Jon Stewart: la esperanza de miles de afectados del 911

Jon Stewart: la esperanza de miles de afectados del 911

Nuria García Murcia- The Daily Show, programa que por una década y media satirizaba los políticos y medios en los Estados Unidos, emitió su último episodio el pasado jueves, recordando algunos de los momentos más memorables del presentador Jon Stewart en sus 16 años al mando del espacio televisivo. Para miles de personas, Stewart no solo será recordado por ser una de las figuras más emblemáticas y con más personalidad de la televisión norteamericana, sino también por hacer público su compromiso con los afectados del 11 de septiembre del 2001 en varias ocasiones.

El polifacético presentador afirmó que se desplazará en septiembre hasta Capitol Hill para apoyar a bomberos, policías y otras personas que formaron parte del equipo de emergencia de ese día y que podrían quedarse sin amparo del gobierno para cubrir gastos sanitarios.

Algunos dudan de que el retirado presentador se vaya a comprometer hasta el final. Pero Stewart, en su entrevista en julio a la Senadora Demócrata de Nueva York, Kirsten Gillibrand, se mostró muy sensibilizado con los colectivos afectados por los atentados del 11 de septiembre y aseguró que usaría todos sus recursos para dar continuidad a las ayudas a los damnificados y primeros voluntarios, las cuales podrían desaparecer en octubre.

Una gran bola de fuego colapsó el World Trade Center reduciendo las Torres Gemelas a la práctica nada. La columna de humo envolvió la zona baja de Manhattan ocultando los rascacielos de la Gran Manzana.

El Instituo Nacional de Salud y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades analizó algunos de los componentes de la nube tóxica generada: aceite de avión, polvo de cemento, asbestos, sílice, vidrios microscópicos, metales pesados y materiales de construcción pulverizados.

En los días posteriores al 9/11, miles de bomberos, policías y trabajadores de la construcción que limpiaron la zona, no solo de Nueva York sino de todos los estados, trabajaron inhalando el cóctel de químicos que dañaría severamente su salud.

De las casi 3.000 personas que fallecieron aquel día, es difícil determinar cuántas lo hicieron por el impacto directo de los aviones y cuántas por la inhalación de humos y gases tóxicos originados por la combustión de los materiales de las torres. La certeza es que existen 34.000 trabajadores de la Zona Cero que han desarrollado al menos una enfermedad ligada al ambiente tóxico derivado de la catástrofe. Otros 60.000 operarios están siendo monitorizados al presentar síntomas potenciales.

Asma u obstrucción pulmonar son algunas de las afecciones que les impiden llevar una vida normal en un estado en el que hacer frente a un tratamiento médico tiene un coste demasiado elevado.

Pero el dato escalofriante son los más de 60 tipos de cánceres identificados desde el 11 de septiembre y relacionados a la exposición de la marea de polvo tóxico. Aproximadamente 3.600 personas han sido diagnosticadas de cáncer, y se estima que 900 bomberos de Nueva York y 550 policías también padecen la enfermedad. Hasta hoy, han fallecido 130 personas por este motivo.

La primera defunción se registró en 2006, cuando uno de los policías de la Zona Cero perdía la vida por una deficiencia respiratoria grave. A pesar de conocerse la interrelación de su muerte con sus actuaciones en las labores de apoyo en los atentados y la existencia de otros casos, no fue hasta el 2010 cuando el Congreso tomó cartas en el asunto. Con el nombre del mismo policía fallecido, el Congreso aprobó una partida económica de 4,2 billones de dólares para la cobertura sanitaria de los trabajadores perjudicados: la Acta de Salud y Compensación James Zadroga 9/11. Por medio de esta acta se establecía el derecho de proveer de cuidado sanitario y compensaciones económicas al creciente número de personas enfermas a raíz de su actuación en las labores de emergencia. Muchos le atribuyen el éxito de la medida a John Stewart por haber avergonzado a los detractores en un episodio de The Daily Show.

A día de hoy, 5.000 personas han recibido ayuda económica del programa Zadroga —solo 5.000 de las 30.000 diagnosticadas—. La cuestión es qué sucedería si el programa de salud expirara en octubre de este año como está estipulado.

Estados Unidos lleva tiempo solicitando al Congreso que renueve el Acta. Las plataformas de afectados agradecen a la estrella del Comedy Central su intervención para evitar que el programa se deje vencer. Sin duda, el compromiso de Stewart servirá para dar voz a todas las personas y colectivos que se ven afectados por las terribles consecuencias del 11 de septiembre.

Como dijo Stewart en su despedida: "Este show no ha acabado, es solo una pausa en la conversación".

Elecciones 2016: ¿Quiénes son los candidatos demócratas?

Elecciones 2016: ¿Quiénes son los candidatos demócratas?

Degradación de infraestructura de EEUU amenaza su estatus de superpotencia

Degradación de infraestructura de EEUU amenaza su estatus de superpotencia