Bernie Sanders: el nuevo candidato casi-demócrata

Bernie Sanders: el nuevo candidato casi-demócrata

David Guzmán Fonseca- Cuando recientemente Hillary Clinton declaró que se postulaba como candidata presidencial por el partido demócrata, muchos no esperaban que dada la popularidad de la política estadounidense fuera a encontrar un contrincante en las primarias demócratas. Sin embargo, solo unos días después de hacerse pública las intenciones de Clinton, el Senador Independiente Bernie Sanders, quien representa al estado de Vermont (Noreste de los Estados Unidos), decidió lanzarse como candidato presidencial en las primarias demócratas. Pero lo que muchos se preguntan es quién es este senador, qué ha hecho y piensa hacer y cuál ha sido su relación con el votante latino. El candidato de 73 años representa al pequeño estado de Vermont (con cerca de 600.000 habitantes) como Representante desde el año 1991 y como Senador desde el año 2007. Sin embargo, una de sus características más importantes es que a pesar de acabar de entrar en la contienda como un candidato demócrata, sólo fue hasta comienzos de este año que el senador se declaró como miembro de este partido. En sus periodos anteriores se había identificado como independiente y se había declaro como socialista y abiertamente admirador de los gobiernos social‐demócratas escandinavos.

Uno de los puntos en que se ha notado de forma más abierta su inclinación socialista es en lo que tiene que ver con el tema de participación del Estado en la provisión de educación, salud y trabajos para todos los habitantes. Gran parte de las leyes que ha apoyado o creado se han enfocado en la protección de grupos de sindicatos y el otorgamiento de mayores beneficios a la clase trabajadora. Igualmente aboga por un sistema de salud y educación en el que el gobierno sea el encargado de costear todos los gastos asociados con estos servicios. Así mismo, en el tema económico es un acérrimo detractor de los tratados de libre comercio, al considerarlos como desventajosos para los trabajadores estadounidenses. Cree así mismo que el gobierno debe encargarse de controlar a Wall Street y poner mayores impuestos a los más ricos, los cuales considera que no colaboran con el resto de la sociedad. Ha sido hasta el día de hoy uno de los críticos más grandes de los alivios dados a las entidades financieras después de la crisis económica de 2008, puesto que considera que fueron ellos quienes ocasionaron dicha crisis y que al día de hoy no han pagado por sus actos. Uno de sus principales puntos para su próxima campaña electoral se centra en los temas de desigualdad salarial y el financiamiento de las campañas políticas en los Estados Unidos.

Con respecto al tema de los latinos en los Estados Unidos, el historial del senador puede ser mixto. Por un lado, el hecho de que ponga tanto énfasis en favorecer a los trabajadores y obreros, abogando por una mayor igualdad puede ir en beneficio de los trabajadores latinos que viven en los Estados Unidos. Por otro lado, su récord con respecto a la inmigración no autorizada de latinos no es tan claro. Para empezar el Senador Sanders fue uno de los primeros en apoyar las acciones ejecutivas del Presidente Obama en temas migratorios. Aunque en un comienzo se opuso a la reforma comprensiva al sistema migratorio que fue aprobada en el Senado en el 2013, decidió votar en su favor cuando se hizo una enmienda en la que se proveían 1,5 billones de dólares para programas estatales y locales para promover el empleo de jóvenes estadounidenses entre los 16 y 24 años.

Sin embargo, su posición tiende a ser menos favorable en lo que tiene que ver con los permisos para trabajadores temporales en los Estados Unidos, puesto que considera que estos trabajadores están potencialmente afectando a la fuerza laboral estadounidense. Así mismo, votó en favor de no informar al gobierno mexicano sobre la localización de miembros del grupo Minuteman Project. Este proyecto consiste en la creación de un grupo de ciudadanos voluntarios que supervisan y vigilan la frontera para capturar/devolver a inmigrantes indocumentados que intentan cruzar la fronteras de California, Texas, Nuevo México y Arizona.

Como hemos visto, el nuevo candidato por el partido demócrata tiene una historia legislativa bastante particular. Por un lado se muestra como un progresista en temas de desigualdad salarial y protección a los trabajadores. Por el otro su récord en tema migratorio aún no es claro, y por lo pronto no parece ser una parte fundamental de su campaña electoral. Es pertinente ver cómo conforme la campaña avanza, su posición se vuelve más clara y mucho menos ambivalente.

El poder de las remesas

El poder de las remesas

Tarjetas de crédito del gobierno pagan por prostíbulos, casinos y sitios de pornografía

Tarjetas de crédito del gobierno pagan por prostíbulos, casinos y sitios de pornografía