Los mexicanos que abandonan Estados Unidos superan en número a los que llegan

Los mexicanos que abandonan Estados Unidos superan en número a los que llegan

Iralee Acosta- Mucho se habla de los inmigrantes, mexicanos y centroamericanos principalmente, llegando cada vez en mayor número al país. Sorpresivamente, un estudio publicado por el Centro de Investigación Pew demuestra que, en el caso de los mexicanos, son más los que abandonan el país que los que llegan a él. Cabe resaltar que el número de inmigrantes procedentes de México no solamente ha disminuido, sino que está en su nivel más bajo desde la década de los 90. De acuerdo con la Encuesta Mexicana Nacional de Dinámicas Demográficas (ENADID por sus siglas en inglés), aproximadamente un millón de mexicanos y sus familias, incluyendo hijos nacidos en Estados Unidos, regresaron a su país natal entre 2009 y 2014. Asimismo, información proporcionada por el censo estadounidense mostró que cerca de 870,000 mexicanos emigraron a Estados Unidos desde el país vecino durante el mismo periodo.

México es el lugar de procedencia de la mayoría de los extranjeros que tienen un bebé en Estados Unidos, así como la mayor fuente de inmigrantes indocumentados. En 2013, el 28 % de los inmigrantes provenían de ahí. Evidentemente, calcular el flujo de inmigrantes entre ambas naciones es todo un desafío, pues no existe una lista oficial que determine el número exacto de mexicanos que migran de Estados Unidos a México y viceversa. Sin embargo, para determinar estas estadísticas se utilizó también la información obtenida de los dos censos decenales mexicanos que se realizaron en 2000 y 2010, que incluyen preguntas sobre el lugar de residencia y estatus migratorio de los cabezas de familia durante los cinco años anteriores a la encuesta realizada.

 

La baja de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos se debe a diversas razones. Una de ellas es la lenta recuperación de la economía estadounidense después de la Gran Recesión, que dejó el mercado laboral totalmente deteriorado y que, por ende, hace que el país resulte poco atractivo para aquellos que vienen en busca del sueño americano.

Por otra parte, la ejecución de las estrictas leyes de inmigración, especialmente en la frontera México-Estados Unidos, ha provocado tanto el descenso de mexicanos intentando entrar en el país como un aumento de las deportaciones desde 2005. “Sabemos que los cruces definitivamente han disminuido, y sabemos también que es mucho más difícil y costoso cruzar ahora de lo que era antes”, comentó Ana González-Barrera, autora del reporte publicado por Pew.

De acuerdo con la información proporcionada por el ENADID, la mayoría del millón de mexicanos que abandonó Estados Unidos entre 2009 y 2014 para regresar a su país lo hizo por voluntad propia. Del mismo modo, el censo mexicano mostró que el 61 % de los encuestados que habían vivido en EEUU y regresado a México tomó esa decisión principalmente porque quería reunirse con su familia. En contraste, el 14 % de ellos regresó a su país porque fue deportado.

Los inmigrantes mexicanos han estado al frente de una de las olas de inmigración más grandes de la historia moderna, que se aceleró bastante en los últimos 50 años, en los cuales un total de más de 16 millones de mexicanos emigraron a Estados Unidos (más que ningún otro país).  En 1970 menos de un millón de inmigrantes procedentes de México vivía en EEUU, pero para el año 2000, esa cifra había aumentado a 9.4 millones, y para 2007 había alcanzado ya los 12.8 millones.

Sin embargo, esa cifra ha ido disminuyendo desde entonces, hasta situarse en los 11.7 millones del año pasado. Esto se debe a la reducción de inmigrantes indocumentados en el país, que ha descendido desde los 6.7 millones en 2007 hasta los 5.6 millones en 2014. “Pensamos que la migración mexicana está definitivamente en una nueva fase y que no regresará a los niveles que una vez tuvo”, indicó González-Barrera.

 

Como resultado de lo anterior, el número de mexicanos que cuenta con familia o amigos viviendo en Estados Unidos también disminuye gradualmente. Mientras que muchos piensan que en el país del sueño americano la vida es mejor, cada vez son más aquellos que consideran que no es ni mejor ni peor, o bien que se vive mejor en México. Además, ha aumentado el número de mexicanos que asegura que no viajaría o se mudaría a Estados Unidos si no fuera de manera legal.

Y es que (como mexicana lo digo) una vez que has vivido bien o, por lo menos, de un modo “aceptable” en tu país, es muy difícil acostumbrarte a este. Ciertamente, quien cuenta con un trabajo que le da para vivir decentemente en México, no tendría mucho que desear de Estados Unidos. Por supuesto, si el nuevo empleo es tan prometedor que te ofrece la seguridad de que tu condición de vida mejorará, así como de que tendrás la oportunidad de estar en contacto regularmente con tus seres queridos, siempre resulta atractivo.

Finalmente, un artículo publicado por el diario The New York Times indicó que, luego de que Pew compartiera estos datos, se habían enviado correos electrónicos a la campaña presidencial del candidato republicano Donald J. Trump para conocer su opinión al respecto; estos mensajes jamás fueron respondidos.

Sin duda alguna, estas estadísticas resultan muy interesantes, puesto que, mientras el número de inmigrantes mexicanos disminuye, el de aquellos que vienen “del otro lado del mundo” aumenta. Hasta el momento, se desconoce con exactitud si los asiáticos en Estados Unidos ocupan ya el primer lugar en inmigración, o bien si siguen siendo los mexicanos quienes están al frente. Lo cierto es que este país cuenta cada vez más con inmigrantes procedentes de todas partes del mundo, y esta es una ola que al parecer no frenará pronto.

Una historia de miedo a los refugiados en los EE.UU.

Una historia de miedo a los refugiados en los EE.UU.

El futuro de Argentina, en manos de Macri

El futuro de Argentina, en manos de Macri