La sencillez del Papa Francisco marca los corazones de los jóvenes

La sencillez del Papa Francisco marca los corazones de los jóvenes

Cristina Jácome- La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es un evento organizado por la Iglesia Católica que invita a todos los jóvenes del mundo a reunirse con el Papa. La JMJ se realiza anualmente el Domingo de Ramos, con una ceremonia principal en el Vaticano. Además, cada dos o tres años se realiza un evento internacional, en una ciudad sede, presidido por el Papa. La edición del 2013 fue celebrada en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil, encabezada por Francisco como se le dice cariñosamente. Este evento, considerado histórico, tuvo una participación de más de 3 millones de jóvenes, no solo por haber sido el primer viaje al extranjero, cuando ya fue electo, sino por la gran popularidad del Papa con los jóvenes de hoy. Pero, ¿por qué esta popularidad? Después de la Jornada Mundial de la Juventud, algunos de los jóvenes dijeron que les gusta Francisco porque “No representa un papel. Es lo que dice.” Es decir que el Papa es una persona sencilla, que no ostenta su título, sino que mas bien habla con el corazón. Al Papa le importa el efecto de lo que transmite por medio de sus palabras. En uno de sus discursos, les dijo a los jóvenes que son el “futuro del mundo” pero les propone un mundo donde “menos es más”, donde es importante el despojarse de lo provisorio y efímero para que quede la esencia de lo que vale la pena.

Pero este concepto no se encuentra solamente en sus palabras sino en sus acciones también. Los jóvenes lo ven recorrer las calles de Río de Janeiro en un carro utilitario, sin blindar, y con su ventanilla abierta. Más tarde se enteraron que, cuando Francisco supo que le iban a contratar a un chef de un lujoso hotel para sus comidas, el prefirió que las monjas cocinaran arroz, frijoles y pan de queso, bien a la brasileña. Quizás es que los jóvenes están abotagados por el show, el consumismo, y es refrescante para ellos el escuchar la sencillez de sus gestos y de sus palabras. Es un modelo realista para seguir.

Al final de la JMJ en Río, el Papa se despide diciendo “Nadie tiene por qué tener miedo de lo que Dios le pide, y vale la pena decirle que sí”. Según el Pontífice, los jóvenes que todavía no tienen claro lo que harán con sus vidas, pueden pedirle a Dios que los ayude a ver el camino.

El escritor inglés, Austen Ivereigh, quien publicó “The Great Reformer” (en español, ‘El Gran Reformador’), cuenta sobre la familia y la juventud del Papa. Los padres de Jorge Bergoglio fueron inmigrantes de Italia y vivieron en Argentina durante la Gran Depresión. Jorge supo por experiencia propia lo que es sufrir por una crisis financiera y el entendió que “donde no hay trabajo, no hay dignidad.” De acuerdo al libro, a Jorge le encantaba la música, incluyendo el baile, especialmente el Tango. Hasta tuvo una enamorada y habló de matrimonio antes de decidir cuál era su vocación. Jorge siempre adoró el fútbol. Heredó de su padre la pasión por el equipo San Lorenzo y hasta el día de hoy, el ahora Papa, sigue pagando su monto anual por la membrecía del equipo de fútbol San Lorenzo de Argentina.

Todos estos detalles son apreciados por la juventud y hacen que el Papa se vea como una figura accesible y real. Los jóvenes filipinos, después de escucharlo en enero del 2015, explicaron que Francisco es muy realista, muy directo, y que usa un lenguaje entendible. Una estudiante dijo que fue inspirada por los comentarios “en contra de la corrupción, la desigualdad escandalosa y la pobreza.”

Pero la figura del Papa no es solo accesible en presencia, sino también en el mundo virtual. Mons. Lucio Ruiz, Jefe del Servicio de Internet del Vaticano, y un buen amigo del Papa Francisco, dice que nos encontramos ante un “Papa Digital” y que además “se mueve perfectamente con las tecnologías, habla el lenguaje de las mismas y tiene un lenguaje digital”. Francisco es el primer Papa que se ha tomado un “selfie” y además es el usuario de Twitter con más influencia por encima del Presidente Barack Obama.

De acuerdo a varias fuentes, los jóvenes de la última generación son progresistas, frugales, y tienen desarrollada la capacidad de la empatía. Son además culturalmente y étnicamente más diversos, pero son antisistema. Son híper conectados tecnológicamente y es una generación móvil que tiene acceso ilimitado a la fuente de información del Internet. Esta última generación no encaja con los moldes pre‐establecidos por la sociedad, así como el Papa no encajaba en los moldes esperados por el Vaticano y por los Católicos del mundo. Al parecer, el Primer Prelado de la Iglesia tiene la facilidad de conectarse con la juventud y refuerza las bases espirituales a los valores que los jóvenes ya los tienen.

El próximo reencuentro del Papa Francisco con los jóvenes será en Cracovia (Polonia) la siguiente ciudad sede del Jornada Mundial de la Juventud en el 2016.

DACA, DAPA y millones de personas en el limbo

DACA, DAPA y millones de personas en el limbo

Parejas homosexuales en América Latina y su lucha

Parejas homosexuales en América Latina y su lucha