Muestra de Laika en el Museo de Portland: ¡anímate a la fantasía!

  Foto : El animador Justin Rasch posiciona a los personajes para una escena de  ParaNorman.  PARANORMAN ©2012, LAIKA, LLC

Foto: El animador Justin Rasch posiciona a los personajes para una escena de ParaNorman. PARANORMAN ©2012, LAIKA, LLC

Ana Stollavagli- ¿Cómo se hizo el “mundo paralelo” del que la valiente Coraline logra rescatar a su familia y a otros niños? ¿Y los monstruos que secuestran chicos y quesos en Los Boxtrolls? ¿Qué hay detrás de las cuerdas mágicas de Kubo? ¿Y de los fantasmas con los que habla el protagonista de ParaNorman?

Si quieren saber las respuestas, no se pierdan la exposición Animando la vida: el arte, la ciencia y la maravilla de Laika, que desde el 14 de octubre y hasta el 20 de mayo del próximo año, mostrará el detrás de la escena de las cuatro grandes creaciones de los estudios de animación en sus doce años de existencia en Oregón.

“El Museo de Arte de Portland y Centro de Cinematografía del Noroeste están encantados de asociarse con LAIKA para presentar las maravillas de esta empresa distinta”, dijeron Brian Ferriso, Marilyn H. y el Dr. Robert B. Pamplin Jr, directivos y curadores de la empresa. Y agregaron: “LAIKA, en su esencia, es un esfuerzo artístico que abraza el pasado y lo infunde con una visión del siglo XXI. El vocabulario estético de LAIKA sigue siendo moldeado por la gente y su singularidad”.

A través de fotografías, videoclips e ilustraciones, los visitantes podrán recorrer “desde adentro” el proceso creativo de la productora. Se enterarán de cómo nació la idea de cada historia, cómo se pensaron y armaron los escenarios mágicos en los que aquellas transcurren, de qué manera se bocetan y fabrican delicadamente cada uno de los títeres con sus coloridos vestuarios ­­—a los que grandes estrellas de Hollywood le prestan la voz—, o cómo usan la técnica cinematográfica stop motion, que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una serie de imágenes fijas sucesivas, y cómo la combinan con la animación en 3D. Una síntesis perfecta entre el trabajo artesanal y minucioso, la imaginación poderosa y la tecnología más avanzada.

Con esta combinación, Laika ha llevado a la pantalla grande sus cuatro producciones animadas, las cuales han sido nominadas a los Premios Óscar. La primera de ellas fue Coraline, en 2009, basada en la novela del escritor británico Neil Gaiman. Cuenta la historia de una niña que descubre en el departamento contiguo al suyo unos “dobles” de sus padres que pueden ser muy peligrosos. En 2012 llegó ParaNorman, la segunda película de Laika y la primera en la que se utilizaron impresoras en color 3D para crear a los personajes. En esta aventura terrorífica y animada, el pequeño Norman Babcock es capaz de comunicarse con los muertos, pero nadie le cree y todos lo ridiculizan, excepto quien se convertirá en su mejor amigo. Y allí estará su difunta abuela para ayudarlo en su lucha contra los zombies y una bruja.

Dos años más tarde fue el turno de Los Boxtrolls, con otro niño, de nombre Eggs, que descubre la verdad en torno a unos pequeños monstruos subterráneos. Y en 2016, arribó a los cines Kubo y las dos cuerdas, que cuenta las hazañas del audaz hijo de un samurái. El director de esta gran producción, Travis Knight, es también presidente y director ejecutivo de Laika: “Creemos que relatar historias es una parte importante de lo que somos. LAIKA abraza nuestro gran privilegio de contarlas creando películas que reúnen a las personas, encienden su imaginación y las inspiran a soñar”.

Knight afirma que todos los que integran la compañía están orgullosos de poder mostrar el proceso creativo a través de esta asociación con el Portland Art Museum, una de las instituciones de arte más grandes del país.

Mientras dure la exposición, el Centro de Cinematografía del Noroeste no solo mostrará el trabajo del estudio, sino que examinará la evolución de las técnicas de animación, habrá exhibición de películas y clases y talleres abiertos a toda la comunidad.

Por menos de 20 dólares y con entrada gratuita para menores de 17 años, grupos de estudiantes y público en general el primer jueves de cada mes, se podrá disfrutar no solo de la magia de Laika, sino también de una docena de exposiciones de otras facetas del cine, videos, documentales, pintura, grabado, escultura, fotografía, indumentaria y arte nativo, entre muchas otras propuestas. Porque, como allí dicen, el arte nos abre a la diversidad de ideas y de caminos para conocernos a nosotros mismos, a nuestra comunidad y al mundo. Una filosofía que se mantiene intacta en los 125 años de vida del museo.

LocalTilde Communications, LLC