Gentrificación en Portland: ¿se puede resarcir el daño causado a los desplazados?

Gentrificación en Portland: ¿se puede resarcir el daño causado a los desplazados?

Iralee Acosta- De acuerdo con un estudio realizado en 2015 por la revista Governing, Portland es la ciudad más gentrificada del siglo en todo el país. La investigación arrojó que en más de 50% de los vecindarios que son candidatos para la gentrificación, este fenómeno social tiene estragos lamentables. Para que una sección califique como elegible para ser gentrificada, la media del ingreso familiar y del valor de la casa (en conjunto) debe estar en el último 40% de todas las demás secciones dentro de un área metropolitana. En Portland, mientras que de 1990 a 2000, 47.1% de las porciones elegibles fueron gentrificadas, del año 2000 para acá el porcentaje aumentó 58.1%.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos de EE. UU. (U.S. Census Bureau), tan solo de 2000 a 2014, alrededor de 8,900 afroamericanos tuvieron que salirse del norte central y noreste de la ciudad debido a la gentrificación. Lo mismo ocurrió con otros grupos minoritarios, de manera notable con los hispanos, comunidad que tiene décadas en esta zona pero ha enfrentado aumentos en el alquiler y otras barreras que los empujan cada vez más lejos del centro de la ciudad.

Mientras que algunos lo consideran como evolución urbana, muchos otros desaprueban el desplazamiento al que se ven forzados los habitantes de las zonas mencionadas. Víctor Merced, miembro de Hacienda CDC (una corporación sin fines de lucro dedicada al desarrollo de la comunidad), señaló que la gentrificación de Portland es, en definitiva, un arma de doble filo. “Por una parte, incrementa las inversiones en las colonias; pero, por otra, existen personas que han vivido en ese lugar toda su vida; familias que crecieron y que fueron a la escuela ahí, y que ahora están siendo desplazadas”, declaró Merced. Asimismo, el presidente de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color de Portland (NAACP, por sus siglas en inglés) dijo que ahora esta ciudad es para los ricos y que aquellos de escasos recursos se ven forzados a mudarse al este de la Avenida 82.

No obstante, el alcalde de la ciudad, Charlie Hales, admitió el problema y prometió destinar $20 millones a generar viviendas que puedan ser asequibles para estas personas. Del mismo modo, aseguró que está dispuesto a mostrar a los residentes del área las “cosas buenas que están por llegar”. Los oficiales de Portland están conscientes del gran número de familias, especialmente de grupos minoritarios, que han sido desplazadas a lo largo de los años del norte central y noreste de la metrópoli más grande de Oregón. Por tal motivo, han diseñado un plan para abrirles un camino de regreso a casa.

El comisionado Dan Saltzman, supervisor del Departamento de Vivienda, afirma en su sitio web que se está abordando la problemática de la gentrificación y el desplazamiento. Agregó también que, con esos 20 millones de dólares que ha comprometido el Concejo Municipal y la Comisión de Desarrollo de Portland, el próximo año se estaría aplicando una política para dar prioridad a los miembros de dichas comunidades. Se construirán nuevos apartamentos y se dará prioridad de adquisición a las familias que fueron anteriormente desplazadas, además de que se les va a ayudar con el pago inicial. De este modo, lograrán tener nuevamente un hogar dentro de los 3,990 acres del Corredor Interestatal. Además, este programa permitirá que los residentes actuales de estas zonas se queden con las casas.

Por supuesto, no se espera que esa política preferencial pueda resarcir décadas de desplazamiento, las cuales abarcan la destrucción de vecindarios enteros como el del Hospital Emanuel (ahora Legacy Emanuel Medical Center) y el del Coliseo de Homenaje a los Veteranos (Veterans Memorial Coliseum). Dan Saltzman dice estar consciente de que muchos creen que el programa ha llegado un poco tarde, pero está abierto a cualquier alternativa que pueda mitigar los efectos negativos de la gentrificación. “Pensamos que la política de preferencia es, de alguna forma, una idea arriesgada; [pero] este no es el fin de la discusión, [sino] el principio de ella”, declaró el comisionado.

Cabe aclarar que la política preferencial está dirigida a “comunidades marginadas con ataduras históricas”, no a ningún grupo minoritario en particular. Se espera que las primeras viviendas estén disponibles para el año 2017.

Urgen a la incorporación de más latinos en carreras tecnológicas

Urgen a la incorporación de más latinos en carreras tecnológicas

Emergencia habitacional en Portland, Oregón

Emergencia habitacional en Portland, Oregón