El virus del Zika avanza por el continente

El virus del Zika avanza por el continente

Mario Vallejo- El Gobierno de El Salvador solicitó a las mujeres de este país evitar el embarazo hasta el año 2018, con el fin de prevenir los problemas que el virus del Zika podría producir en los bebés en formación. El país se encuentra en un momento de emergencia, pues el brote de este virus, que afecta hoy a toda Latinoamérica, se ha expandido rápidamente en El Salvador: desde el 2015 se han presentado más de 5,000 casos, de los cuales 1,561 ocurrieron solo en 2016, según el viceministro de Salud Pública salvadoreño, Eduardo Espinoza. Colombia, el segundo país más afectado por el virus del Zika, también ha pedido evitar el embarazo, al menos durante ocho meses; mientras que Honduras, donde se han encontrado más de 600 casos de la enfermedad, solo ha aconsejado evitar el embarazo durante esta temporada.

La situación es más grave en Brasil, donde los primeros casos confirmados del virus del Zika se presentaron en mayo del año pasado, y de donde salió la primera evidencia (que todavía está por confirmarse) de que el virus podría causar una condición llamada microcefalia en los bebés de las madres infectadas durante el embarazo. Esta condición causa que el cráneo y el cerebro no alcancen un tamaño normal, y provoca retrasos en el desarrollo.

Según cifras oficiales, 96 mujeres salvadoreñas bajo sospecha del virus del Zika han dado a luz desde el año pasado, pero afortunadamente sus pequeños no muestran síntomas de la microcefalia. El Zika se une al dengue y el chikungunya para formar un trío de enfermedades, todas transmitidas por la misma especie de mosquito (Aedes aegypti), que está golpeando fuertemente a Centroamérica.

Hasta hace un año, el virus del Zika no se había observado en el continente americano. Fue descubierto en 1947 en Uganda (toma su nombre de los bosques de Zika, de dicho país), y para 1970, se había expandido por toda África. Fue hasta 2007 cuando se encontró el primer caso fuera de este continente, en la Isla de Yap, en Micronesia. En 2013 se dio un brote en Polinesia Francesa, y en 2014 se confirmó el primer caso de contagio en América, en la Isla de Pascua, que pertenece a Chile.

El zika generalmente dura entre cuatro días y una semana. Los síntomas —cuando los hay, pues en la mayoría de los casos pasa desapercibido— tardan de 3 a12 días en presentarse, y son similares a los del dengue: dolores de cabeza moderados, debilidad, dolores musculares, fiebres muy leves, conjuntivitis y las conocidas erupciones en la piel, las cuales comienzan en la cara y son muy agresivas, pero desaparecen en pocos días. En muy pocos casos se ha asociado con síntomas más graves, pero el verdadero peligro de este virus tiene que ver con sus efectos en los bebés no nacidos, no en los adultos.

No existe una vacuna, al menos en este momento, así que la única manera de prevenir el virus es evitar las picaduras de mosquitos. Si se logra comprobar el vínculo entre los defectos de nacimiento reportados en Brasil y el brote del virus del Zika, y si este virus no se frena y las recomendaciones oficiales contra el embarazo siguen vigentes en El Salvador y en otros países, podría reducir de manera significativa a una generación entera en Latinoamérica.

Política exterior cubana: bailando con el mejor postor

Política exterior cubana: bailando con el mejor postor

Irán se abre al mundo pero Estados Unidos aún tiene dudas

Irán se abre al mundo pero Estados Unidos aún tiene dudas