La Fiesta Mexicana de Woodburn: tres días de entretenimiento para toda la familia

 Foto: City of Woodburn

Foto: City of Woodburn

Cristina Jácome- Uno de los eventos más esperados del año está a la vuelta de la esquina: se trata de la fiesta mexicana de Woodburn, que ha sido reconocida por el Gobierno del estado y por la organización de festivales de Oregón como el mejor evento cultural mexicano del área.

La fiesta se inició en 1964 con el propósito de expresar gratitud hacia los agricultores y trabajadores, muchos de ellos inmigrantes, por el “fin de la cosecha”. Con el pasar de los años, cincuenta y cinco para ser exactos, se ha convertido en una tradición de la región, tan es así que, en el 2017, la Comisión del Patrimonio de Oregón (Oregon Heritage Commission) votó por unanimidad su inclusión en el Registro Oficial de Tradiciones del estado.

La tradición del festejo mexicano se desarrolla durante tres días (este año del 3 al 5 de agosto), gracias a un grupo de empleados y cientos de voluntarios de la comunidad que lo hacen posible. Allí se presentan artistas de talla internacional, y se ofrecen muestras de arte, cultura y gastronomía originarias de México. Además, hay torneos de fútbol, de lucha libre, presentaciones de danza, artes escénicas, artes visuales y actividades infantiles. También se prepara un desfile que sale del centro de la ciudad (Woodburn Aquatic Center) hacia el área residencial en Legion Park y en el que se ven espectáculos de carros, caballos, bailes tradicionales, bandas de mariachis, caravanas y, al final, se corona a la reina y a su corte.

Dado que uno de los objetivos del evento es subrayar la importancia del desarrollo de líderes, la formación de equipos, de habilidades de comunicación y el servicio a la comunidad, la elección de la reina y su corte implica algunos requisitos. Por ejemplo, los participantes deben completar un entrenamiento de liderazgo que incluya oportunidades para ser mentores, preparación para hablar en público y en entrevistas y asesoramiento para vestirse de forma adecuada de cara a un futuro profesional. Cada participante, además, tiene que comprometerse con un mínimo de dieciséis horas de servicio a la comunidad en alguna organización sin fines de lucro de su elección. Finalmente, compiten para una beca escolar donada por el Chemeketa Community College.

Es importante mencionar que una de las costumbres más significativas del festejo es la de vestir a los niños con los trajes tradicionales de los estados mexicanos de donde provienen sus familiares, lo que le da un colorido especial.

El festival se ha ido consolidando con el tiempo y se ha convertido en parte de la comunidad ya durante varias generaciones. Por ejemplo, Armandina Medina vive en Woodburn desde hace cincuenta y siete años y fue voluntaria en la primera Fiesta Mexicana de 1964; su compromiso y entrega la llevaron a convertirse en maestra de ceremonias del festival el año pasado. Este año, el honor se le ha dado a Nancy Kirksey, quien se mudó a Woodburn en 1975 y desde entonces ha sido líder de su comunidad, pues ha servido varios años en el consejo de la ciudad y como alcaldesa en dos ocasiones. Nancy fungirá como Maestra de Ceremonias de la Fiesta Mexicana 2018 gracias al compromiso que ha mostrado con Woodburn.

Además de lo mencionado, el festejo ofrece entretenimiento de talla internacional. El domingo 5 de agosto se presentará la famosa Banda Machos de Jalisco, México, con música ranchera, quebradita y otros estilos. La agrupación musical, que se ha mantenido unida durante más de veinte años y ha grabado más de veinte álbumes, es de las más populares de Centro América, México y Estados Unidos.

El viernes 3 de agosto la entrada es gratis. El sábado y domingo se pagan 5 dólares después de las 5:00 p. m.

LocalTilde Communications, LLC