¿Envía México 'lo peor' del país a los Estados Unidos? 

¿Envía México 'lo peor' del país a los Estados Unidos? 

Iralee Acosta- Hace dos semanas, el candidato republicano Donald Trump hizo una serie de declaraciones en las que afirma que México no precisamente envía a sus mejores elementos a Estados Unidos, sino que se deshace de delincuentes como narcotraficantes y violadores. Asimismo, aseguró que llegando él a la presidencia de la nación, construiría un muro en la frontera con este país, por lo cual, absurdamente, le obligaría a México a pagar. Esta situación, naturalmente, causó descontento y desilusión en millones de mexicanos, a los cuales se unen todos aquellos latinoamericanos que se sienten identificados con ellos. Aunque para muchos este es un hecho que debería de ser ignorado, limitándose a negar su voto al candidato, existe un gran número de estadounidenses que comparte su ideología, lo que siembra pánico entre los afectados quienes temen que, llegando este señor a la presidencia, pudiera cumplir lo anunciado.

Todo esto ha causado controversia, misma que se hace notar en los medios de comunicación y en las redes sociales. Tanto Televisa, la televisora más prestigiosa de México, como Univisión, la cadena hispana más importante de Estados Unidos, anunciaron que finalizarían su relación con Donald J. Trump y con la organización Miss Universo, misma que pertenece en parte al magnate; por consiguiente, no transmitirán el certamen. El lunes, NBC también anunció que ya no trabajaría con Trump debido a sus inadmisibles comentarios. Del mismo modo, Lupita Jones, Directora Nacional de Nuestra Belleza, declaró que México no participará este año en el concurso. A su vez, varios artistas, conductores, periodistas, así como otros mexicanos y latinos muestran su descontento y salen en defensa de su gente.

La pregunta es, ¿en qué basa Donald Trump sus declaraciones? ¿Acaso no existen estadounidenses delincuentes? ¿Acaso las cárceles están llenas de latinoamericanos (o mexicanos) únicamente? La respuesta es evidente.

Pero, ¿qué hacen los mexicanos en Estados Unidos entonces? Muchos de ellos llegan hasta aquí en busca del llamado "sueño americano"; son personas honestas y emprendedoras que tuvieron que dejar sus hogares en busca de un mejor futuro para su familia. Estos aseguran estar acá trabajando duro, realizando la mano de obra pesada que muy pocos estadounidenses (o ninguno) se atreven a llevar a cabo. Pasan jornadas largas de trabajo, de entre diez y doce horas, por lo general; se levantan a las 3:00 o 4:00 am, si es que no se labora de noche. Realizan tareas pesadas que, al final del día, hacen inevitablemente visibles los efectos del cansancio extremo: la espalda duele, los brazos ya no se sienten, las piernas pesan y el calor o frío extremos queman la cara. Esa es su vida diaria... su realidad.

El porcentaje de mexicanos que no cuenta con una educación de nivel superior al llegar a este país es alto; sin embargo, esto no los convierte en delincuentes. ¿Acaso su mejor presentación no es todo lo mencionado anteriormente? Esto deja ver claramente su calidad como seres humanos, esos que por amor a su familia hacen hasta lo imposible por que ésta no sufra carencias, por dar un mejor futuro a sus hijos para que tengan el privilegio de poder estudiar, una posibilidad que ellos probablemente no tuvieron.

Por otra parte, están también aquellos mexicanos recién llegados que no tienen trabajo, pero que mantienen su espíritu de lucha y no descansan hasta obtener algo. Podemos ver a algunos de ellos afuera de negocios como U-Haul, brindando sus servicios como cargadores; o tal vez los encontremos en tiendas como Walmart o H-E-B ofreciéndose a llevar las bolsas de las compras; incluso algunos de ellos llegan a estar debajo de los puentes, pidiendo trabajo a los automovilistas mientras les limpian sus parabrisas.

No obstante, no todos los mexicanos que llegan a Estados Unidos carecen de educación superior. Un gran número de ellos viaja a este país con una visa laboral, misma que les es expedida antes de pisar suelo americano. Hay miles de profesionales a los que les es ofrecido un puesto acá que, en algunos casos, no cualquier estadounidense puede desempeñar.

Este tipo de mexicanos trae consigo mentes brillantes que vienen a aportar sus conocimientos, ayudando a que nuestra nación se siga desarrollando y manteniendo como país de primer mundo. Cerebros que han tenido que migrar porque en su tierra, tal vez, su esfuerzo no les era remunerado adecuadamente; pero que de ningún modo representan una carga para Estados Unidos ni para sus ciudadanos, pues trabajan y pagan sus impuestos puntualmente.

Finalmente, es necesario dejar claro que en ningún caso se puede generalizar al hablar de un grupo de personas. Entre los mexicanos, latinoamericanos o estadounidenses existen ciudadanos ejemplares, mismos que son motivo de orgullo no solo para su país sino para el mundo entero. Asimismo, existen individuos que se convierten en delincuentes, representando así un peligro para la sociedad. Están además aquellas personas que se dejan llevar por el fanatismo (racial, religioso, etc), por lo que no son capaces de reconocer los beneficios que aportan las minorías. Estas personas siempre existirán, pero si seguimos rechazando sus actitudes, si recordamos que la tolerancia y el respeto son la clave para vivir en paz, podemos hacer la diferencia.

La clave para reactivar la economía local estadounidense: los inmigrantes

La clave para reactivar la economía local estadounidense: los inmigrantes

Racismo en los Estados Unidos sigue siendo realidad

Racismo en los Estados Unidos sigue siendo realidad