Periodistas alzan la voz por sus colegas mexicanos

Periodistas alzan la voz por sus colegas mexicanos

Mario Vallejo- 486 periodistas han enviado una carta al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, para exigir, con respaldo de la comunidad internacional, una mayor protección y libertad para informar desde tierras aztecas. La carta pide que se investiguen los crímenes contra los colegas mexicanos que han perdido la vida en el cumplimiento de su deber, a los cuales no se les ha dado el seguimiento correspondiente. No es un secreto que el periodismo es una carrera que se pone cada día más peligrosa prácticamente en todo el mundo, pero en México la situación se ha empeorado considerablemente. En 2014 el país fue nombrado por Reporteros sin Fronteras como el más mortífero para periodistas en el continente americano, y según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), 97 periodistas han muerto en razón de su trabajo en México tan solo en los últimos 5 años.

Hace apenas 3 semanas se dio a conocer el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa y 4 mujeres que se encontraban con él en un apartamento en Ciudad de México, ciudad donde Espinosa se escondía tras recibir graves amenazas de muerte. El trabajo de Espinosa muchas veces llamaba la atención sobre los ataques a periodistas en México y la impunidad de los responsables. 3 de las mujeres asesinadas con Espinosa residían en el apartamento y la cuarta era una empleada, según la declaración del fiscal.

El estado de Veracruz, de donde Espinosa se había huido tras llevar 8 años ahí realizando su labor, es el más señalado del país en cuanto a la violencia contra informadores. Pese a que el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, gobernador de Veracruz desde 2010, ha intentado mostrar que los índices han disminuido, los periodistas locales aseguran que la violencia es parte del día a día y que es un problema real que afecta su trabajo. A finales de 2014 una organización llamada Artículo 19 otorgó a Veracruz el tristemente célebre título como el lugar más peligroso de América Latina para ejercer el periodismo. Esto a raíz de los 10 asesinatos desde 2011 y las agresiones que han sido llevadas a cabo por crimen común o incluso por funcionarios. El caso de Rubén Espinosa fue el que rebalsó el vaso de la tolerancia; por ello se redactó la carta exigiendo al presidente que esta situación cambiara para el bien de los periodistas.

“Desde el año 2000 decenas de reporteros han sido víctimas de homicidio; se sabe de otros 20 que continúan desaparecidos. La abrumadora mayoría de estos crímenes permanece en la impunidad. La CNDH apunta a evidencia que involucra a funcionarios públicos en varios de los ataques contra periodistas y medios de comunicación. Las amenazas físicas extremas y generalizadas que padecen los reporteros llama la atención de las organizaciones encargadas de vigilar la libertad de expresión en el mundo, y de grupos como el Comité de Protección a los Periodistas y PEN, que abogan por los derechos de la prensa. Todos ellos han hecho campañas para acabar con lo que se ha llamado censura a tiros”, cita una de las partes de la carta.

El comunicado indica que anteriormente México era uno de los lugares más seguros para ejercer la profesión y lamenta que la situación haya cambiado. Es por eso que la carta exige lo siguiente:

  1. Garantizar el esclarecimiento inmediato y efectivo de los asesinatos contra Rubén Espinosa y la enorme cantidad de periodistas en México que han caído como él, y la investigación sin contemplaciones de los funcionarios estatales y municipales que, en cada caso, se puedan haber visto involucrados.
  2. La revisión inmediata de los mecanismos para la protección de periodistas y el compromiso efectivo de su gobierno para garantizar la libertad de expresión en México.

Finaliza con la firma de los 486 periodistas que representan a sus colegas víctimas de la delincuencia. Estos profesionales tienen la esperanza de que México vuelva a ser el lugar idóneo para la libertad de expresión que era antes. “Hoy el periodismo en todo el mundo vive bajo asedio: los reporteros mexicanos, en particular, viven en peligro mortal”, declara. “Las organizaciones criminales, los funcionarios de gobierno corruptos, y un sistema de impartición de justicia incapaz siquiera de determinar la responsabilidad de los asesinos son causa de la extrema vulnerabilidad de los reporteros”.

Las secuelas de la Primavera Árabe

Las secuelas de la Primavera Árabe

¿Podría Donald Trump llegar a ser presidente?

¿Podría Donald Trump llegar a ser presidente?