Barras Bravas, de alentar a los equipos a delinquir en las calles

Barras Bravas, de alentar a los equipos a delinquir en las calles

Mario Vallejo- El tema de la violencia en el fútbol es un punto de discusión sin final típico en América Latina, donde, especialmente en países como Argentina y México, este mal ha llegado a niveles muy altos. Uno de los grupos de fanáticos más infames son las barras bravas de Argentina. Su comportamiento, por violento que sea, se suele pasar de largo e incluso se considera parte del fútbol. El problema es que las disputas salen de las gradas e incluyen a los propios futbolistas y administradores, así como a los aspirantes a directivos en todo nivel. En 1958 comenzaron a verse destellos de lo que serían las barras bravas argentinas hoy en día, cuando se produjo el asesinato de un joven llamado Mario Linker durante un juego entre Vélez Sarsfield y River Plate. En años posteriores se propagaron a Chile, Perú y Costa Rica, México y muchos países más. Ya sean conocidos como barras bravas, torcidas en Brasil o hooligans en Reino Unido, las características son las mismas. Desde hace mucho tiempo se han convertido en auténticos grupos criminales con una fuerza capaz de manipular a las más altas esferas políticas.

Desde el principio, estos grupos han sido incentivados por sus equipos con entradas gratis a los juegos y a algunos viajes para contar con su aliento, lo que ha terminado desembocando en un aumento en el mercado negro, puesto que estas se venden y los dueños originales ingresan de igual manera. Además de la venta de boletos, las barras se encargan de los estacionamientos aledaños al centro deportivo (a veces cobrando un “impuesto” para “cuidar” los vehículos), así como a la venta de víveres, bebidas alcohólicas e incluso drogas. En 2013 en San Martín se decomisaron 170 kilos de cocaína, marihuana y éxtasis, armas químicas y de fuego, así como 150 entradas al juego, lo que deja ver la magnitud del negocio de las barras.

Estos grupos tienen hasta respaldo político. La barra del River Plate tiene como antecedente el despliegue de una manta en la que llamaba mentiroso a un medio opositor en Argentina. La de Rosario Central fue más directa y lanzó un mensaje que decía “Néstor vive”, en alusión a Néstor Kirchner.

En 2013 se confirmó lo que se sospechaba desde hace mucho tiempo, cuando fueron capturados dos policías que estaban vinculados con las actividades de la barra del Boca Juniors. En ese entonces, el juez del caso pidió una investigación exhaustiva ante la sospecha de que la policía encargada de la seguridad en los eventos deportivos permitía que las barras llevaran a cabo sus actos delictivos y agresiones contra otros grupos.

El subsecretario de Seguridad, Dario Ruiz, declaró en aquel momento: “Hubo personal policial que quedó en medio del tiroteo, arriesgando su vida. Todo ese trabajo queda mermado por la mala actuación de parte del personal policial que tiene una actuación espuria. Hay dos personas vinculadas con la institución (Policía Federal) que están imputadas en esta causa. Cuando se terminen de realizar las pericias sobre los elementos secuestrados (en el allanamiento), se podrá determinar si hubo algún tipo de connivencia entre policías y los barra bravas”.

Es cierto que no todos los barras bravas quedan impunes luego de sus actos violentos. El Boca Juniors tuvo un lamentable castigo después de que sus aficionados lanzaran gas pimienta a los jugadores del River Plate a mitad de un partido internacional en mayo de 2015. El equipo en todo momento prestó su colaboración para ayudar a que la situación mejorara y decidió castigar a los socios de la barra identificados. Las identidades de los responsables fueron publicadas para que se pudieran tomar las medidas correspondientes, y para que estos respondieran por tan grave agresión contra los futbolistas y aficionados.

Por su parte, el Gobierno también ha tomado medidas para combatir el problema de las barras. Por cuatro años, prohibió que ingresara el público visitante a todos los partidos, menos los de primera división (levantaron esa prohibición en agosto). Además, ante el mundial en Brasil en 2014, el Gobierno de Argentina le proporcionó al de Brasil una lista con los nombres de los barristas ya identificados para evitar su ingreso al país. Los tres principales candidatos presidenciales este año expresaron propuestas para abordar el asunto. Los dos candidatos que se enfrentarán en un boletaje el 22 de noviembre, Mauricio Macri y Daniel Scioli, tienen ideas muy diferentes. Mientras que Scioli prefiere fortalecer las medidas ya tomadas o propuestas por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, afirmando que estas ya están empezando a surtir efecto, Macri propone aumentar la seguridad a través de cámaras de alta tecnología y unidades de inteligencia dentro de los estadios, así como definir un sistema de identificación y sanciones para los responsables de crímenes.

Libros de texto de historia: ¿información verídica o retocada?

Libros de texto de historia: ¿información verídica o retocada?

Elecciones en Argentina y Guatemala

Elecciones en Argentina y Guatemala