Urge una solución para los refugiados del Triángulo Norte de Centroamérica

Urge una solución para los refugiados del Triángulo Norte de Centroamérica

Mario Vallejo- Las redadas de migrantes por parte del ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos) siguen acaparando la atención en todo el país de cara a las elecciones presidenciales. En la agenda política, cada vez se le da mayor importancia al tema de los migrantes. Las redadas en busca de familias de migrantes centroamericanos se han mantenido desde principios de este año, y varios sectores piden, nuevamente, el cese de las acciones y que se busquen alternativas más amigables para todos, especialmente para los niños. A finales del mes pasado, un grupo de 22 miembros demócratas del Senado enviaron una carta directamente al presidente Barack Obama, pidiendo alto a las redadas y que se acogiera a los refugiados centroamericanos, a los que persiguen altos índices de pobreza y violencia en sus países de origen. La nota está principalmente orientada a proteger a las familias de El Salvador, Honduras y Guatemala, los países más afectados con las deportaciones. Solo en El Salvador, el aumento de homicidios con respecto al año anterior ha crecido un 70%, esto sin mencionar la situación económica y las enfermedades que acechan a los países del área. En la carta aparecen recogidos los siguientes datos: “La crisis humanitaria en los países del Triángulo del Norte es innegable. De 2008 a 2014, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) documentó un aumento del 1,185% en las solicitudes de asilo de El Salvador, Honduras y Guatemala —no presentada en los Estados Unidos, sino en Belice, Costa Rica, México, Nicaragua, y Panamá—. La violencia brutal infligida por los grupos armados a lo largo de estos países está obligando a la gente a huir a cualquier parte donde puedan encontrar seguridad”.

Apenas dos semanas antes de que se presentara la carta a la Administración Obama, el secretario de Estado, John Kerry, había asegurado que se ampliaría el programa para refugiados centroamericanos en Estados Unidos para dar una alternativa “legal y segura” a los que se encuentran bajo la amenaza de la deportación. Kerry explicó que el principal objetivo es proteger a las personas que buscan su acceso a Estados Unidos de las garras del tráfico de humanos, puesto que esa travesía “los convierte en presa fácil de contrabandistas de humanos a los que no les interesa más que sus propias ganancias”.

El secretario llamó a no obedecer a la “política sucia” de quienes emiten mensajes nocivos sobre los refugiados, y reafirmó el compromiso de Estados Unidos con los migrantes que escapan de la dura realidad de sus países para buscar lo mejor para sus familias. Para desarrollar dicho plan, se necesita de la colaboración de ACNUR para determinar quiénes necesitan el estatus de refugiados, tomando en cuenta algunos parámetros específicos, como ser víctima de pandillas o trabajar en defensa de los derechos humanos. No importa si las personas tienen o no familiares en Estados Unidos, según informa El Diario, al confirmarlo con funcionarios legislativos.

Muchos de los que se oponen a la ampliación de estas medidas para acoger a los refugiados centroamericanos señalan que, a su parecer, el principal motivo para la migración de estos grupos es el económico, y no un verdadero peligro mortal. Sin embargo, según datos de UNICEF de 2014, Guatemala y El Salvador tienen las tasas de homicidios de niños más altas del mundo, con 24 y 27 niños asesinados respectivamente entre 100,000 personas, superando a países en guerra, como Iraq y Afganistán, que no alcanzan los 10. Los niños han sido una prioridad en cuanto a la protección, pero parece que esto no ha importado para las redadas recientes, en las que son principalmente las mujeres y los niños los que se encuentran en la mira de ICE. Desde diciembre, se ha capturado a cerca de 120 personas centroamericanas bajo el argumento de que no cumplieron con las normas o perdieron sus casos de asilo.

En la carta al presidente Obama, los legisladores demócratas expresan la preocupación de que estas personas no tengan acceso al debido proceso de la ley, y que están siendo regresadas a las garras de la violencia, las drogas e incluso la muerte en sus respectivos países, y urge al presidente a implementar soluciones de una manera consistente con los “valores” del país: “La crisis humanitaria en nuestro hemisferio nos obliga a afirmar nuestro valor fundamental de la protección. Entendemos su deseo de disuadir a familias adicionales a que emprendan la travesía peligrosa a los Estados Unidos, pero no debemos abandonar a aquellos con el derecho potencial de ser protegidos al buscar ese objetivo”.

Luchan por llamar la atención del Papa a la vida de los inmigrantes

Luchan por llamar la atención del Papa a la vida de los inmigrantes

La campaña para el voto latino

La campaña para el voto latino