Ayotzinapa: un año después, la ONU también pide respuestas

Ayotzinapa: un año después, la ONU también pide respuestas

Mario Vallejo‐ La Organización de las Naciones Unidas (ONU) critica la lenta acción para esclarecer el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa. Y no es la única; en el aniversario de las terribles desapariciones, miles de personas marchaban de manera pacífica la noche del 26 de septiembre por la Ciudad de México para recordarle al mundo la tragedia que, aún hoy, familiares, amigos y la propia sociedad mexicana siguen viviendo. En un informe lanzado conmemorando los hechos, la ONU pide un “replanteamiento general” y señala a las autoridades por la acción tan escasa para dar respuestas ante la lluvia justificada de preguntas, especialmente de parte de los padres de los 43 desaparecidos.

Uno de los puntos del mencionado informe es la petición de que se interrogue a los militares que estuvieron presentes durante la noche del 26 de septiembre del año pasado en la ciudad de Iguala, algo que hasta el día de hoy el Gobierno ha evitado a todo costo.

El informe, de cerca de 300 páginas, presenta para México una situación nada alentadora. Pese a las mejoras en cuanto al trabajo para esclarecer las desapariciones, el panorama general es el mismo de hace 4 años, cuando la ONU realizó su última visita para discutir este tema. Desde el año de 2006, son más de 25,000 desaparecidos en México. En un país que está seriamente afectado por grupos de narcotráfico, el escándalo de las migraciones y el día a día de la delincuencia, se debe comenzar a trabajar rápidamente para mejorar las condiciones de vida y dar respuesta de una vez por todas a las familias que cada día enfrentan y lloran la desaparición de un familiar.

El Comité de Desapariciones Forzadas de la ONU, encargado de este documento, revisa la actuación de las autoridades para cambiar esta problemática. Según el comité, “la impunidad generalizada perdura como un patrón crónico y favorece la perpetración de desapariciones forzadas”. Esto se debe a que el entorno se presta a estos crímenes, razón por la cual se debe tener un escudo más sólido para cambiar la imagen del país.

¿Qué pasó en Ayotzinapa?

El 26 de septiembre del año pasado, una delegación de 100 estudiantes viajaban desde Iguala de regreso a Ayotzinapa en cinco autobuses, planeando utilizarlos para protestar en la Ciudad de México por las reformas en educación, cuando fueron interceptados por la policía municipal y federal con la excusa de debía detenerlos para evitar disturbios. Los testimonios nos llegan de los que lograron escapar y perderse en la ciudad; otros tantos fueron trasladados en vehículos policiales.

Para el 27 de septiembre eran seis las víctimas mortales. Las características de algunos de los cuerpos mostraban señales de tortura y son muy similares a los crudos asesinatos de los carteles del narcotráfico. Se dio a conocer la desaparición de 43 normalistas, que hasta el día de hoy no han aparecido.

En noviembre, las autoridades captaron y arrestaron al alcalde de Ayotzinapa, José Luis Abarca, y a su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, señalados como los responsables de haber ordenado el asesinato de los estudiantes; en este momento se encuentran a la espera de juicio por las seis muertes conocidas. Aproximadamente, 70 personas han sido detenidas con el fin de interrogarlas, pero no se ha dado a conocer más información sobre los desaparecidos.

El pueblo mexicano utiliza este caso como una de las consignas para pedir la salida del presidente, Enrique Peña Nieto, al que responsabilizan tanto como al alcalde de Ayotzinapa. Mientras tanto, ha comenzado a circular el rumor desgarrador de que el grupo fue entregado al cartel Guerreros Unidos. Pese a que los diálogos se rompieron en enero, aún se puede ver a los padres de los jóvenes escarbando en los alrededores del lugar de la desaparición con la esperanza de al menos encontrar los cadáveres.

Colombia, cerca del acuerdo de paz

Colombia, cerca del acuerdo de paz

Un mundo separado por vallas

Un mundo separado por vallas