PDX: Un aeropuerto de talla internacional con enfoque local

 Foto: Port of Portland, 2018

Foto: Port of Portland, 2018

Cristina Jácome- Las experiencias de los pasajeros y las comodidades que ofrece el Aeropuerto Internacional de Portland (PDX) hacen que sea uno de los más destacados de la nación. El recinto ofrece desde tiendas locales con precios convenientes, hasta un cine donde los usuarios pueden ver cortometrajes mientras esperan su vuelo. Además, se planean mejoras para hacerlo aún más atractivo en los próximos años.

Si alguien decide hacer compras de última hora antes del vuelo no pagará el doble que si las hubiera hecho durante su estadía en la ciudad, y es que en este aeropuerto los precios no son más altos, de hecho, el PDX ofrece los mismos precios de la calle (street pricing), es decir, los costos son los mismos en el aeropuerto que en la ciudad.

En cuanto a la comida, si el pasajero llega a la hora de la cena o simplemente con hambre, antes o después del vuelo, encontrará comida nacional y lo mejor de los restaurantes locales, como, por ejemplo, Laurelwood Brewing Co., famoso por las cervezas artesanales y el café. Otra opción es Tamale Boy, alternativa de estilo mexicano, saludable y conveniente para el bolsillo. También hay tiendas de ropa, como Pendleton Woolen Mills, que muestra la rica herencia de una compañía con más de cien años en Oregón.

El PDX apoya tanto a los pequeños negocios locales, como a los artistas del área, pues ahí se exhiben los mejores pintores, escultores, fotógrafos, ilustradores y artistas visuales de la región. Por ejemplo, en este momento se está exponiendo una extremadamente intrincada e impresionante escultura de LEGO de las famosas Cascadas de Multnomah. La escultura, diseñada y construida por el artista Erik Mattson, tiene 80,000 piezas, mide ocho pies y fue realizada en el lapso de un año.

Algo que distingue a este aeropuerto de otros es que tiene un cine. El Teatro Hollywood del Aeropuerto Internacional de Portland es un microcine para 17 personas, donde se muestran cortometrajes hechos por cineastas de la región. El pasajero puede pasar, relajarse y disfrutar de una o dos películas, hasta tomar su siguiente vuelo. El cine está listo para servir a los usuarios, considerando que el aeropuerto tiene aproximadamente 18 millones de visitantes anuales. En estos momentos se muestran las películas If the Walls Could Talk, The Kid y That First Crush, entre otras. La sala se ubica en la terminal C, después de los puntos de control de seguridad, y es gratis.

Actualmente existen muchos cambios al interior del PDX, y para los próximos años hay varios proyectos que son parte del programa llamado PDXNext, que está en progreso hasta el 2025 y representa más de 2,000 millones de inversión. Una de las ideas es la creación de un nuevo centro de transporte para la renta de autos y estacionamiento público, lo que ayudará a la reducción del tráfico en las vías hacia las terminales y dará más comodidad a los viajeros, antes y después de su vuelo.

Otra mejora será la remodelación del centro de las terminales, que integrará nueva tecnología y creará espacios sismo-resistentes para que la experiencia de los usuarios sea más cómoda y segura desde que registran su equipaje hasta que pasan por los puntos de seguridad. También van a ampliarse las terminales B y E con seis nuevas puertas de salida para que los pasajeros fluyan rápida y eficientemente dentro estas.

Las remodelaciones harán que el aeropuerto crezca y se adapte a la gran demanda de vuelos que tiene cada año. En este momento, el PDX alberga 17 aerolíneas nacionales e internacionales, y ofrece vuelos sin escalas a más de 75 destinos dentro del país y 12 al exterior. En promedio tiene 450 arribos y salidas al día. En el 2017 aumentaron los vuelos internacionales a Londres (en el verano), con Delta, y a la Ciudad de México (todo el año), con Aeroméxico. Dentro del país, en cambio, se han añadido viajes sin escalas a Orlando, a Milwaukee y en el 2018, a Maui, además de los otros destinos a los que ya servían.

Los administradores del aeropuerto afirman que el recinto no solo es parte de la comunidad, sino también un reflejo de ella. Cada uno de los empleados hace todo lo posible para brindar el mejor servicio. La experiencia se completa con el programa de arte y entretenimiento, con tiendas únicas y comida deliciosa, así los viajeros podrán sentir que su estancia en el aeropuerto es una extensión de la visita a la ciudad. El objetivo de los responsables del PDX es dar el mejor servicio a los pasajeros, a las aerolíneas y además proveer un portal a la dinámica vida cultural de la región, con un enfoque especial en el arte del noroeste de los Estados Unidos.

LocalTilde Communications, LLC