Podrían votar todos aquellos que cuenten con licencia de conducir

Podrían votar todos aquellos que cuenten con licencia de conducir

Iralee Acosta- En estos días, el Senado de California podría aprobar un proyecto de ley que otorgaría el derecho a votar a todas aquellas personas que cuenten con una licencia de conducir válida en el estado, tal y como sucedió en Oregón a principios de este año. De ser decretada esta ley, se vincularían los registros del Departamento de Vehículos Motorizados —DMV, por sus siglas en inglés— con la lista electoral, dejando, de este modo, a opción de los votantes el incluirse o excluirse de dicha lista. El índice de participación de California en las últimas elecciones es el peor del país, donde tan solo alrededor del 42% de los electores acudió a votar el pasado otoño. De acuerdo con el secretario de estado, Alex Padilla, esta nueva propuesta podría involucrar en el proceso democrático a cerca de 6.6 millones de californianos que pueden votar pero no están registrados. “Tenemos mucho trabajo por hacer para la solidez de nuestra democracia. Necesitamos enfocarnos en el proyecto entero: impulsar a votar a más personas de las que están actualmente registradas, así como obtener más ciudadanos elegibles en las listas de votantes”, declaró Padilla.

Por supuesto, esto beneficiaría principalmente a las minorías. En la actualidad, solamente un 62.8 % de los residentes latinos y un 50.7% de los residentes asiáticoamericanos, están registrados en California. Los primeros, quienes recientemente se convirtieron en el grupo demográfico más grande del estado (superando a los blancos), cuentan con la tasa de participación más baja, pues únicamente un 28% de ellos acudieron a votar en 2014. Esto es algo que resulta irónico, pues han sido precisamente los hispanos el tema central en muchas de las últimas candidaturas y, por lo tanto, quienes deberían contar con una participación directa en las elecciones.

Mientras el Senado decide si enviará o no este proyecto de ley al gobernador, otros grupos están buscando medidas adicionales para facilitar las votaciones. Algunos sugieren enviar por correspondencia una boleta a cada californiano que sea elegible para votar, tal y como lo hacen otros estados como Colorado, Oregón y Washington. Otros han ejercido presión para que decenas de miles de exconvictos recuperen sus derechos electorales.

Asimismo, California está en proceso de implementar lo que se denomina en inglés como EDR (Election Day registration o same day registration), un proceso que permite a los votantes registrarse el mismo día de las elecciones, o bien en un periodo muy corto de tiempo anterior a ellas; esto ha demostrado incrementar entre un 10 y 12 por ciento el número de votantes en otros estados.

Por otra parte, el Instituto de Política Pública de California señala la apatía electoral como un problema grave, por lo que cada vez se recurre más a otros grupos, como actores y comediantes, entre otros, para exhortar a los ciudadanos a que voten.

Sin embargo, California parece no ser el único estado que presenta un bajo índice de participación electoral. En últimas fechas, el presidente del Senado de Nueva Jersey, Stephen M. Sweeney, junto con otros legisladores demócratas, pidió al gobernador Chris Christie que apruebe la legislación llamada “Ley Democrática” (Democracy Act), al mismo tiempo que le recordó que Nueva Jersey ocupa el lugar número 39 tanto en registración como en participación de votantes.

“Los números son claros. Nueva Jersey no está haciendo lo suficiente para asegurarse de que todos nuestros votantes sean capaces de participar en nuestro proceso democrático. El derecho a la libre determinación es una de nuestras libertades americanas más preciadas y deberíamos estar haciendo todo lo posible para ayudar a que nuestros ciudadanos ejerzan este derecho”, indicó Sweeney.

La “Ley Democrática” de Nueva Jersey comparte la idea de listar automáticamente en el padrón electoral a quienes cuenten con una licencia de conducir, así como la de una votación temprana (EDR), mencionadas anteriormente. Del mismo modo, propone crear un registro en línea que simplifique y agilice el proceso a los residentes, ofrecer el voto por correo/correspondencia, ampliar el acceso a votantes militares y en el extranjero, así como garantizar el acceso de personas que no hablan inglés. Esto último quiere decir que los electores podrán registrarse y votar en su propio idioma, lo que demuestra la fuerza que están adquiriendo las minorías no solo en las campañas electorales, sino al ejercer sus derechos.

Finalmente, aunque para algunos estas propuestas no son significativas, es lógico deducir que para la gran mayoría representan suma importancia. Es imprescindible que la voz de todos los ciudadanos sea escuchada y sus decisiones tomadas en cuenta, pues esta nación no se compone únicamente de las personas autorizadas para votar, o bien de las que se presentan en las urnas. Sin duda alguna, todos aquellos residentes que colaboran, de uno u otro modo, con el crecimiento del país, contribuyen con sus impuestos y viven en suelo estadounidense, deberían tener el derecho a decidir el rumbo de la patria que conforman y cuyos decretos los afectan de igual manera.

¿Qué sucede hoy en la FIFA?

¿Qué sucede hoy en la FIFA?

Pobreza mundial 2015: informe especial

Pobreza mundial 2015: informe especial