Trump reconoce Jerusalén como capital de Israel  (y cumple así otra de sus promesas electorales)

Trump reconoce Jerusalén como capital de Israel (y cumple así otra de sus promesas electorales)

Jerusalem.jpg

María González Chaves- No pudo hacerlo en mayo y lo hace ahora, Donald Trump reconoce Jerusalén como capital de Israel y manifiesta su intención de trasladar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a la Ciudad Santa; traslado que, por cuestiones logísticas y debido a que habrá que construir una nueva, llevará años. Y con un claro “He decido que es el momento de reconocer oficialmente Jerusalén como capital de Israel” cumple otra de sus promesas electorales, tratando así de contentar a una parte importante de su electorado.

El problema es que la decisión del presidente —que él ha defendido como “un homenaje perfecto de paz”— resulta, cuando menos, polémica y termina con años de diplomacia norteamericana en Oriente Medio; según él, esta debería haberse tomado hace tiempo: “Muchos presidentes dijeron que querían hacer algo y luego no lo hicieron, quizá por falta de valentía o porque cambiaron de opinión” fueron las palabras que empleó Trump para explicar a algunos periodistas el porqué de dicha decisión.

Estados Unidos se convierte así en el único país con embajada en la Ciudad Santa, ya que la ONU, después de la anexión israelí de la parte oriental de la ciudad en 1980, pidió que todos los países retiraran de allí sus sedes diplomáticas.

Es evidente que lo anunciado ayer miércoles por Trump va a traer consecuencias y reacciones, sobre todo de parte de los países árabes, incluso de los aliados de Estados Unidos, como Turquía, Jordania y Arabia Saudí; aunque no solo de estos, sino que el propio papa Francisco, China o Rusia expresaron ayer su preocupación antes las posibles consecuencias que la decisión pueda traer, sobre todo de cara a la estabilidad en la zona. Las fuerzas de seguridad israelíes se preparan para un aumento de la violencia, después de que algunos grupos palestinos ya hayan declarado “tres días de ira y rabia popular”.

Para los palestinos, que reclaman Jerusalén Este como capital de su futuro estado independiente, Jerusalén es un punto clave en su listado de peticiones siempre que ha habido cualquier tipo de negociación de cara a una paz definitiva en el conflicto isralí-palestino. Y para su presidente, Mahmud Abás, Trump, con esta declaración, “ha elegido violar todas las resoluciones y acuerdos internacionales y bilaterales y contradecir el consenso internacional expresado por posiciones de varios países del mundo”. 

Evidentemente, la postura del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, es totalmente opuesta; según él, la decisión de Trump es “un paso importante para la paz porque no hay paz que no incluya Jerusalén como capital del Estado de Israel”.

Alabama elige a Doug Jones, primer senador demócrata desde 1992

Alabama elige a Doug Jones, primer senador demócrata desde 1992

Empieza a desenredarse la madeja del ‘Rusiagate’ con Michael Flynn y su declaratoria de culpabilidad

Empieza a desenredarse la madeja del ‘Rusiagate’ con Michael Flynn y su declaratoria de culpabilidad