¿Cuál es el siguiente paso de la FIFA?

¿Cuál es el siguiente paso de la FIFA?

Mario Vallejo- La FIFA ha elegido a su nuevo presidente: se trata de Gianni Infantino, un agradable ítalo­suizo que promete cambios radicales dentro del fútbol y dentro de la propia institución. Su principal propuesta es (por primera vez en muchos años) tener una FIFA transparente y que ofrezca al mundo una buena impresión. Gianni Infantino se presentó como candidato mientras fungía como secretario de la UEFA. Con 115 votos, su victoria provocó una celebración en toda América, pues sus propuestas benefician al fútbol del continente, pero especialmente dentro de la Concacaf y el Conmebol, puesto que ofrece más cupos para la copa del mundo y fuerte apoyo económico para las federaciones.

Una de sus propuestas más sonadas es la de aumentar de 32 a 40 el número de equipos en el mundial, con la intención de volverlo más competitivo (en su momento, el expresidente Joseph Blatter hizo lo mismo para el mundial de Francia en 1998, al pasar de 24 a 32 selecciones). De esas 40 selecciones, las plazas para Sudamérica pasarían de 4.5 a 5.5, y en el caso de Centroamérica, Norteamérica y el Caribe, de 3.5 a 4, e incluso a 4.5.

El principal problema de la FIFA en los últimos años ha sido la falta de transparencia para administrar sus fondos. Para abordar esta preocupación, Infantino propone una cantidad considerable de dinero para cada federación, que recibirá bajo estrictas medidas de control y con contratos debidamente registrados.

Infantino dijo en su discurso al tomar posesión de su nuevo cargo que pretende “devolver la grandeza al futbol” y limpiar la cara de la FIFA con transparencia, separando el lado deportivo y el administrativo. El nuevo presidente quiere evitar polémicas en el futuro como las que se dieron durante la gestión de Blatter, quien dimitió el año pasado en medio de un fuerte escándalo de corrupción.

¿Qué esperar de la nueva FIFA?

Una nueva administración trae consigo cambios. Con Infantino, estos parecen ser grandes y beneficiosos para muchas federaciones que tienen problemas económicos. Para cada una se entregará en un periodo de cuatro años 5 millones de dólares para ser utilizados en proyectos de desarrollo.

Y es que precisamente el reto es ese, manejar la institución con transparencia. Infantino promete guiar a la FIFA por el rumbo de la transparencia y del trabajo honesto, y para cumplir esta difícil misión ha pedido la colaboración de todos los asociados. A cambio, el nuevo presidente ofrece trabajar de manera estrecha con cada uno de ellos para resolver sus problemas, escuchar sus propuestas y realizar cambios importantes que beneficiarán al mundo futbolístico y al mundo en general.

La batalla de Apple por la privacidad

La batalla de Apple por la privacidad

La (futura) crisis de la deuda en Venezuela

La (futura) crisis de la deuda en Venezuela