Irán se abre al mundo pero Estados Unidos aún tiene dudas

Irán se abre al mundo pero Estados Unidos aún tiene dudas

David Guzmán Fonseca- El pasado 16 de enero de 2016, la Agencia Internacional para la Energía Atómica, que forma parte de la Organización de las Naciones Unidas, confirmó que Irán había cumplido con lo requerido en el tratado internacional que firmó junto con otras seis potencias mundiales en julio de 2015 para acabar con la propagación y el desarrollo de un programa nuclear en el país islámico. El acuerdo entre Irán, Estados Unidos y otros cinco países consideraba que si el primero cumplía con las condiciones estipuladas, los últimos levantarían gran parte de las sanciones financieras y comerciales que habían sido impuestas en la década anterior.

Acorde con algunas estimaciones, el Gobierno de Irán podría tener acceso a cerca de 100 mil millones de dólares congelados en cuentas en el exterior, que no habían podido ser repatriados como resultado de las sanciones. Sin embargo, autoridades tanto estadounidenses como iraníes sugieren que la cifra, en realidad, se acercaría a los 55 mil millones de dólares después de que se pagaran ciertas deudas, según John Kerry, el secretario de Estado de los Estados Unidos.

Recientemente, el ministro de Relaciones Internacionales de Arabia Saudita, Adel Al-Jubeir, declaró que, debido al levantamiento de algunas de las sanciones económicas sobre Irán, existe el riesgo de que una parte de esos ingresos se utilice para financiar actividades terroristas. Sobre dicho punto, el secretario Kerry afirmó el 21 de enero de 2016 en Davos, Suiza, que efectivamente este podía ser el caso, y que Estados Unidos no podía hacer mucho al respecto.

No obstante, aunque Obama ha acordado levantar ciertas sanciones, aún se mantiene firme en otras, las cuales, afirmó, fueron las que generaron el espacio para una negociación con Irán: las relacionadas con la violación a los Derechos Humanos, el apoyo al terrorismo y el programa de misiles balístico.

Lo anterior significa que gran parte de las compañías estadounidenses no podrá hacer negocios con sus contrapartes en Irán, mientras que otros países sí podrán hacerlo. De acuerdo con lo estipulado, los negocios entre ambos países se van a limitar a la importación de alimentos y alfombras iraníes, así como a la venta de partes de aviones para uso civil.

Por su parte, las potencias comerciales europeas y asiáticas ya han comenzado su acercamiento hacia Irán, que cuenta con la cuarta reserva más grande del petróleo mundial y que ha prometido aumentar su exportación de crudo en un millón de barriles para el próximo año. De acuerdo con algunos cálculos del gobierno iraní, se considera que se producirá un aumento en la inversión extranjera directa de aproximadamente 50 mil millones de dólares anuales.

A pesar de los temores que la disponibilidad de tales recursos para Irán ha generado en sus detractores, algunas muestras de buena fe parecen vislumbrar un panorama más alentador. La liberación de los diez marinos estadounidenses capturados por el Gobierno iraní cuando invadieron aguas de ese país, así como el intercambio de cuatro americanos encarcelados en Irán, tras el perdón a siete iraníes por parte del gobierno del presidente Barack Obama, muestran el efecto que ha tenido, no sólo el acuerdo nuclear, sino el acercamiento diplomático entre ambas naciones.

De esta forma, si bien el futuro del acuerdo entre Irán y los Estados Unidos es incierto, el prospecto económico del país parece ir mejorando con su acercamiento a otras naciones y la diplomacia podría estar rindiendo frutos. Tal como ha sucedido con el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, muchos aún creen que la vía diplomática no es el mecanismo por medio del cual se va a generar un cambio político y económico. Solo la historia y el tiempo podrán dar la respuesta a esta incertidumbre, que se acentúa más en el caso de Irán, por su ubicación e importancia dentro de una región tan inestable.

Por ahora, Obama y su gobierno tratan de aplicar una estrategia de “premio y castigo”, aunque parece que el castigo también lo podrían estar recibiendo, al menos potencialmente, los empresarios estadounidenses.

El virus del Zika avanza por el continente

El virus del Zika avanza por el continente

Comienza a emerger la ciudad perdida de Honduras

Comienza a emerger la ciudad perdida de Honduras