Seguro de salud para indocumentados en California

Seguro de salud para indocumentados en California

Luis Germán Sánchez- Un gran trayecto siempre inicia con un paso... con el primer paso, el cual debe ser indefectiblemente hacia adelante, y así se avanza hacia el objetivo, los propósitos, los sueños y las metas. Muchos habitantes de los Estados Unidos de América que se atrevieron con valor, decisión y con fe a dar ese primer paso en todo tipo de empeños hoy pueden mirar hacia atrás y exclamar con orgullo: “Lo logramos”. Un buen ejemplo de esto es la aprobación en California de una extensión de la cobertura médica a niños inmigrantes indocumentados firmada ayer por el Gobernador demócrata Jerry Brown y que entrará en vigencia en mayo de 2016. Esta ha sido la culminación del camino iniciado, entre otros, por los Senadores Demócratas Kevin de León y Ricardo Lara.

Durante la legislatura de 2012 el Senador Lara había propuesto cambios al programa de Medi-Cal (el Medicaid californiano) para que incluyese a la población indocumentada. Para ello hizo cálculos que favorecieran un seguro estatal de bajo costo y cobertura básica; sin embargo, el desbalance entre los subsidios y los costos reales hizo que el proyecto quedase estancado.

Para 2013, se unió al proyecto el Senador Kevin de León, quien, aprovechando la decisión del presidente Obama de proteger a algunos inmigrantes indocumentados de la deportación, vio en ello la oportunidad de vincularlos a la “legalidad en la salud” y ayudarlos a adquirir pólizas de salud accesibles en el mercado privado. La ecuación entonces se hacía más balanceada: con más indocumentados asegurados a través de compañías privadas, habría menos subsidios que costear por parte del estado.

Pese a estas opciones, la legislatura no aprobó la propuesta, puesto que aunque las cuentas se daban, el marco legal no acompañaba a los beneficiarios, o sea, a “los ilegales”. Sin embargo, los legisladores promotores del proyecto no bajaron los brazos y mucho menos se echaron para atrás. Fue así como en diciembre 2014 el Senador Lara introdujo de nuevo la ley de salud para todos (SB-4), y aunque la idea se conservaba intacta el discurso se modificó: “El acceso a la atención de salud es una cuestión de derechos humanos y hasta que todos estén incluidos, nuestro trabajo no ha terminado”, Lara declaró.

Como todo proyecto de ley, la SB-4 inició su estudio y trámite en la legislatura californiana. El senador proponente presentó las cifras, los alcances, los beneficios, etc. Los oponentes hicieron lo propio y argumentaron los posibles “huecos” que causarían al presupuesto los subsidios a la cobertura de salud a los que nada aportan.

Pero, ¿qué cifras son las que se manejan para que surjan tantas trabas a la ley? En política el dinero es muy importante, pues es un ciclo cerrado entre impuestos, servicios beneficios, rentabilidad y reinversión. Como puntos principales he aquí las “cifras de la discordia”:

  • Inmigrantes indocumentados: 3.5 millones (aproximados)
  • Inmigrantes indocumentados que pueden pagar por un seguro promedio de salud: 1,6 millones
  • Ingresos base para adquirir un seguro de salud en California: $16.240 al año para una persona y $33.465 para una familia de hasta cuatro miembros
  • Costo de aplicación del Medi-Cal si se cubriese a todos los indocumentados: entre 353 y 369 millones de dólares (2% del presupuesto total del estado para el Medi-Cal)
  • Contribución (pago indirecto de impuestos, a las ventas por ejemplo) de los inmigrantes indocumentados: 130 mil millones (2% del impuesto total bruto del estado).

Con estas cifras el proyecto prosiguió su curso del senado, donde fue votado y aprobado por estrecho margen, a la asamblea. Ahí solo restaba la decisión en pleno y su veredicto para la posterior firma por parte del gobernador; sin embargo, pasó por idas y vueltas, proyecciones, análisis, mejoras, concesiones etc. Al final la ley se aprobó, pero como dijimos al principio, solo proveerá servicios de salud gratuitos a los niños hijos de inmigrantes indocumentados.

Como vemos ya se dio un gran paso hacia adelante y aunque aún no se llega a la meta, aquellos quienes en el 2016 sean beneficiarios de esta ley agradecerán a personas como Anthony Wright, el director ejecutivo de la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), a Doreena Wong, la directora del Centro Asiático­Americano y quien representa a cerca de 210.000 indocumentados de Asia, a los senadores promotores de la ley y al estado de California en general, el cual reconoce que la salud no es cuestión de nacionalidad o estatus legal y que es simplemente un derecho humano universal.

¿Quién ayuda a los inmigrantes en la frontera entre México y EEUU?

¿Quién ayuda a los inmigrantes en la frontera entre México y EEUU?

El despertar de América Latina

El despertar de América Latina