La ejemplar demanda del estado de Washington a Motel 6 por discriminación contra latinos

La ejemplar demanda del estado de Washington a Motel 6 por discriminación contra latinos

Foto: Motel 6

Foto: Motel 6

Francisco Machalskys- Que Estados Unidos de Norteamérica es tierra de libertades e inspiración de los principios democráticos y civiles modernos es algo mucho más que bien sabido, colado incluso en el seno de la llamada cultura pop, que lo reproduce insistentemente como eco en canciones, camisetas, afiches y películas. Sin embargo, cuando se conocen actos de justicia como el ejecutado por el fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson, en contra de la cadena de hospedaje económico Motel 6 por procedimientos de naturaleza discriminatoria, se siente un frescor de orgullo ante la determinación de tantos hombres y mujeres que luchan por que tal idea sea más que una frase-cliché y para que, por el contrario, sea garantía de derechos para quienes habitan esta nación en paz y con deseos de superación.

Así, Bob Ferguson, desde la Corte Superior en el condado de King, estado de Washington, demandó a la mencionada cadena motelera por atentar contra el derecho a la privacidad de sus miles de clientes, cuyos datos fueron suministrados noche a noche—luego de completarse el control de registro diario— al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), instancia que dispuso de la información personal de al menos 9,150 usuarios, de los cuales, entre seis y veinte habrían sido detenidos, incluso deportados.

Agregó Ferguson que datos como documentos de identificación, registros de vehículo y número de placas, entre otros, fueron proporcionados por los empleados de, al menos, seis de las 1,500 sucursales de la cadena a los agentes de ICE por espacio de casi dos años, sin autorización de los huéspedes, claro está. El fiscal general de Washington resaltó el hecho de que las autoridades de inmigración involucradas hicieran énfasis en la nacionalidad de las personas investigadas, especialmente en aquellas “con nombres que sonaran latinos”. Según los alegatos de Ferguson para respaldar su demanda, tal hecho representa la violación de dos leyes de dicho estado, como lo son su Ley Contra la Discriminación y su Ley de Protección al Consumidor. Por si fuera poco, la capital de Washington, Seattle, es una de las megalópolis estadounidenses que se oponen a la política migratoria extrema que pretende imponer el presidente Trump, y ha adoptado medidas para proteger a las personas indocumentadas de bien.

El escándalo en torno al caso lo abrió la periodista Antonia Farzan, del diario Phoenix News Times, quien en septiembre de 2017 dio parte del inescrupuloso proceder entre empleados de Motel 6 y agentes del ICE. Asimismo, Farzan, entrevistada en un programa de la cadena televisiva NPR, declaró: “Muchas personas cercanas a Motel 6 reconocieron como normales esos procedimientos de rutina, practicados desde hace tiempo, y que al menos veinte personas en dos de estos moteles habían sido detenidas en consecuencia”. Y la chispa no hizo más que tomar cuerpo con las declaraciones de un empleado de esta cadena, quien aseguró al diario The New Times: “Cada mañana, a las 5 a. m., hacemos la auditoría, apretamos un botón y toda la información llega a manos de ICE”.

Tras esto, personeros de G6 Hospitality LLC, la compañía matriz que maneja este consorcio motelero adquirido por Blackstone Group en 2012 por 1,900 millones de dólares, se mostraron sorprendidos con la noticia suministrada por Antonia Farzan. “Ese procedimiento fue aplicado a espaldas de nuestra administración mayor. Por supuesto que acabaremos con este suministro de información fuera de ley e investigaremos a fondo los hechos”, aseguró Raiza Rehkoff, vocera de G6. Por su parte, la funcionaria de inmigración de Texas, Elaine Martin, se mostró sorprendida con el caso: “Parece bastante inusual. Nunca habíamos oído hablar de compañías que reportaran a ICE en contra de sus propios clientes”. Quizás tal “rareza” tenga que ver con cierta “mala publicidad” que Motel 6 pretenda combatir por medio de colaborar con las autoridades policiales; no en balde, la ciudad de Los Ángeles introdujo una demanda acusando a Motel 6 de ser el epicentro para el tráfico humano, mercadeo de drogas, secuestro y otras actividades delictivas.

Aunque G6 Hospitality LLC aseguró a The Seattle Times haber redactado un memorando prohibiendo a sus empleados facilitar “voluntariamente” información de sus clientes a las autoridades, el mazo imparcial de Bob Ferguson dictó impasible su sentencia, reafirmando el espíritu de igualdad y justicia que reclama como propio la sociedad estadounidense. Sin embargo, no deja de ser llamativo el hecho de que, a pesar de esta develada campaña en contra de “personas con nombres que parezcan latinos”, Motel 6 viene abriéndose cancha en el quehacer turístico latinoamericano a través de su consorcio Estudio 6, con presencia en México, Costa Rica, Panamá y otros países de la región. Como para tenerlo en cuenta…

Miles de inmigrantes salvadoreños pierden su TPS

Miles de inmigrantes salvadoreños pierden su TPS

Conozca las nuevas leyes que entrarán en rigor el próximo 1 de enero en Oregón

Conozca las nuevas leyes que entrarán en rigor el próximo 1 de enero en Oregón