La antagónica relación de Macri y Maduro

La antagónica relación de Macri y Maduro

Mario Vallejo- No es ningún secreto que la relación entre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el de Argentina, Mauricio Macri, no es la mejor. Durante el mandato de Cristina Fernández de Kirchner en la presidencia argentina, el apoyo venezolano (tanto del Gobierno de Hugo Chávez como del actual) fue incondicional. Sin embargo, las relaciones diplomáticas entre estos países son muy distintas ahora. La postura de Macri en cuanto a Maduro ha sido clara desde el inicio. En noviembre, el entonces presidente electo argentino prometió que una de sus primeras decisiones a nivel regional sería exigir la liberación de los opositores presos en Venezuela y pedir ante Mercosur (el bloque comercial que incluye la Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela) que Venezuela responda a través de la cláusula democrática por violaciones a los derechos humanos.

La respuesta de Venezuela fue inmediata, invitando a Macri a no meterse a una pelea que ellos consideran que no le corresponde. El defensor del pueblo del régimen chavista, Tarek William Saab, fue claro al decirle al presidente argentino: "Ocúpese de su tema en su país y deje a los venezolanos dirimir lo suyo al calor de la Constitución... Una persona que gana las elecciones debe llamar a la unidad regional, en lugar de levantar un hacha de guerra contra Venezuela”, según informa La Verdad, un diario local. Saab aseguró además que Estados Unidos se encuentra detrás del interés que tiene Macri por perseguir al Gobierno bolivariano.

Por su parte, Maduro invitó al pueblo argentino a levantarse y luchar contra la “extrema derecha”, señalando el escaso margen de victoria de Macri sobre su rival Daniel Scioli, lo que significa que aún existe un buen grupo que respalda el kirchnerismo. En su programa de radio y televisión En contacto con Maduro, dijo: "En Argentina ganó una opción ultraderechista, neoliberal, extremista, antilatinoamericana y profundamente antibolivariana. Macri es un burgués de la élite y todo el Gobierno que nombró es la crema de la élite. Creo que le va a ir muy mal, señor Macri”.

El sucesor de Hugo Chávez agregó: "Macri ya anunció que vuelve el Fondo Monetario Internacional a Argentina. Quizás tengamos que pasar por esta prueba para ver si regresan tiempos que ya pasaron o el tiempo que parió la nueva época, para reconquistar y retomar los caminos de la victoria en Venezuela y Argentina”.

Durante la cumbre del Mercosur el mes pasado, Macri, tal como había prometido, planteó la idea de aplicar la cláusula democrática contra Venezuela, lo cual implicaría buscar un consenso entre todos los miembros del bloque para decidir si suspender a este país (el miembro más nuevo) o no. “No puede haber lugar para la persecución política por razones ideológicas y la privación ilegítima de la libertad por pensar distinto", declaró Macri.

Maduro no asistió a la cumbre, pero la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, respondió y acusó a Macri de manera tajante: “Usted está haciendo injerencismo sobre los asuntos de Venezuela”. “En Venezuela existen poderes públicos independientes que deben ser respetados por la comunidad internacional”. Rodríguez agregó que Macri pedía “la libertad de estos violentos”, pues también había liberado “a los responsables de los asesinatos y torturas durante la dictadura Argentina”.

A pesar de las declaraciones de Rodríguez, todos los mandatarios presentes firmaron un comunicado que obligaba la adherencia al protocolo de Asunción de 2005, creado para establecer sanciones contra los países que violen los derechos humanos “de manera grave y sistemática”. Además, se formará un “consejo de derechos humanos” encabezado por Tabaré Vázquez, el presidente uruguayo, para investigar este y otros asuntos.

A principios de enero, cuando ratificó a Rodríguez en su cargo, Nicolás Maduro felicitó a su funcionaria por la manera en que se defendió ante Macri, burlándose de este: "Voy a hacer un comentario picante. Delcy, cuando habló en Mercosur, mandó a las duchas a Macri. Desde ese día se fue de vacaciones y no ha vuelto a gobernar. No sabe qué hacer. Él se paró ahí a vituperar de Venezuela y creía que, como yo no estaba, nadie le iba a responder... Señor Macri, recupérese y vuelva a gobernar a Argentina”, agregó.

Pese a los problemas entre ambos mandatarios, es importante mencionar que ninguno ha expresado un mal pensamiento contra el pueblo del otro. En el caso de Maduro, pide a Argentina a “luchar contra la extrema derecha”; Macri, por su parte, pide respeto a los derechos del pueblo venezolano. Ambos pueblos permanecerán a la expectativa de los pasos de los gobernantes, con la esperanza de que cada uno defienda a su país y luche por cumplir con el compromiso que lleva el convertirse en el presidente de una nación.

Después del Chapo, ¿quién?

Después del Chapo, ¿quién?

Oregón apuesta por la energía limpia

Oregón apuesta por la energía limpia