Hillary II: Reinventando a la candidata presidencial

Hillary II: Reinventando a la candidata presidencial

David Guzmán Fonseca- En un anuncio que muchos ya daban por seguro, la ex Secretaria de Estado, ex senadora y ex Primera Dama de los Estados Unidos, Hillary Clinton, hizo pública su aspiración a la presidencia estadounidense del 2016. El pasado 12 de abril, a través de un video publicado en las redes sociales y que sería seguido por un trino en la plataforma de Twitter, Clinton hizo oficial que volvería a lanzarse como candidata a la presidencia. Después de su fallido intento en el 2008, en donde perdió la candidatura por el partido demócrata ante el ahora presidente Barack Obama, la candidata busca imponerse en las primarias demócratas para luego ganar en las elecciones generales del próximo año. En el video de 2 minutos y medio divulgado por la campaña de Clinton se muestran las historias de varias personas que se preparan para hacer cambios en sus vidas, resaltando la historia de individuos que representan las bases del partido demócrata: mujeres, grupos raciales y étnicos minoritarios, parejas homosexuales y trabajadores obreros. Lo sorprendente del anuncio es que contrario a anuncios más serios de candidaturas por parte de los candidatos republicanos y de la misma Hillary en las contienda pasada, en este video ésta sólo apareció hasta la segunda mitad del mismo. Con esto, según varios analistas y miembros de la misma campaña, se busca que la campaña se enfoque alrededor de los ciudadanos y sus historias. Muestra de esto es que el eslogan detrás de la campaña es que Clinton desea convertirse en la campeona de todos los estadounidenses, no sólo de unos pocos.

Otra característica nueva de la campaña de Clinton es que contrario a su campaña anterior, se ha abstenido de hacer reuniones multitudinarias y por el contrario se ha enfocado en reuniones mucho más personales. Ejemplo de este nuevo enfoque fue que después de hacer pública su candidatura, su equipo de trabajo y ella manejaron hasta el estado de Iowa en una camioneta a la cual apodaron “Scooby” en honor a la camioneta “Maquina del Misterio” de la caricatura animada Scooby Doo. La distancia entre el hogar de los Clinton en Chappaqua, Nueva York y la población de Monticello, Iowa fue de alrededor de 1,000 millas (unos 1,600 kilometros). Durante el recorrido, Hillary Clinton se detuvo en varios lugares, donde charló con habitantes, se tomó fotos y hasta comió en la famosa cadena de comida Chipotle. Una vez en Monticello en el estado de Iowa, la candidata se sentó con un grupo pequeño de miembros de una universidad técnica (community college), y dialogó con ellos sobre sus dudas, cuestionamientos y opiniones sobre el rumbo de la educación técnica en los Estados Unidos.

De acuerdo con miembros de la campaña, en esta oportunidad la candidata y su equipo no van a dar por sentado sus ventajas en opinión pública y se van a dedicar a trabajar fuerte por cada uno de los votos. Según una encuesta del Huffington Post en conjunto con YouGov del 13 de abril de este año, un 57 por ciento de los encuestados que se describen como demócratas o independientes con tendencias hacia este partido aseguran que Clinton es su candidata favorita. Otra encuesta de Quinnipiac del 21 de abril muestra que en las primarias demócratas, Clinton tiene una ventaja cercano a 50 puntos porcentuales sobre el segundo candidato con mayor favorabilidad (el vicepresidente Joe Biden con 10 por ciento). Sin embargo y a pesar de estos datos favorables, Clinton se ha enfocado en seguir con un tipo de campaña en la que se repita la estrategia aplicada en Iowa. Es decir, reuniones pequeñas, en las que la famosa política pueda presentarse como más cercana a los votantes. Aun así, varios de sus asesores de campaña sugieren que conforme se vayan acercando las primarias y las elecciones generales, el enfoque puede cambiar hacia reuniones mucho más grandes.

Otro aspecto interesante de su nueva candidatura es que en este ocasión parece mostrarse mucho más simpatizante con la comunidad hispana, incluyendo a los inmigrantes indocumentados. De acuerdo con un portavoz que comentó al Huffington Post, la candidata Clinton se encuentra a favor del otorgamiento de licencias de conducción a inmigrantes indocumentados, lo que es cambio significativo a las primarias demócratas del 2012, cuando Hillary dijo oponerse a dicha posibilidad. Efectivamente, desde aquella candidatura sus opiniones con respecto a la comunidad latina han ido evolucionado. En el 2014, cuando el presidente Obama tomó acciones ejecutivas en el tema migratorio, Clinton fue una de las primeras en mostrar su apoyo a tales medidas. Sin embargo, en este mismo año cuando se le consultó sobre el tema del cruce no autorizado de la frontera estadounidense de miles de menores, ella sostuvo que estos debían ser devueltos a sus países.

Al día de hoy, la campaña de Clinton aún se encuentra en sus primeras etapas, pero si su video de lanzamiento es un indicio de lo que hay por venir, su posición frente a la comunidad hispana es promisoria. En este video se incluye una pareja de hermanos latinos, que hablan en español y que dialogan sobre un nuevo negocio que piensan montar. Esto de por sí ya es un punto de partida importante, ya que no sólo se considera la posibilidad de incluir en la campaña presidencial a un grupo cuyo idioma nativo no es el inglés, sino también porque muestra a la comunidad como un grupo de gente emprendedora y que no cae en equivocados estigmas.

Casi 9 millones de migrantes podrían convertirse en estadounidenses

Casi 9 millones de migrantes podrían convertirse en estadounidenses

¿Qué sucedió y qué quedó de la pasada Cumbre de las Américas?

¿Qué sucedió y qué quedó de la pasada Cumbre de las Américas?