Virginia y Nueva Jersey dan un nuevo impulso al Partido Demócrata

Virginia y Nueva Jersey dan un nuevo impulso al Partido Demócrata

2000px-DemocraticLogo.svg.png

María González Chaves- Hoy justo hace un año que Donald Trump se convertía en el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos; victoria, la del magnate republicano, sorprendente desde muchísimos puntos de vista. El Partido Demócrata no pareció o no supo demostrar entonces estar a la altura que se le pedía, y aunque sea tarde, parece que un año después quiere resarcirse de aquella derrota.

Ayer martes, en las que han sido las primeras elecciones desde el triunfo republicano en las presidenciales, los estados de Virginia y Nueva Jersey elegían gobernador, y la ciudad de Nueva York, entre otras, alcalde. Y los tres políticos elegidos para el cargo son representantes demócratas, lo que ha llevado a muchos a interpretar estas votaciones como un vaticinio de lo que sucederá en las elecciones legislativas de 2018 y quizá como medidor de la actual situación política en Estados Unidos —o quizá simplemente se trate de una evidencia más de que el estilo del impopular Donald Trump no gusta demasiado—. ¿Existen posibilidades —se preguntan algunos— de que el poder republicano se vea reducido en el Capitolio en esas futuras elecciones de mitad de mandato?

En el estado clave de Virginia, el vicegobernador Ralph Northam se imponía a Ed Gillespie, antiguo presidente del Comité Nacional Republicano. Si bien en la actualidad la tendencia demócrata es evidente en Virginia, en las últimas semanas las encuestas parecían indicar que esta estaba cambiando y que cualquiera de los dos candidatos podía ganar las elecciones a la gobernación. De haberlo hecho Gillespie, claro partidario del actual presidente, las políticas agresivas de Trump se habrían visto sin duda refrendadas.

En tanto, en el estado de Nueva Jersey, el demócrata Phil Murphy, banquero de Goldman Sachs y embajador en Alemania durante el Gobierno de Obama, ganaba a la vicegobernadora Kim Guadagno por diez puntos. Sin duda, a esta última poco le ha ayudado la impopularidad del gobernador saliente, Chris Christie, en su intento por convertirse en la nueva gobernadora desde el bando republicano.

Los demócratas neoyorquinos también recibían con alegría el triunfo de ayer de Bill de Blasio en las elecciones a la alcaldía de la ciudad, en la que será su renovación en el cargo. De Blasio se presentó en todo momento con unas políticas opuestas a las del actual presidente del país y prometió seguir haciendo de Nueva York una ciudad abierta a los inmigrantes.

En estados como el de Carolina del Norte y Maine, los demócratas también obtenían sendas victorias: en Charlotte, Vi Lyles, alcaldesa interina, derrotó al concejal republicano Kenny Sith; y en Maine, sus ciudadanos decidían unirse a los treinta y dos estados que decidieron ampliar el Medicaid según la Ley de Cuidado de Salud Asequible.

Capítulo aparte merece el estado de Portland, donde en las elecciones celebradas el martes 7 de noviembre, los votantes del distrito de Hillsboro han dado su aprobación —con una baja participación y un 65% de electores a favor frente a un 35% en contra— a la propuesta 34-278 de un bono de 408 millones de dólares para mejoras en varias escuelas de primaria y secundaria; mejoras que pretenden centrarse en la priorización de la seguridad, así como en la renovación y la reparación de los escuelas existentes y la construcción de otras nuevas, dada la creciente demanda de plazas educativas; sin dejar de lado, por supuesto, la modernización en los métodos de enseñanza empleados y el desarrollo tecnológico. Lo importante, además, es que este bono no afectará a los bolsillos de los contribuyentes, teniendo en cuenta que viene a suplir otro existente de la misma cantidad que vence este año. Puede encontrar la información completa al respecto, también en español, en la página web del distrito escolar de Hillsboro: https://www.hsd.k12.or.us

El Portland Community College (PPC), el centro de estudios superiores más grande del estado —con unos 75,000 estudiantes matriculados—, verá también cómo mejoran sus instalaciones, entre otras cosas, gracias a la aprobación de otro bono, este de 185 millones de dólares. S supone quizá la medida más importante en las votaciones del martes en el condado de Multnomah, si bien el distrito impositivo de esta universidad incluye además partes de los condados de Multnomah, Washington, Clackamas, Yamhill y Columbia. Este bono representará un impulso para estudiantes, familias y para toda la comunidad que rodea el centro de trabajo en el noreste de Portland. Lo aprobado ayer viene a sustituir a un bono de 144 millones de dólares que se votó en el año 2000.

Pros y contras de la gira asiática del presidente Trump, la más larga hecha por un mandatario estadounidense en 25 años

Pros y contras de la gira asiática del presidente Trump, la más larga hecha por un mandatario estadounidense en 25 años

La lección que Kate Brown (y otros gobernadores) le está dando al presidente Trump en materia ambiental

La lección que Kate Brown (y otros gobernadores) le está dando al presidente Trump en materia ambiental