Patrulla Fronteriza: ¿Abuso de poder o cumplimiento de su deber?

Patrulla Fronteriza: ¿Abuso de poder o cumplimiento de su deber?

Iralee Acosta- En los últimos años, las redes sociales y los medios de comunicación han saturado la web con videos y notas en las que muestran atropellos por parte de autoridades. Tal es el caso de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos (U.S. Border Patrol), de la cual se ha señalado que ha mostrado abusos de poder no sólo hacia inmigrantes, sino hacia los mismos residentes y ciudadanos de los Estados Unidos. Desde hace tiempo, los usuarios han empezado a tomar ventaja de páginas como YouTube y Facebook para evidenciar situaciones en las que la Patrulla Fronteriza ha actuado con violencia y sin un motivo válido, al parecer. Esto ha desatado polémica y, como consecuencia, las protestas por parte de los ciudadanos no se han hecho esperar. Un caso conocido es el de Jessica Cooke, una estudiante de 21 años de Nueva York, que fue sometida el mes pasado por agentes de la Patrulla Fronteriza con una pistola paralizante. Jessica se identificó como residente estadounidense; sin embargo, al solicitar los oficiales una inspección a su vehículo con un perro policía, esta los cuestionó sobre las razones para dicho procedimiento. Mientras que los agentes se rehusaban a responderle, Jessica negaba su consentimiento para la revisión y advertía su partida del lugar. Este acto provocó la molestia de los agentes y culminó con el lamentable acontecimiento.

Otro episodio sonado es el de Clarisa Christiansen, residente de una comunidad en las afueras de Tucson, Arizona, ubicada a 40 millas de distancia de la frontera con México. Clarisa se aproximaba a casa con sus dos hijos, de 5 y 7 años de edad, cuando un vehículo de la Patrulla Fronteriza le pidió que se orillara. Los oficiales solicitaron inspeccionar su camioneta, por lo que la madre de familia preguntó el porqué de la revisión. Al no recibir respuesta, Clarisa decidió irse, lo que desató la molestia de los agentes quienes, afirma ella, la amenazaron con un arma blanca y quitaron las llaves de su vehículo a la fuerza para obligarla a descender.

En ambos incidentes, los oficiales de la Patrulla Fronteriza declararon haber solicitado a las ciudadanas identificarse como procedimiento de rutina. Sin embargo, aseguran, el haber mostrado una conducta un tanto nerviosa (en el caso de Jessica) y hostil (en el caso de Clarisa), presenta para ellos una actitud sospechosa, por lo que es necesario proceder con la inspección del vehículo. Tan es así que, después de concluida dicha revisión, ambas mujeres pudieron retirarse con total libertad.

Definitivamente, como estos casos hay muchos otros, principalmente en el estado de Arizona. En esta parte del país, de acuerdo con sus habitantes, la hostilidad por parte de la Patrulla Fronteriza es el pan de cada día. A lo largo del país, varios residentes estadounidenses se sienten acosados y consideran que sus derechos son violados. Asimismo, afirman que este tipo de sucesos se presenta con más frecuencia en personas que no pertenecen a la raza blanca. Son situaciones que causan descontento y tristeza en los habitantes de nuestro país, pues ellos aseguran que el gobierno y autoridades correspondientes hacen caso omiso, dejando a los agentes que abusan de su poder sin castigo/amonestación.

Sin embargo, “no todo es como lo pintan en las redes sociales”, según un agente de la Patrulla Fronteriza en Texas. “El procedimiento de rutina en un punto de inspección (checkpoint), es el mismo para cada persona. En estas ubicaciones, como oficiales, tenemos la obligación de solicitar que quienes pasan por ahí se identifiquen, independientemente de su apariencia, raza y/o color.” Según los oficiales, es difícil responder en todos los casos las preguntas de cada persona cuyo vehículo tiene que ser inspeccionado y/o que tiene que ser investigada. Algunos elementos lo hacen, pero esto ha complicado u obstruido en diversas ocasiones averiguaciones de suma importancia. Por tal motivo, hay quienes suelen tomarlo personal y pensar que los agentes son racistas. En la frontera con México especialmente, es muy común que personas ilegales quieran pasar como ciudadanos estadounidenses con sólo decir “U.S. Citizen”. Cabe señalar también que el tráfico de drogas, armas, personas, entre otros ha aumentado la seguridad en dicha zona. Como resultado, una mínima señal de alerta es suficiente para realizar un escrutinio (ya sea por medio de preguntas y/o de la inspección de un vehículo).

En repetidas ocasiones el gobierno ha admitido que, tal y como sucede en otros cargos, ellos también han contado en algún momento con elementos que han actuado de manera inapropiada o poco profesional. No obstante, es nuestro deber como ciudadanos informarnos sobre nuestros derechos para poder hacer lo correcto. ¿Cuántas veces nos irritamos porque un oficial nos hace demasiadas preguntas, innecesarias de acuerdo con nuestro propio criterio? Momento en el que, en respuesta, devolvemos dichas preguntas o simplemente nos hermetizamos, interrumpiendo así la investigación, que pasa de lo que podría ser un ligero procedimiento a un prolongado dolor de cabeza. Sin embargo, ¿cuántas veces también nos enojamos y criticamos el que las autoridades no realicen su trabajo de manera eficiente? Serían tal vez innumerables las ocasiones. ¿Qué debemos hacer entonces al enfrentarnos a un abuso de autoridad o violación de nuestros derechos por parte de un agente? Lo más viable sería colaborar y, acto seguido, levantar la denuncia correspondiente.

Es bien sabido que el internet se ha convertido en un arma de doble filo. Así como puede abrirnos los ojos ante lo que sucede en el mundo, puede también malinformarnos en muchas ocasiones. Generalmente, son más comunes los videos de personas que exhiben un aparente maltrato por parte de la Patrulla Fronteriza, que aquellos en los que se muestran los actos buenos que estos realizan. Adriana Álamo, una residente de la ciudad fronteriza El Paso, Texas, puede comentar respecto a esto. Una madrugada se dirigía con su familia a dicha localidad. “El Paso está literalmente en medio de la nada... A 60 millas de llegar a la ciudad, nos quedamos sin gasolina y no faltaba mucho para el ocaso. Para nuestra suerte, no pasó más de media hora cuando una Patrulla Fronteriza se detuvo para ver cuál era nuestro problema.” Cuenta que los agentes se portaron de lo más amables y los ayudaron, solicitando una camioneta oficial cómoda para llevarlos hasta la gasolinera más cercana, platicando con ellos, así como siendo los mismos oficiales quienes llenaron un envase de gasolina y la vaciaron al coche. “En ese momento fueron nuestros ‘ángeles verdes’. Nos quedamos con una excelente impresión por el magnífico trato que nos dieron, por su disposición para ayudarnos y por lo agradables y acomedidos que fueron. Definitivamente, cambiaron mi percepción sobre la Patrulla Fronteriza”.

Finalmente, podemos concluir que ninguna organización es perfecta y que cualquiera de éstas está conformada por seres humanos que, como todos, pueden equivocarse. Asimismo, como son individuos y no un grupo homogéneo, hay algunos que cometen abusos, pero muchos otros que quieren hacer lo correcto. Si bien es cierto que nadie tiene derecho a maltratar a otra persona, también es cierto que se han presentado miles de malentendidos (muchos de estos, por parte de ciudadanos mal informados). Como sociedad, es nuestra obligación conocer tanto nuestros derechos como nuestras obligaciones y actuar conforme a ellos. Facilitar el trabajo de nuestras autoridades, lejos de obstruirlo, agilizaría y haría más eficiente cualquier proceso. Denunciar y probar cualquier atropello que se cometa, disminuiría la frecuencia con que éstos se presenten. Del mismo modo, dejar de señalar/juzgar cuando no se tiene pleno conocimiento de un hecho y, en lugar de esto, cooperar para que se haga lo correcto sería lo ideal para mejorar las condiciones de nuestro país y de quienes viven en él. Recordemos que, más importante que la opinión es predicar con el ejemplo.

República Dominicana deportará a inmigrantes haitianos

República Dominicana deportará a inmigrantes haitianos

Estados Unidos le pone trabas a la economía china

Estados Unidos le pone trabas a la economía china