuya privacidad temen será puesta en peligro.

Las compañías presentaron lo que se conoce como amicus curiae (documento que entrega un tercero en un caso legal con el propósito de proveer información relevante al caso, sin haber sido solicitado). En el escrito, destacan que no están motivados por “compasión” hacia los terroristas: “A [nosotros], en resumen, no nos interesa nada proteger a los que violan la ley. Pero [rechazamos] la aseveración no corroborada del Gobierno, de que la ley le permite reclutar a los propios ingenieros de una compañía para perjudicar las protecciones de los datos en sus productos”. El jefe legal de Microsoft, Brad Smith, anunció la intención de la compañía de presentar el documento y ponerse del lado de Apple, a finales del mes pasado.

Según las autoridades, Apple, además de estar vinculada con la masacre de San Bernardino debido al uso del iPhone, tiene la obligación legal de hacer lo que el Gobierno le mande, bajo una ley llamada All Writs Act. Pero en el documento, las compañías llaman la atención sobre el hecho de que esta ley se remonta al siglo XVIII: “Esta corte debería [...] tener cuidado al aplicar una decisión que data de una era en que los conceptos de ‘teléfonos celulares’ y ‘el internet’ no se conocían”.

Algunas de las nuevas propuestas del departamento de Justicia estadounidense darán autoridad al FBI para realizar redadas virtuales en cualquier lugar del mundo. Actualmente, solo se le permite abrir puertas a investigación para equipos del lugar exacto donde se han dado los hechos que se investigan. Google alerta sobre lo que representaría que el Departamento de Justicia se salga con la suya. Según la compañía, significaría que los datos de todos los usuarios estarían en manos del FBI para que pudiera revisarlos sin previo aviso y sin importar la privacidad. (Curiosamente, solo hace un par de años, Google fue acusada por el fundador de Wikileaks, Julian Assange, de permitir al FBI y a la Administración de Seguridad Nacional revisar los correos electrónicos de sus usuarios.)

Tal vez lo que más les preocupa a estas compañías, más allá de la posibilidad de que el Gobierno tenga acceso a los datos personales de sus clientes, es que lo obtengan delincuentes y hackers, pues una vez que se abra esta “puerta de atrás,” como la llamó Evan Spiegel, no va a poder cerrarse, y eventualmente terminará en las manos de criminales. Si eso llegara a pasar, la reputación de seguridad inquebrantable que ha caracterizado a la empresa Apple quedará permanentemente manchada, lo que sentará un precedente que podría dejar a las demás compañías igual de vulnerables.

Made in China (pero con insumos latinoamericanos)

Made in China (pero con insumos latinoamericanos)

¿Cuál es el siguiente paso de la FIFA?

¿Cuál es el siguiente paso de la FIFA?